COMUNICADOS DE PRENSA
del Senador Carlos Uresti

DE DIFUSION INMEDIATA
Junio 4, 2010
CONTACTO:
Mark Langford (210) 932-2568

Saber dos idiomas amplía el camino hacia el éxito

El viejo dicho sobre cooperación y solución de problemas –dos mentes piensan más que una—continúa vigente. Esa misma idea se está convirtiendo en la base de otra sabiduría popular: dos idiomas es mejor que uno.

Debido a los lazos económicos y culturales de Texas con México y nuestra rápidamente cambiante demografía, la diversidad lingüística que siempre ha existido en nuestro estado está haciéndose más común y más importante –tanto social como económicamente.

Esta nueva realidad es evidente dondequiera que vaya en Texas, especialmente en San Antonio y los condados del Distrito Senatorial 19. Lo vemos diariamente en nuestras escuelas, iglesias y lugares de trabajo. Deber ser adoptado y alentado, y una buena manera de hacerlo es a través de la educación de doble idioma.

Actualmente, hay más de 20 escuelas con doble idioma en el distrito, y estos programas ya han demostrado un gran éxito entre niños de minorías étnicas. La capacidad de comunicarse en dos idiomas da a estudiantes la oportunidad de explorar tanto su cultura nativa como la adoptiva, y los conocimientos necesarios para triunfar.

Los beneficios de los programas de doble idioma están forzando a distritos del estado a reconsiderar la educación bilingüe tradicional, donde se enseña a los niños en su idioma nativo mientras hacen la transición hacia el inglés. En estos programas, los estudiantes tienden a perder su idioma nativo. Y cuando esto sucede, se pierde más que las palabras.

Los programas de idioma doble, en cambio, enseñan el contenido académico tanto en el idioma nativo como en inglés. En muchos programas, los niños que solo hablan inglés aprenden español, y niños que solo hablan español aprenden inglés. Tanto uno como el otro aprende en la misma aula.

La inmersión en dos idiomas es claramente más beneficiosa para los estudiantes en Texas, considerado ya como un estado de “mayoría de minorías” y que tendrá una mayoría latina en un breve futuro. Los programas de doble idioma dan mayor valor a las lenguas nativas, aumentan la confianza en sí mismos de los hispanohablantes y hace a latinos y anglos más competitivos en el mercado laboral.

Más y más, los educadores ven la educación de doble idioma como una manera de cerrar la brecha en rendimiento de escuelas públicas entre niños que no hablan inglés y aquellos con fluidez en el idioma. Da a los hispanohablantes la capacidad idiomática que necesitan y enriquecen la vida de los que hablan en inglés y quieren aprender un segundo idioma.

Así que para estudiantes de ambas culturas, los programas de doble idioma fortalecen el conocimiento, entendimiento y respeto mutuo, y amplían el camino de todos para lograr el éxito. En la Texas que se está avecinando, dos idiomas serán mucho mejor que uno.

Top