Senador Robert F. "Bob" Deuell
Senado de Texas
Distrito 2

DE DIFUSION INMEDIATA
14 de enero, 2004

NOVEDADES DEL CAPITOLIO

Información sobre aguas subterráneas

AUSTIN – Recientemente tuve el honor de ser nombrado miembro del Comité Senatorial Selecto de Políticas del Agua por el Vicegobernador David Dewhurst. El comité examinará una amplia gama de políticas de recursos de agua, en anticipación de la próxima sesión regular de la legislatura.

Entre las funciones específicas del comité selecto en cuanto a administración y políticas concernientes a aguas subterráneas y de superficie figuran: el papel de gobiernos federal, estatal, regionales y locales en fijar políticas consistentes para el agua; la autoridad de la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas sobre contratos de agua; el papel de la Comisión del Edwards Aquifer; el papel de distritos de conservación del agua subterránea; el proceso regional de planificación del agua; el uso conjuntivo de recursos de agua subterráneas y de superficie; la regla de captura; estándares históricos de uso; infraestructura y financiamiento del agua; transferencias entre cuencas; derechos secundarios (junior) de agua; ahorro; estándares de calidad del agua; preparación para sequía; y comercialización del agua.

En las próximas semanas, detallaré en Novedades del Capitolio algunas de las leyes y regulaciones estatales relativas al agua. Este artículo se enfoca en el agua subterránea, y fue tomado del sitio internet de Educación sobre Recursos Naturales. Para mayor información, visite este sitio: www.texaswater.tamu.edu/index.html.

Aguas subterráneas

El agua que se halla debajo de la superficie de la tierra, en grietas del suelo y rocas, es llamada agua filtrada, o, más comúnmente, agua subterránea. La ley de aguas subterráneas en Texas, fijada por jueces, deriva de la regla inglesa del derecho consuetudinario de “propiedad absoluta”. El agua subterránea pertenece al propietario de la tierra bajo la que se encuentra, y puede ser usada o vendida como propiedad privada. Las cortes de Texas han adoptado, y la Legislatura no ha modificado, la ley consuetudinaria que dispone que el propietario tiene derecho a usar o vender toda el agua que pueda extraer de su propiedad.

Por la aparente naturaleza absoluta de este derecho, la ley del agua en Texas es llamada muchas veces “ley de la bomba más grande”. Las cortes de Texas decretan consistentemente que un propietario tiene derecho a bombear todo el agua que pueda del suelo de su propiedad, independientemente del efecto en los pozos de propietarios vecinos. La presunción legal en Texas es que todas las fuentes de aguas subterráneas son aguas de filtración, en vez de ríos subterráneos. Consecuentemente, el propietario es dueño del agua subterránea hasta que se pruebe indudablemente que la fuente es un río subterráneo.

En cuanto a la ley de propiedad de ríos subterráneos, su estado no está acordado en Texas. Tanto los riachos bajo corrientes como los ríos subterráneos han sido expresamente excluidos de la definición de aguas subterráneas, según Sección 52.001 del Código del Agua de Texas.

La consecuencia de la ley de aguas subterráneas de Texas es que un propietario puede desecar o agotar el pozo de un propietario vecino, sin que éste tenga remedio legal. Las cortes de Texas se han negado a adoptar la regla nacional de “uso razonable” con respecto a las aguas subterráneas.

Excepciones a la regla ‘Propietario Absoluto’. Hay cinco situaciones en las que un propietario en Texas puede iniciar acción legal por interferencia en su derecho al agua subterránea:

  1. Si un vecino adyacente entra ilegalmente a la propiedad para sacar agua, cavando un pozo directamente en la tierra del vecino o excavando un pozo “inclinado” hacia la propiedad adyacente de manera que cruce el límite de las propiedades en el subsuelo, el propietario dañado puede iniciar juicio por invasión de propiedad.
  2. Si existe una actitud maligna o irrazonable en la extracción de agua, con el solo propósito de dañar al propietario vecino.
  3. 3. Cuando un propietario derrocha agua de un pozo artesiano, permitiendo que fluya fuera de la propiedad o se infiltre nuevamente.
  4. Si existe contaminación de agua en el pozo de un propietario. Nadie puede contaminar agua subterránea ilegalmente.
  5. Si hay hundimiento de tierra o daño a la superficie como resultado de un bombeo exagerado y negligente del agua del subsuelo adyacente.

Regulación limitada de aguas subterráneas. La Legislatura de Texas aceptó la propiedad privada de aguas subterráneas filtradas, en legislación aprobada en 1949 y nuevamente en 1985, cuando autorizó el establecimiento de distritos de conservación de aguas subterráneas. Estos distritos tienen generalmente autoridad para promulgar reglas para conservar, proteger, recargar y prevenir el derroche de aguas subterráneas.

Por favor, comuníquese con mi oficina para discutir éste o todo otro tema.

Para comunicarse con el Senador Deuell sobre el proceso legislativo, llame a su oficina en el Capitolio: (512) 463-0556, o escriba a: Sen. Bob Deuell, Texas Senate, P.O. Box 12068, Austin, Tx 78711. El sitio Internet del Senado de Texas es www.Senate.state.tx.us. La dirección electrónica del Senador Deuell es: bob.deuell@senate.state.tx.us

arriba