Senador Robert F. "Bob" Deuell
Senado de Texas
Distrito 2

DE DIFUSION INMEDIATA
4 de febrero, 2005

NOVEDADES DEL CAPITOLIO

Temas de la Legislatura
Metanfetaminas

AUSTIN – En esta Sesión 79º, ya se han presentado varias medidas que tratan el creciente problema de la producción de metanfetaminas. Como miembro del Comité Senatorial de Salud y Servicios Sociales, estaré examinando estas medidas, y tengo fe en que la Legislatura hallará la manera de tratar este problema. Este artículo fue tomado de la publicación “Issues Facing the 79th Legislature” (Temas enfrentados por la Legislatura 79º) del Senate Research Cencer (Centro Senatorial de Investigaciones), y trataré más temas de este informe en futuras Novedades del Capitolio. Para ver el informe completo, visite (en inglés) www.senate.state.tx.us, o llame a mi oficina para obtener una copia.

Laboratorios de metanfetaminas en la frontera de Texas y Oklahoma

El abuso de mentanfetaminas es un serio y creciente problema en los Estados Unidos. La metanfetamina es un estimulante altamente adictivo del sistema nervioso central, producida fácilmente en laboratorios caseros, usando ingredientes baratos y obtenibles sin receta, especialmente los productos pseudoephedrine y ephedrine. Originalmente, era recetada para perder peso o usada para mantenerse despierto o alerta, y aunque esos usos continúan, su abuso se ha convertido en un creciente problema. Según la Encuesta Nacional sobre Abuso de Drogas del 2001, un 4.3% de la población de los EE.UU. (9,600,000 personas) consumieron metanfetaminas por lo menos una vez, con el mayor porcentaje de consumidores en el grupo de los 18 a 25 años de edad.

Las agencias policiales se han enfocado en la producción, tráfico y venta ilegal de metanfetaminas. Los laboratorios de metanfetaminas también significan una amenaza a la salud de la gente que está expuesta, especialmente los niños. Además de los peligros de exponer a los niños a los químicos precursores y los vapores de la mezcla y hervor de estos productos, los padres adictos a metanfetaminas podrían maltratar o ignorar a sus hijos. Los niños en estas condiciones podrían experimentar traumas psicológicos y emocionales por la interacción con la policía y el traslado a una adopción temporal si sus padres van a la cárcel.

La metanfetamina tiene efectos tóxicos, y las consecuencias a largo plazo de su abuso incluyen la adicción, ansiedad, comportamiento violento, insomnio y confusión. Los adictos crónicos pueden también mostrar un número de procesos sicóticos, incluyendo alucinaciones auditivas, paranoia, delirio, alteración, y pensamientos suicidas y homicidas. Como otras drogas inyectables, también existe el potencial de contraer VIH, y hepatitis B y C. Aunque la manifestación física de la falta de droga en un consumidor crónico no es tan visible como la de otras drogas adictivas, pueden ocurrir síntomas sicológicos más severos cuando se la deja de usar.

La exposición del feto a la metanfetamina durante el embarazo puede resultar en mayores índices de parto prematuro, complicaciones prenatales y comportamiento neonatal alterado, como extrema irritación y reflejos anormales.

Como otras muchas drogas ilegales, la metanfetamina no se compra y vende generalmente en la calle. La venta de metanfetaminas se hace típicamente de forma menos visible y preconcertada con sus productores. Debido a la disponibilidad de los ingredientes químicos, y la facilidad de obtener la receta e ingredientes en el Internet, muchos consumidores simplemente la preparan en la casa. El desconocimiento del origen de la droga y los agentes farmacológicos usados para producirla hace extremadamente difícil determinar su nivel tóxico, y síntomas y consecuencias resultantes.

Los procesos y químicos usados se encuentran fácilmente y son baratos. Un ingrediente que deben usar los laboratorios de metanfetaminas es la ephedrine o pseudoephedrine, un componente común en medicinas para el resfrío. Varios estados han aprobado legislación requiriendo que tales productos se vendan de forma líquida o en pastillas de gel para desalentar su uso ilícito, o han promulgado leyes para restringir su acceso poniendo tales productos en farmacias o atrás de mostradores, y limitando la cantidad que una persona puede comprar.

Durante la Legislatura 79º, los legisladores de Texas podrían tratar temas como mayores castigos para la producción, tráfico y distribución de metanfetaminas; prevención y tratamiento del abuso de metanfetaminas; y costos asociados con estos temas. Los legisladores también podrían tratar si los programas de tratamiento a la adicción de metanfetaminas serían reembolsados por programas estatales de asistencia y en qué porcentaje; y si las clínicas financiadas por el estado brindarían tales tratamientos. Los legisladores pueden también tratar cómo restringir la venta y acceso a ciertos productos, como medicinas sin receta para el resfrío que contienen pseudoephedrine y son usadas en la producción de metanfetaminas.

Para comunicarse con el Senador Deuell sobre el proceso legislativo, llame a su oficina en el Capitolio: (512) 463-0556, o escriba a: Sen. Bob Deuell, Texas Senate, P.O. Box 12068, Austin, Tx 78711. El sitio Internet del Senado de Texas es www.Senate.state.tx.us. La dirección electrónica del Senador Deuell es: bob.deuell@senate.state.tx.us

arriba