del despacho del Senador Estatal Juan "Chuy" Hinojosa

COLUMNA DE OPINION
Marzo 24, 2006

En lo que concierne a la educación de nuestros niños, fracasar no es una opción

Cuando iba a la escuela de niño, yo era un trabajador agrícola migrante que no hablaba inglés. No hubiera tenido una educación universitaria, un título en leyes, mi entrenamiento como Marine ni mis invaluables experiencias como legislador estatal si no hubiera sido por los increíbles maestros que tuve de niño. Estos maestros se tomaron el tiempo de enseñarme inglés, lectura y escritura. Estos maestros también me dieron la base sobre la que construir, tanto en la escuela como en la vida.

Este mes, la legislatura retorna a Austin para tratar una vez más el deficiente sistema de financiamiento a la educación. Esta vez, la Corte Suprema de Texas nos dio plazo hasta el 1º de junio.

La legislatura ha tratado y fracasado varias veces en reestructurar tanto el sistema impositivo que paga por las escuelas como el método que determina cómo se usará el dinero recaudado. Estos son temas complicados que nos afectan a todos, y no nos podemos dar el lujo de distraernos con las llamadas “reformas” --como vouchers (para escuelas privadas) o elecciones de juntas educativas--que algunos grupos tratarán de inyectar en la discusión. Tampoco podemos tentarnos a usar el superávit estatal de 4 billones de dólares como manera rápida de arreglar un problema que requiere una solución a largo plazo, no una forma conveniente para que la legislatura se autocongratule.

Está claro para mí que nuestras escuelas necesitan nuevos fondos. Necesitan nuevos fondos para aumentar el salario a los maestros. Necesitan nuevos fondos para edificios y materiales. Necesitan nuevos fondos para el aumento en costos de transporte y energía. Necesitan nuevos fondos para cumplir con los niveles académicos impuestos por el gobierno federal y el estatal.

Al mismo tiempo, los tejanos necesitan un alivio con el impuesto a la propiedad. Los tejanos con los que hablo están dispuestos a pagar por escuelas públicas buenas, pero están hartos de ser gravados al límite mientras que la estructura impositiva del estado permite a muchos eximirse de pagar su parte.

Yo apoyo un impuesto a los negocios de base amplia y equitativo, que elimine las actuales escapatorias de pago que usan ciertas compañías para no contribuir a nuestro sistema educativo. Bajo tal propuesta, el estado aliviaría la carga impositiva de los propietarios, apoyando a las escuelas con ingresos del impuesto a los negocios.

Es importante, pero no suficiente, rebajar el impuesto a la propiedad. Durante la próxima sesión especial, lucharé para aumentar los recursos de las escuelas. Para tener niños brillantes, sanos y felices que se conviertan en profesionales educados y ciudadanos productivos, debemos darle buenas escuelas. Los niños necesitan estar rodeados de maestros motivados y comprometidos que tengan la dedicación y paciencia para enseñar no sólo a los estudiantes más capaces sino a aquellos con problemas de aprendizaje, hogares abusivos, desórdenes de comportamiento, o poco o ningún entendimiento del idioma inglés.

Las escuelas y los maestros trabajan duro para cumplir con los requisitos impuestos por el estado, y los maestros merecen una compensación justa por su trabajo. Asimismo, los niños merecen materiales actualizados, aulas no atestadas y edificaciones permanentes. Estas altas metas contribuirán a la retención de maestros, aumento de tasas de graduación y éxito en la universidad.

Este mes en Austin, los tejanos de todo el estado deben unirse y mostrar, con sus dólares de impuestos, que están dispuestos a pagar el costo necesario que conllevan los invaluables resultados que los maestros y las escuelas pueden producir en la vida de nuestros niños.

Fracasar no es una opción.

El Senador Estatal Juan “Chuy” Hinojosa (D-McAllen) representa a los residentes del Distrito Senatorial 20, el que comprende los condados Nueces, Hidalgo, Brooks y Jim Wells.

arriba