Senador Robert F. "Bob" Deuell
Senado de Texas
Distrito 2

DE DIFUSION INMEDIATA
19 de agosto, 2003

NOVEDADES DEL CAPITOLIO

Información sobre Enmiendas Constitucionales para próximas elecciones

AUSTIN – Esta semana, continuaré con el análisis de las enmiendas constitucionales propuestas. Las elecciones tendrán lugar el 13 de septiembre, y los tejanos votarán a favor o en contra de 22 enmiendas propuestas a la Constitución de Texas. Este artículo se enfoca en las enmiendas doce y trece. El análisis contenido en estos artículos proviene de "Análisis conciso de las enmiendas constitucionales propuestas", del Consejo Legislativo de Texas. Para leer el documento completo, visite la página Internet del consejo (en inglés): www.tlc.state.tx.us, o comuníquese con mi oficina para obtener una copia.

ENMIENDA N° 12

La enmienda constitucional referente a juicios en lo civil y otras acciones contra doctores y otros proveedores de servicios médicos, que autoriza a la legislatura a establecer límites a los pagos por daños no económicos.

RESUMEN : La propuesta enmienda agregaría la Sección 66 al Artículo III de la Constitución de Texas, que autoriza a la legislatura por estatuto a establecer límites a la responsabilidad legal por todo daño o pérdida causada, de cualquier manera que se caracterice, exceptuando los daños económicos, en demandas por negligencia médica y de otros tipos.

La primera parte de la nueva Sección 66 del Artículo III de la Constitución de Texas autoriza a la legislatura por estatuto a establecer límites en la responsabilidad legal por negligencia médica, en cuanto a tratamientos, falta de tratamiento, o todo otro reclamo por nivel inaceptable de asistencia o seguridad médica, de cualquier manera que se caracterice, que se demanda como causa de, o que contribuye a enfermedad, daños o muerte de una persona. “Daños económicos” se definen como los pagos en compensación por toda pérdida o daño pecuniario. Estos no incluyen las pérdidas o daños, de cualquier manera que se caractericen, causados por dolor físico, sufrimiento o angustia mental, pérdida de consorcio, pérdida de compañía o social, desfiguración o impedimento físico pasados, presentes o futuros. La autoridad estatutaria de la legislatura para disponer límites de responsabilidad legal se aplica independientemente de si la demanda o causa de acción surge bajo o es derivada del derecho consuetudinario, estatuto u otra ley, incluyendo toda demanda o causa de acción basada en agravio indemnizable, contrato o toda otra teoría o combinación de teorías de responsabilidad legal. La demanda o causa de acción incluye demandas por negligencia médica como es definida por la legislatura. Esta primera parte autoriza a la legislatura a determinar los límites de responsabilidad establecidos por ley en la Sesión Regular 2003 de la Legislatura 78°, y por toda sesión regular o especial posterior de la legislatura.

La segunda parte de la nueva Sección 66 del Artículo III de la Constitución de Texas autoriza a la legislatura por estatuto a disponer el límite de responsabilidad legal por todo daño o pérdida, de cualquier manera que se caracterice, que no sean daños económicos, por demandas o causas de acción que no sean de negligencia médica. Esta autorización se aplica independientemente de si la demanda o causa de acción surge bajo o es derivada de ley consuetudinaria, estatuto u otra ley, incluyendo toda demanda o causa de acción basada en agravio indemnizable, contrato o toda otra teoría o combinación de teorías de responsabilidad legal. Esta segunda parte autoriza a la legislatura por estatuto a determinar los límites de responsabilidad legal por demandas y causas de acción que no sean demandas por negligencia médica, solo después del 1° de enero del 2005, y solo con el voto de por lo menos tres quintos de todos los miembros electos a ambas cámaras. El estatuto adoptado por la legislatura debe incluir texto que cite la nueva Sección 66 como autoridad.

Finalmente, la HJR 3 dispone que si los votantes rechazan la propuesta enmienda, las cortes no podrían considerar ningún aspecto del voto por ningún motivo, de ninguna manera ni alcance.

ARGUMENTOS A FAVOR: En el 2003, la legislatura se enfrentó a un serio problema público en la disponibilidad y asequibilidad de seguros adecuados de responsabilidad legal médica y profesional, lo que creó una crisis en los seguros por negligencia médica en Texas. La legislatura halló que esta crisis había tenido un efecto material adverso en la provisión de asistencia médica en Texas, incluyendo una reducción significativa en la disponibilidad de servicios médicos y de asistencia de salud a la población de Texas, y la posibilidad de mayores reducciones. La propuesta enmienda es equilibrada y limitada en el tratamiento de la identificada crisis. No autoriza a la legislatura a limitar el costo económico directo que podría darse por demandas a proveedores de servicios médicos, ni autoriza a la legislatura a limitar de ninguna manera costos económicos indirectos, como pérdida de salario. La enmienda solo autoriza a la legislatura a limitar los daños no económicos, como dolor y sufrimiento --los elementos menos predecibles y más subjetivos en los juicios. Bajo legislación del 2003, el demandante en una demanda por negligencia médica podría recuperar tanto como 750.000 dólares por daños no económicos, y el derecho de una persona a obtener compensación total por la negligencia médica que le causó daños no es afectado excesivamente por permitir a la legislatura imponer tales límites.

En 1977, la legislatura dispuso límites iniciales de responsabilidad legal para la recuperación de daños no económicos en demandas por negligencia médica, y no fue hasta 1988 –once años después—que la Corte Suprema de Justicia halló esos límites inconstitucionales en causas de acción consuetudinaria. El largo período entre la disposición por la legislatura de límites a los daños no económicos y la determinación definitiva sobre constitucionalidad de la Corte Suprema de Texas es inherente al sistema judicial y reduce severamente la efectividad y predicción de todo futuro límite a la responsabilidad legal promulgado por la legislatura. Para promover la predictabilidad y estabilidad en el sistema de justicia civil para doctores, proveedores de servicios médicos, hospitales y otras instituciones de salud, es necesario dar a la legislatura una autoridad constitucional clara para establecer límites por daños no económicos.

Para responder efectivamente a crisis futuras, la enmienda autoriza a la legislatura a adoptar, desde el 1° de enero del 2005, límites a los daños no económicos en juicios que no sean demandas por negligencia médica. Esta autoridad también permitirá a la legislatura adoptar límites de responsabilidad legal que podrían evitar crisis en esas áreas. En reconocimiento a la necesidad de límites en pagos por daños no económicos en juicios, y como un mayor control al poder legislativo, la enmienda dispondría que en juicios que no sean de negligencia médica, la legislatura solo podría limitar los daños no económicos con por lo menos tres quintos del voto de todos los miembros electos en ambas cámaras, en vez de una simple mayoría.

ARGUMENTOS EN CONTRA: La sección 13, Artículo I de la Constitución de Texas, conocida como “provisión de cortes abiertas”, dispone que “las cortes deben ser abiertas, y toda persona que sufre un daño personal a su tierra, posesiones, persona o reputación, debe obtener remedio por debido curso de ley”. Este es un derecho fundamental, contenido en la Carta de Derechos de la Constitución de Texas, y protegido adecuadamente por las cortes. Aun en medio de una crisis en los seguros por negligencia médica en Texas, las cortes son el foro adecuado para determinar la extensión en la que un derecho fundamental puede ser razonablemente restringido. El test establecido por la Corte Suprema de Texas en 1983 es razonable, apropiado y totalmente adecuado: donde todo límite por daños no económicos adoptado por la legislatura es “irrazonable o arbitrario cuando se lo compara con el propósito y base del estatuto”. Bajo la legislación del 2003, el demandante en un juicio por negligencia médica podría recuperar hasta 750.000 dólares por daños no económicos. Tal cifra podría ser adecuada y justa en muchos casos, pero no será adecuada y justa en todos.

Aunque el largo período entre la promulgación de límites a daños no económicos por la legislatura y la determinación definitiva sobre constitucionalidad por la Corte Suprema de Justicia podrá ser, en cierto modo, inherente al sistema judicial, no tendría que llevar tanto tiempo como en el pasado. La constitución de Texas autoriza a la legislatura a disponer una apelación directa a la corte suprema cuando decide que un estatuto es inconstitucional, y la legislación promulgada por la Legislatura 78° dispone tal apelación acelerada.

Aun cuando la crisis en los seguros por negligencia médica en Texas justifica que la legislatura disponga límites a los daños no económicos por demandas de negligencia médica, la legislatura no ha identificado una crisis similar para justificar establecer límites a los daños no económicos en áreas que no sean las de atención médica. En ausencia de una necesidad identificable y crítica, las cortes son el guardián apropiado del derecho fundamental de ser abiertas a la gente para compensar en su totalidad los daños causados. El requisito de que, en juicios que no sean por demandas de negligencia médica, la legislatura solo podrá limitar los daños no económicos por el voto de por lo menos tres quintos de los miembros electos a ambas cámaras, en vez de simple mayoría, no es reemplazo suficiente a la tradicional protección de este derecho fundamental por las cortes.

ENMIENDA N° 13

La enmienda constitucional que permite a condados, ciudades, pueblos y distritos de institutos comunitarios (community college) congelar el impuesto al valor de viviendas de personas discapacitadas, y ancianos y sus esposos/as.

RESUMEN : La propuesta enmienda a la Sección 1-b, Artículo VIII de la Constitución de Texas, agrega la Sub-sección (h) autorizando al cuerpo de gobierno de un condado, municipalidad o distrito de instituto comunitario prohibir aumentos en el impuesto al valor que éstos pueden imponer a propiedades habitadas por sus dueños discapacitados o de 65 años de edad o más. La propuesta enmienda haría que los discapacitados o ancianos se beneficien con el mismo tratamiento en los impuestos de propiedad de condados, municipalidades o distritos de institutos comunitarios, que el que los ancianos reciben actualmente en sus impuestos a la propiedad de distritos de escuelas públicas.

ARGUMENTOS A FAVOR: Debido a la inflación, aumento en el valor de propiedades o aumentos en índices impositivos, los impuestos de condados, municipalidades y distritos de institutos comunitarios han aumentado consistentemente. Los aumentos de impuestos se hacen particularmente difíciles para personas con ingresos fijos, como muchos ancianos o personas discapacitadas. La propuesta enmienda permitiría a funcionarios locales o votantes proteger a los propietarios discapacitados o mayores de 65 años de los aumentos en impuestos de condados, municipalidades o distritos de institutos comunitarios, permitiendo a estas personas conservar sus hogares. La enmienda brinda un método de opción local por el que un condado, municipalidad o distrito de instituto comunitario podría limitar los aumentos de impuestos a residencias de discapacitados o ancianos. La enmienda no requiere a condados, municipalidades o distritos de institutos comunitarios establecer un congelamiento en los impuestos de propiedad, ni la enmienda perdona a incapacitados y ancianos de todos los impuestos que deben pagar al condado, municipalidad y distrito de instituto comunitario. La cantidad de ingresos impositivos que se perderán en años futuros será mínima y puede suplantarse con otras fuentes de ingresos sin aumentar significativamente la carga impositiva de otros contribuyentes.

ARGUMENTOS EN CONTRA: Limitar el monto de los impuestos de condados, municipalidades o distritos de institutos comunitarios a viviendas de propiedad de discapacitados y ancianos no afectaría el total de la carga impositiva del condado, municipalidad o distrito de instituto comunitario, sólo traspasaría la carga impositiva a otros contribuyentes. Limitando los aumentos a impuestos debidos por incapacitados o ancianos en sus propiedades, la enmienda traspasaría injustamente una porción de la carga impositiva a otros propietarios y dueños de otros tipos de propiedad --como los negocios, que no reciben ninguna limitación en los impuestos que pagan. Independientemente de la cantidad de ingresos impositivos que se perderán si la enmienda es adoptada, el condado, municipalidad o distrito de instituto comunitario será forzado a considerar la imposición de más impuestos a otros propietarios para mantener el mismo nivel de servicios que brinda hoy. Como la enmienda dispone que la limitación de impuestos adoptada no podría ser rescindida o anulada, el condado, municipalidad o distrito de instituto comunitario no podrá pedir nunca a sus incapacitados o ancianos que paguen su justa parte del costo incurrido en brindar servicios.

Para comunicarse con el Senador Deuell sobre el proceso legislativo, llame a su oficina en el Capitolio: (512) 463-0556, o escriba a: Sen. Bob Deuell, Texas Senate, P.O. Box 12068, Austin, Tx 78711. El sitio Internet del Senado de Texas es www.Senate.state.tx.us. La dirección electrónica del Senador Deuell es: bob.deuell@senate.state.tx.us

arriba