del despacho del Senador Estatal Juan "Chuy" Hinojosa


DE DIFUSION INMEDIATA

Contacto: Daniela Santoni (512) 478-9800 - (281) 536-7114
Marzo 30, 2011

Con honor y orgullo

Austin, TX – Siempre es doloroso recordar la Guerra de Vietnam. A través de la historia, los americanos nunca han dudado en luchar por aquello en lo que creen --pelear por nuestras libertades; pero Vietnam fue una guerra diferente, fue controversial y desgarró al país.

La guerra creó una experiencia muy distinta a la de la II Guerra Mundial. Entonces, el país entero se unió en solidaridad para librar al mundo de Hitler y los nazis. Durante Vietnam, el país confundió la controversia política y mortífera guerra con el valor, compromiso y valentía impoluta de los hombres y mujeres que fueron llamados a servir en el sudeste asiático.

Vietnam fue el conflicto militar más largo en la historia de Estados Unidos. Más de 3,000,000 americanos sirvieron durante el conflicto. Perdimos muchos hombres y mujeres –58,000 vidas americanas—y 2,500 soldados permanecen perdidos en acción. Muchos cayeron, incluyendo tres amigos de la secundaria: Walter Langford, Jesús Martínez y Lionel Buentello. Nuestra comunidad perdió a Freddy Gonzales de Edinburg –ganador de la Medalla de Honor al que mataron en Hue. Cada uno de nosotros sintió esas pérdidas a nivel personal.

De los tantos que regresaron de Vietnam, muchos sentimos que no fuimos bienvenidos, ni apreciados, por nuestro valor y coraje al luchar por nuestra libertad. Cuando estamos en guerra, es fácil olvidar que nuestros amigos, vecinos, hijos e hijas, madres y padres, están luchando y sacrificándose por nuestro modo de vida.

Al buscar maneras de reconocer el desinteresado sacrificio de nuestros Veteranos de Vietnam, es importante que no olvidemos sus contribuciones. Los soldados vienen de distintos lugares –New York, Chicago o Texas—pero somos todos americanos luchando por la libertad, luchando por nuestro país.

El “Día de Bienvenida a Nuestros Veteranos de Vietnam en Texas Sur”, el 9 de abril, servirá como ocasión especial para rendir honor a aquellos que dieron su vida por nuestro país, y dar a los que regresaron una bienvenida apropiada. Es esencial recordar a aquellos que no regresan –si recordamos a nuestros soldados, su sacrificio no morirá.

Los veteranos sirvieron a nuestro país con orgullo, y yo continuaré tratando los temas que afectan a nuestros veteranos con el mismo nivel de compromiso. Estoy orgulloso de rendir honor y servir a mis compañeros veteranos de Vietnam, y quiero agradecer a todos los involucrados en LZ:RGV --“Día de Bienvenida a nuestros Veteranos de Vietnam en Texas Sur”—por su apoyo.

Aprendimos una lección importante después de Vietnam. Aprendimos que nuestros soldados necesitan desesperadamente el apoyo de sus familias, de sus comunidades y de su gobierno. No volvamos a cometer ese error. Asegurémonos que los veteranos que regresan a casa en nuestras guerras de hoy reciban una bienvenida respetuosa y alentadora.

Que Dios bendiga a América – Semper Fidelis.

El Senador Juan “Chuy” Hinojosa es un veterano de Vietnam que sirvió a su país como líder de batallón en los U.S. Marines, de 1966 a 1968.

Corporal Colton Family
Hinojosa Monument
Juan Marine Corp Photo

arriba