COMUNICADOS DE PRENSA
del Senador Carlos Uresti

DE DIFUSION INMEDIATA
Diciembre 10, 2010
CONTACTO:
Mark Langford (210) 932-2568

La Legislatura tiene una segunda oportunidad de aprobar la medida Kristy Appleby para órdenes de protección

El asesinato de Kristy Appleby el año pasado fue una terrible tragedia, incrementada por la penosa posibilidad de que podría haberse prevenido.

El fatal ataque a Kristy expuso un defecto en el estatuto para órdenes de protección en Texas, y, por ella y por otros en riesgo, ese error debe ser corregido.

Antes de que fuera baleada de muerte en el estacionamiento del Hospital de Animales Buverde Creek donde trabajaba, Kristy había pedido una orden de protección contra su futura asesina. Pero la fiscalía del distrito, citando la ley, le negó el pedido porque Kristy y su atacante no eran parte de una relación sentimental. Appleby había salido con el ex marido de la asesina.

En la sesión legislativa de 2009, solo semanas después de morir Kristy, mi oficina trabajó con la policía, fiscales, defensores de violencia doméstica y la valiente familia de Kristy, para crear una medida que cerrara esta brecha en la ley.

Conmovidos con la historia de Kristy, miembros del Senado adoptaron unánimemente una resolución en su memoria y cerraron la sesión ese día en su honor. La medida, que autoriza las órdenes de protección para personas en riesgo de violencia doméstica y que no participan de una relación íntima con su hostigante, se aprobó en el Senado pero, lamentablemente, no así en la cámara baja.

Muy pronto tendremos otra oportunidad.

Mi oficina introdujo anticipadamente la medida SB 116 el 8 de noviembre, el primer día para presentar legislación para la Legislatura 82º que se reúne el mes próximo. Presentándola el primer día, quise enviar un mensaje --a la gente de Texas y a mis colegas en la Legislatura--que ésta es una medida de altísima prioridad para mí.

Y una vez que sea promulgado, el estatuto enviará también un claro mensaje: todo aquel en peligro por una relación rota o disfuncional recibirá la total protección de la ley.

Kristy era una joven vivaz que amaba a su familia y amigos, vivió su vida a pleno y tenía un lugar especial en su corazón para los animales. La ley la abandonó en ese frío día de febrero del 2009 y le negó la posibilidad de proteger su vida. Para aquellos en circunstancias similares, la Legislatura no debe perder esta segunda oportunidad y aprobar esta medida.

Top