Senador Robert F. "Bob" Deuell
El Senado de Texas
Distrito 2

DE DIFUSION INMEDIATA
6 de marzo de 2003

NOVEDADES DEL CAPITOLIO

Temas a los que se enfrenta la Legislatura 78°

AUSTIN – El 4 de marzo, el Juez Primero de la Corte Suprema de Texas Tom Phillips presentó su discurso sobre la Situación de la Magistratura de Texas ante el Senado y Cámara de Representantes, reunidos en sesión conjunta. Durante el mismo, el juez insistió en el debate sobre si Texas debería elegir a sus jueces por votación o si deberían ser nombrados por el gobernador.

En la actualidad, los tejanos eligen sus jueces de apelaciones y juzgados por medio de elecciones partidistas. Sólo otros dos estados, West Virginia y Louisiana, tienen sistemas similares. El Juez Primero Phillips y algunos legisladores en Austin están promoviendo cambiar el sistema por uno de nombramientos y elecciones de retención. Bajo este sistema, el gobernador nombraría a los jueces, y los ciudadanos votarían por retenerlos o rechazarlos. Si los votantes rechazan a un juez, el gobernador nombraría un reemplazante.

Dos obras legislativas, la Resolución Conjunta 33 del Senado y la Resolución Conjunta 63 de la Cámara de Representantes, piden que los jueces de toda Corte Suprema, Corte de Apelaciones Criminales, Corte de Apelaciones y Cortes de Distritos se enfrenten a elecciones de retención no partidistas, donde los votantes dirían “sí” o “no” al finalizar el término de cada juez.

Este artículo se enfoca en el actual debate, ofreciendo algunos argumentos en pro y en contra del sistema.

NOMBRAMIENTO Y RETENCION

Según el Juez Phillips, cuando Texas adoptó elecciones judiciales en 1850, solo había tres jueces de corte suprema y once jueces de juzgados de distrito en todo el estado. Ahora, dice Phillips, largas papeletas de sufragio y campañas de mucho dinero tiran por tierra la intención original de las elecciones judiciales.

Los argumentos de Phillips para este sistema fueron señalados en su discurso a la Legislatura. Algunos de esos argumentos son:

  1. Las elecciones de retención conservarían lo bueno de la elección de jueces y eliminarían lo malo. Las elecciones de retención darían a la mayoría de los votantes mayor control sobre sus jueces del que tienen actualmente, porque la mayoría de las campañas judiciales no tienen opositor y los titulares necesitan solo un voto para ser reelectos.
  2. Las elecciones de retención son no-partidistas, y por lo tanto producirán un voto más deliberado. La mayoría de las victorias o fracasos judiciales se tratan más de partido que de capacidad. Rápidos cambios en demografía y afiliación política aumentarán la rotación de jueces si mantenemos el actual sistema.
  3. Las elecciones de retención minimizarán la necesidad de que jueces participen en campañas millonarias que corroen la confianza pública en el sistema judicial. Según una encuesta de 1998, el 83 por ciento de los tejanos cree que las decisiones judiciales de Texas son “muy” o “bastante” influenciadas por contribuciones a campañas.

El Juez Primero Phillips dijo que podemos terminar con los años de debate sobre este tema si dejamos que la gente decida qué tipo de elecciones prefiere.

ELECCIONES DIRECTAS

El Partido Republicano de Texas (RPT) apoya el actual sistema. Según el RPT, algunos argumentos contra el sistema de nombramiento y retención son:

  1. Los tejanos tienen el derecho constitucional de elegir sus jueces. El sistema actual permite al público elegir quien interpretará nuestras leyes y tomará decisiones que afectan nuestras vidas. Bajo el nuevo sistema, los votantes no podrían elegir a sus jueces. Si un juez es destituido de su cargo, los votantes no tendrían derecho a elegir un nuevo juez.
  2. El sistema de nombramiento y retención socavará la responsabilidad del cargo. Aunque los tejanos podrán seguir destituyendo jueces, la gente no tendría voz en la selección de su reemplazante. El nuevo juez podría no ser mejor que el anterior, y la gente no tendría voz en tal decisión. Además, no hay nada que prevenga al gobernador volver a nombrar un juez que los votantes rechazaron.
  3. El sistema de nombramiento y retención producirá mayores contribuciones a campañas políticas para influenciar el sistema judicial. Como los candidatos judiciales no tendrían una estructura de partido político que apoye su elección, los candidatos tendrían que recaudar aún más dinero para financiar las elecciones de retención. En el caso de bancas abiertas, las contribuciones podrían ser dirigidas a los funcionarios gubernamentales encargados de los nombramientos judiciales.

Los defensores del sistema actual aducen que los críticos no han presentado un argumento sustancial que amerite el implementar un nuevo sistema, y que debemos mantener el derecho que tiene la gente por 153 años.

Para comunicarse con el Senador Deuell sobre el proceso legislativo, llame a su oficina en el Capitolio: (512) 463-0556, o escriba a: Sen. Bob Deuell, Texas Senate, P.O. Box 12068, Austin, Tx 78711. El sitio Internet del Senado de Texas es www.Senate.state.tx.us. La dirección electrónica del Senador Deuell es: bob.deuell@senate.state.tx.us

arriba