COMUNICADOS DE PRENSA
del Senador Carlos Uresti

DE DIFUSION INMEDIATA
Noviembre 19, 2010
CONTACTO:
Mark Langford (210) 932-2568

Acción de Gracias: un día de muchas tradiciones pero un mismo motivo

Para la mayoría de los americanos, el origen del Día de Acción de Gracias conlleva imágenes de colonizadores vestidos de negro compartiendo una cosecha de pavos, maíz y otros alimentos ofrecidos por sus nuevos amigos indios, no lejos del lugar de llegada en Plymouth Rock.

Existe cierta evidencia histórica para esto, pero como las distintas familias en América, diferentes regiones del país tienen sus propias tradiciones del Día de Gracias --y distinto origen.

Resulta que Texas tiene dos, y ninguna está cerca de una playa de arena.

El Paso aduce haber tenido la primer celebración del Día de Acción de Gracias en Norteamérica. Por más de 20 años, los habitantes de El Paso han conmemorado el Día de Gracias celebrado por el explorador español Juan de Oñate y su expedición el 30 de abril de 1598.

Según el Almanaque de Texas, Oñate --cuyo padre descubrió y explotó las minas en Zacatecas, México--iba camino a unas nuevas tierras otorgadas por el virrey de Nueva España. Después de muchas vicisitudes, Oñate ordenó un día de acción de gracias por la sobrevivencia de su expedición cerca de lo que es hoy el Memorial Nacional Chamizal. El Almanaque dice que la fiesta incluyó carne y pescado ofrecido por los nativos de la región.

Un evento importante en la historia de Norteamérica, esa empresa marcó el comienzo de la colonización española del suroeste de Estados Unidos.

Hay una segunda versión sobre el primer día de gracias en Norteamérica, más temprano al de Oñate pero no tan posible históricamente.

En 1959, la Sociedad Hijas de Colonizadores Americanos de Texas erigió un monumento declarando que la primera fiesta de Gracias se dio en mayo de 1541, por Francisco Vázquez de Coronado en Palo Duro Canyon, en el Panhandle de Texas.

Sin embargo, de acuerdo al Almanaque, investigaciones posteriores indican que se recolectaron uvas y nueces para la fiesta, las que no crecen en el cañón. Además, este "Día de Gracias" pudo haber sido realmente una Fiesta de la Ascensión y celebrada mucho más al sur, en la bifurcación del Río Brazos.

Pero sea usted de Texas o Massachusetts o de algún lado en medio, el origen del Día de Acción de Gracias es menos importante que todas las cosas que tenemos para agradecer: nuestras familias, nuestra prosperidad y oportunidades, el espíritu y dedicación de los que sirven a nuestro país por la libertad, y la libertad que tenemos de hablar, venerar y creer que elijamos.

Quiero desearles a todos un feliz Día de Acción de Gracias. Sea cual sea la tradición local o familiar que siga, no deje pasar el día sin recordar la verdadera razón en que se basa. Por todo lo que tenemos, por la lealtad de los amigos, por el amor de la familia y el verdadero regalo de la vida, hay demasiadas cosas de las que estar agradecido.

Top