Senador Robert F. "Bob" Deuell
El Senado de Texas
Distrito 2

DE DIFUSION INMEDIATA
4 de abril de 2003

NOVEDADES DEL CAPITOLIO

Temas a los que se enfrenta la Legislatura 78°

AUSTIN – Recientemente, el Centro de Investigaciones del Senado (SRC) emitió un documento destacando algunos de los temas que mis colegas del Senado y yo trataremos en esta Sesión. Este artículo contiene el informe del Centro de Investigaciones del Senado sobre la asistencia prolongada y la donación de órganos. En artículos siguientes me enfocaré en otras áreas que serán tratadas por la Legislatura. Si desea ver el documento completo, puede hacerlo en la página Internet www.senate.state.tx.us (en inglés), o comunicándose con mi oficina para obtener una copia.

Crecientes costos médicos

El gasto en la salud a nivel nacional está creciendo nuevamente después de casi 20 años de crecimiento negativo; el gasto de salud en general se proyecta será de casi el doble en el año 2011, con el costo de medicinas ocupando una porción cada vez mayor del costo total. El creciente costo de la asistencia médica no solo es un desafío al bienestar fiscal de los estados, empleados, planes de salud y consumidores, sino que podría también reducir el acceso a servicios médicos de millones de americanos.

Los costos de hospitalización representan el mayor componente del gasto total de salud. Los costos de hospitalización crecieron un 5, 9 por ciento anual en el período 1998-2001, casi el doble del índice de inflación. Aunque menor que el índice de crecimiento del gasto de medicinas y atención a pacientes externos, el aumento general de pacientes internos contribuyó con la mayor cifra del aumento del costo de hospitales –un 34 por ciento—durante ese período.

Los hospitales y clínicas de salud que protegen la seguridad pública proveen asistencia a pacientes internos y externos de bajos ingresos, servicios comunitarios como traumatología, unidades de quemados, asistencia intensiva neonatal y educación médica. También proveen asistencia a los no asegurados y aquellos asegurados insuficientemente, y sirven como respuesta inicial a desastres naturales. A pesar del crítico papel de estos hospitales de seguridad pública en la preservación de la salud de la comunidad, su situación financiera sigue siendo precaria. El efecto combinado de los recortes presupuestarios federales, estatales y locales, el creciente costo de los servicios médicos, aumento del número de no asegurados, y los costos asociados con la seguridad patria y preparación para desastres naturales, está exacerbando el problema. La escasez de personal y el aumento del costo de drogas y otros materiales médicos y de cirugía también han contribuido a los problemas que enfrentan los proveedores de salud.

El número de personas no aseguradas ha aumentado significativamente desde principios de la década de los noventa, debido a una combinación de factores, incluyendo la fluctuante inscripción en el programa Medicaid y la reforma a la asistencia pública. La carga de atender a los no asegurados ha caído en los hombros de instituciones que tienen que servir a todos los pacientes, independientemente de si éstos pueden pagar o no. La parte pagada de los costos no reembolsados cubiertos por pagos suplementarios de Medicare y Medicaid, como los pagos de partes desproporcionadas de hospitales (DSH), ha continuado en declive. Entre 1993 y el 2000, el volumen de asistencia ambulatoria en hospitales públicos aumentó en un 20 por ciento; una parte importante de estos servicios no son reembolsados.

Los costos de medicinas bajo receta también están subiendo. Según un reciente informe del Departamento de Salud y Servicios Sociales (DHHS), el gasto nacional en medicinas se triplicó de 1990 al 2000. Algunos estados informan que el gasto en medicinas está aumentando en un 20 por ciento anualmente. En Texas, se proyecta que el costo de medicinas aumente aproximadamente un 11 por ciento por año del 2004 al 2005.

La Legislatura 78° probablemente se enfrente a temas relativos al reembolso a estos proveedores que mantienen la salud pública. La eliminación de la provisión federal del límite al máximo pago (UPL) reducirá los pagos de Medicaid a hospitales y los pagos DSH a Medicaid también serán recortados en el 2003, a menos que el Congreso intervenga. Los recortes de Medicare a hospitales también están siendo considerados. Los legisladores también deberán tratar temas de reembolsos a la provisión de asistencia primaria y de especialistas a pacientes externos no asegurados, incluyendo el apoyo a estos servicios con financiación directa de la asistencia a pacientes externos.

El pedido del presupuesto base para agencias de salud y servicios sociales de Texas es de 16,4 billones de dólares en ingresos generales para el bienio fiscal 2004-2005, un aumento de 1,4 billones de dólares por encima del presupuesto 2002-2003. El aumento de los casos en Medicaid y CHIP, la inflación, y los cambios en uso suman 840.400.000 dólares del aumento. La continuación de servicios de asistencia en la comunidad a los niveles del 2003 suman 41.900.000 dólares. El aumento en los costos asociados con mayores niveles de acuidad en residentes de hogares de ancianos y niños en adopción temporal suman 56 millones de dólares. Los ajustes por inflación suman 206 millones de dólares en fondos de ingresos generales.

Para comunicarse con el Senador Deuell sobre el proceso legislativo, llame a su oficina en el Capitolio: (512) 463-0556, o escriba a: Sen. Bob Deuell, Texas Senate, P.O. Box 12068, Austin, Tx 78711. El sitio Internet del Senado de Texas es www.Senate.state.tx.us. La dirección electrónica del Senador Deuell es: bob.deuell@senate.state.tx.us

arriba