COMUNICADOS DE PRENSA
del Senador Carlos Uresti

DE DIFUSION INMEDIATA
Fecha: Enero 14, 2008
CONTACTO:
Diana Martínez - (512) 463-0119

Tener comida en la mesa

La frase publicitaria de H-E-B: “Aquí todo es mejor” se puede aplicar a mucho más que los alimentos que compramos. El supermercado basado en San Antonio recibió recientemente el ‘Premio Abarrotero Dorado’ por el distinguido logro de cubrir las necesidades de sus consumidores con bajos ingresos; un premio, estoy encantado de decir, al que lo nominé. H-E-B fue elegido en base a su continuo compromiso por responder al hambre, proveer educación de nutrición a sus clientes y ayudar a la gente a solicitar estampillas o cupones de alimentos, en asociación con la Comisión de Salud y Servicios Sociales de Texas.

Como H-E-B, los cupones son parte vital en las comunidades de Texas, ya que uno de cada cuatro niños participa en el Programa de Estampillas de Alimentos. Según el Departamento de Agricultura de EEUU (USDA), alrededor de la mitad de los americanos dependen de los cupones de alimentos en algún momento de sus vidas, al pasar por tiempos difíciles.

Desafortunadamente, debido a recortes hechos en 1996, el poder de compra de los cupones ha disminuido. Las personas que reciben cupones de alimentos obtienen ahora solo $1 diario por comida, lo que aumenta el riesgo de que las familias se queden sin comer antes de fin de mes o sean forzados a comprar alimentos más baratos y, generalmente, menos sanos.

USDA estima que el 16% de las familias de Texas –más de 3 millones de tejanos—pasan hambre o están en riesgo de hacerlo. Además, Texas tiene el porcentaje más alto de familias en riesgo de pasar hambre en toda la nación. Este es más que un problema individual, es un problema de Texas, ya que el hambre le cuesta al estado más de $9 billones anuales en beneficencia, tratamiento de enfermedades relacionadas a la dieta, y menor productividad económica.

Afortunadamente, el Congreso concluirá pronto una legislación que podría reforzar el Programa de Estampillas de Alimentos. En el próximo año, el Congreso revisará las versiones del Senado y la Cámara de Representantes de la Medida del Agro, y votará una propuesta en ley.

Existe consenso entre la Cámara de Representantes y el Senado sobre la necesidad de mejorar el Programa de Estampillas de Alimentos. Ambas medidas incluyen muchas provisiones claves de nutrición que ayudarán a los millones de tejanos necesitados y en riesgo de pasar hambre –incluyendo mejoras en el valor del beneficio de estampillas de alimentos, mejoras en límites de ingresos obsoletos, ayuda para familias con alto costo de guarderías infantiles, mayores beneficios a ancianos y discapacitados, y nuevos fondos para dispensarios comunitarios de alimentos.

Sin embargo, hay una diferencia crítica entre las dos medidas –prácticamente toda la nueva inversión que haría la medida senatorial desaparecerá después de cinco años, mientras que los cambios en la medida de la cámara baja serían permanentes. La Medida del Agro final debe asegurar que toda mejora en la nutrición es permanente y que existe suficiente dinero disponible para financiarlas. La legislación final también debería adoptar las mejoras de bajo costo al programa que figuran en la versión senatorial, incluyendo provisiones críticas que simplificarían plazos demasiado duros y complicados para trabajadores sin hijos ni empleo, y requerirían a estados justificar el beneficio con respecto al costo de pedir huellas dactilares a solicitantes de estampillas de alimentos.

Como yo, H-E-B reconoce la importancia de los cupones de alimentos. Dedique un momento de su día a escribir o telefonear a sus representantes en el Congreso y hágales saber que le gustaría aprobaran la versión más completa posible de la Medida del Agro. Con su ayuda, podremos mejorar a Texas.

Carlos I. Uresti es el senador del Distrito Senatorial 19, un área de 23 condados a lo largo de la frontera EEUU-México, desde San Antonio al Condado El Paso.

Top