COMUNICADOS DE PRENSA del Senador Carlos Uresti

DE DIFUSION INMEDIATA
Fecha: Mayo 7, 2007
CONTACTO:
Ryan Sullivan (512) 463-0119

Proteger la seguridad de pacientes

Muchas industrias en los Estados Unidos han subcontratado parte o la totalidad de sus negocios en otros países del mundo, donde es más barato operar. Hemos visto esta tendencia en muchos rubros, desde manufacturación a centros de llamadas telefónicas.

La subcontratación tiene beneficios e inconvenientes en casi toda aplicación, pero yo creo que hay un sector que debería excluirse de la tendencia a la subcontratación: la atención médica.

La semana pasada se aprobó unánimemente la medida SB 1391. Esta medida prohibiría a todo plan de salud en Texas requerir a pacientes que viajen fuera de los Estados Unidos para un procedimiento médico. La SB 1391 va ahora a consideración de la Cámara de Representantes.

Cuando más y más americanos optan por viajar a otras partes del mundo buscando servicios médicos más baratos, la palabra clave debería seguir siendo “opción”. Una persona que viaja a Tailandia o México para una operación cosmética menos costosa seguirá teniendo esa libertad bajo la SB 1391. Pero mi propuesta no permitirá que alguien sea forzado a buscar tratamiento médico fuera de este país.

Cuando la empresa y el sector seguros buscan maneras de reducir sus costos de atención médica –y aumentar sus ganancias, no se les debería permitir hacerlo a costa de la seguridad y comodidad del paciente.

Subcontratar la atención médica a otros países crea serios problemas para los pacientes. Aunque los costos podrían ser menores en el extranjero, la diferencia en tratamientos, entrenamiento médico y otros niveles de seguridad podrían significar amenazas para el paciente que se somete a procedimientos médicos. Los pacientes estarían separados de familiares y amigos durante y después del tratamiento, eliminando el apoyo que la mayoría de nosotros necesita para sentirse mejor. El seguimiento médico es difícil de obtener cuando la operación se hace a miles de millas de distancia. Y si algo sale mal, los pacientes tienen que atenerse a un sistema judicial extranjero si deciden iniciar juicio por negligencia médica.

Finalmente, la atención médica subcontratada a otros países drena dólares de salud fuera de los Estados Unidos para mandarlos a otros países. Con tantos hospitales y clínicas que operan con márgenes muy justos en este país, especialmente en regiones rurales y la frontera, debemos enfocarnos en construir mayor capacidad y mantener los dólares de salud en nuestro propio país.

La SB 1391 ayudaría a proteger la seguridad y opciones de pacientes, mientras protegemos la integridad de nuestro sistema de atención médica. Espero continuar mis esfuerzos legislativos en pro de los pacientes de Texas y de nuestro sistema de salud con la aprobación de esta medida en la Cámara de Representantes.

El Senador Estatal Carlos I. Uresti representa al Distrito Senatorial 19. Se pueden comunicar con su oficina en el Capitolio: (512) 463-0119, o la oficina de distrito en San Antonio: (210) 932-2568. La correspondencia puede enviarse a: P.O. Box 12068, Capitol Station, Austin, Texas 78711.

Top