del despacho del Senador Estatal Juan "Chuy" Hinojosa

COLUMNA DE OPINION
Abril 11, 2006

Apertura de la División de Investigaciones Médicas del Centro Regional Académico de Salud

El 25 de abril será un día memorable para el Valle del Río Grande por la apertura de la División de Investigaciones Médicas del Centro Regional Académico de Salud (RAHC) en Edinburg.

Las instalaciones de 49,437 pies cuadrados alojarán a científicos e investigadores de todo el mundo, los que conducirán una investigación molecular vital sobre algunas de las enfermedades más terriblemente infecciosas y crónicas --como tuberculosis y diabetes, poniendo al Valle del Río Grande en la avanzada de la investigación médica tanto a nivel nacional como internacional.

La División de Investigaciones Médicas del RAHC tendrá 15 científicos en su planta, más numerosos estudiantes que siguen su doctorado. Junto a la división de investigaciones médicas, UTPA ofrecerá un programa cooperativo de farmacia, que será la primera facultad de farmacia de su tipo al sur de San Antonio.

Como legislador representante de los residentes del Valle del Río Grande por casi 20 años, he luchado largo por proveer recursos e instituciones educativas a nuestras comunidades.

Como promotor de la medida SB 606 en la Cámara de Representantes en 1997, mis colegas legisladores del Valle y yo luchamos con la meta de que un día el sur de Texas tendría un establecimiento de investigación y educación médica de primera clase.

Esa meta ha dado frutos después de arduo trabajo y la colaboración de dirigentes locales de gobierno, el Centro de Ciencias Médicas de la Universidad de Texas, legisladores del Valle y nuestras comunidades. Tenemos ahora 47 doctores graduados de la División de Educación Médica de RAHC en Harlingen, y algunos de esos médicos graduados harán ahora su residencia en el Valle, ayudando a resolver la crónica escasez de doctores en la frontera.

La apertura de la División de Investigaciones Médicas del Centro Regional Académico de Salud (RAHC) en Edinburg significará también que el Valle atraerá a nuevos farmacéuticos y científicos, y nuestros hijos tendrán la oportunidad de recibir títulos en Farmacia, Ciencias o Medicina en sus comunidades. También se traducirá en un desarrollo económico significativo para el Valle, ofreciendo empleos a largo plazo y acceso a la multimillonaria industria biotecnológica.

Somos una de las áreas metropolitanas de mayor crecimiento en la nación, y somos una región vital y económicamente dinámica. Como alguien nacido en el Valle del Río Grande y que ha pasado su vida tratando de crear más oportunidades para la frontera, estoy orgulloso de nuestros avances y nuestros logros. El RAHC no sólo nos beneficiará a nosotros hoy sino a futuras generaciones.

arriba