Senador Glenn Hegar

COMUNICADO DE PRENSA
Mayo 10, 2013
Contacto: Lisa Craven
(512) 463-0118

Preparación para la temporada de huracanes 2013

Estamos muy cerca de la temporada de huracanes, a solo seis semanas hasta el 1 de julio, su comienzo oficial. La temporada termina el 30 de noviembre, con un período pico entre mediados de agosto y fines de octubre.

Los expertos dicen que la temporada de huracanes de este año podría ser agitada; la Universidad Estatal de Colorado pronostica cuatro grandes huracanes, nueve regulares y dieciocho tormentas con nombre. Un gran huracán es aquel de categorías 3 a 5, siendo 5 el mayor.

Los pronósticos dicen que el 2013 tendrá una temporada de huracanes superior al promedio, así que es esencial que los tejanos, especialmente en la costa, tengan un plan de evacuación y estén preparados. Con un poco de suerte, una temporada de huracanes más activa este año podría ser lo que Texas necesita. Si podemos evitar un gran desastre y tener simplemente una buena temporada de lluvias, Texas podría revitalizar sus lagos, arroyos y reservas mermadas por la sequía.

Aunque deseamos un cambio a una de las peores sequías en el estado, es importante mantener un alto nivel de preparación e información ante la posibilidad de huracanes. La historia nos enseña que la falta de información nos puede hacer vulnerables a los efectos de un desastre natural.

Los peligros de huracanes vienen en varias formas, incluyendo inundaciones, altas corrientes, fuertes lluvias y vientos, y tornados. "Es fundamental que las familias estén preparadas para la posibilidad de una gran tormenta", dijo el Senador Glenn Hegar. "La Semana Nacional de Preparación para Huracanes del 2013 va del 26 de mayo al 1 de junio, momento perfecto para que todos nosotros formulemos un plan para estar organizados y preparados en caso de ser necesaria una evacuación".

Hay cuatro acciones principales para prepararse para la temporada de huracanes: recabar información, planear y tomar acción, recuperación, y recursos. En cuanto a recabar información, sepa si vive en un área de evacuación; evalúe los riesgos y vulnerabilidad de su casa por vientos, inundación y tormenta; preste atención a las emisiones de alerta y advertencias del Servicio Nacional de Meteorología; y mantenga una lista de contactos para referencia.

Para planear y tomar acción, arme un botiquín con elementos básicos para desastres, desarrolle y documente planes según sus riesgos específicos, y siga lineamientos para resguardar la salud de su comunidad y proteger el medioambiente durante y después de una tormenta. Si va a ser evacuado, revise los Lineamientos de Evacuación de FEMA para darse suficiente tiempo para empacar e informar a familia y amigos si debe abandonar su hogar. Al esperar una tormenta, esté alerta a tornados y el "ojo" calmo de la tormenta, que podría ser engañoso y es seguido de fuertes vientos.

Cuando llegue el momento de la recuperación, espere hasta que el área sea declarada segura antes de volver al hogar y recuerde que recuperarse de un desastre es un proceso gradual. Sepa de sus recursos a toda hora, incluyendo FEMA, la Seguridad del Servicio Nacional de Meteorología, la Cruz Roja Americana y otros. Hay muchos recursos disponibles en Interent que brindan instrumentos para evaluación de peligros, vulnerabilidad y riesgos.

El Senador Hegar concluyó: "La seguridad es siempre la prioridad número uno. Al acercarnos a la temporada de huracanes, asegure que usted y su familia estén preparados, y esperemos que Texas reciba las tan necesarias lluvias que estamos esperando sin los daños por viento y tormenta asociados a estos eventos naturales".


El Senador Hegar sirvió dos términos en la Cámara de Representantes y hoy representa al Distrito 18 del Senado de Texas, el que contiene más de la tercera parte de la costa tejana. Es tejano por sexta generación y se gana la vida trabajando la tierra que tiene su familia desde medidados de los 1800s. Reside actualmente en Katy, Texas con su esposa Dara y sus tres hijos: Claire, Julia y Jonah.

arriba