Senador Glenn Hegar

COMUNICADO DE PRENSA
Junio 29, 2010
Contacto: Lisa Craven
(512) 463-0118

El Senador Glenn Hegar celebra el fallo judicial modelo de la Corte Suprema de EE.UU. hoy, reforzando derechos de la Segunda Enmienda

Austin, Texas – ¡Hoy es un gran día en la historia de América! La Corte Suprema de Estados Unidos afirmó hoy lo que una gran mayoría de tejanos y el público americano saben desde hace mucho.

Los padres de nuestra patria escribieron que la Segunda Enmienda es un derecho individual, y ahora, una mayoría de los miembros de la Corte Suprema han confirmado lo que nuestros padres de la patria escribieron y pretendieron. El derecho de la Segunda Enmienda a tener y portar armas es un derecho individual que se extiende a los cincuenta estados y toda subdivisión política, y de una vez por todas es parte real de la ley constitucional americana.

Esta decisión modelo reivindica a todos los ciudadanos americanos en nuestra nación que siempre han creído que la Segunda Enmienda era un derecho individual que no debería ser violado por gobiernos estatales ni locales, pero cuyas libertadas fueron ignoradas por funcionarios electos excesivos que por muchos años restringieron nuestra Constitución.

Aunque esta decisión es significativa, las decisiones de la Corte Suprema deben resultar en cambios reales en el ejercicio de la ley. Para que una libertad individual signifique algo, el ciudadano debe poder experimentar esa libertad. La intención de los padres de la patria –y ahora la Corte Suprema—fue y es brindar acceso. Los gobiernos estatales y locales que han impuesto indebidas, y ahora inconstitucionales, restricciones, al derecho de todo hombre o mujer respetuoso de la ley, independientemente de dónde viva, a adquirir y/o portar un arma de fuego, debe tomar acción inmediata para revocar esas leyes. Esta decisión debe brindar tranquilidad inmediata a ciudadanos cumplidores de la ley que han sido y continúan siendo privados de sus derechos de la Segunda Enmienda. Hoy, la Corte Suprema dijo que todo americano adulto que respeta la ley tiene el derecho a adquirir y poseer un arma de fuego.

Como presidente de la Bancada Legislativa Deportista aquí en Texas, yo lucharé para asegurar que esta victoria constitucional para todos los americanos no sea transformada en una derrota para los tejanos por jueces activistas liberales, ni consejos municipales desafiantes o políticos equivocados que busquen pervertir, revertir o anular la decisión McDonald de la Corte Suprema por medio de restricciones y regulaciones indebidas que hagan a la Segunda Enmienda inaccesible, inasequible o de alguna manera imposible de ejercer de manera práctica y razonable por tejanos respetuosos de la ley. Eso incluye negar el derecho de tejanos a protegerse, prohibiéndoles mantener un arma de fuego con posesión legal en su vehículo personal estacionado en su lugar de trabajo, mientras permanecen en ese lugar.

La Segunda Enmienda es solo una libertad individual cuando los americanos respetuosos de la ley pueden comprar un arma de fuego, mantenerla en su casa o vehículo, y pueden tener total acceso a dicha arma para protegerse ellos y a sus familias, o para cazar o todo otro propósito legal.

Finalmente, es importante notar que McDonald versus City of Chicago fue una decisión de cinco contra cuatro. Si un juez hubiera decidido de distinta manera, aquellos que han buscado por largo tiempo desmantelar la Segunda Enmienda poniendo leyes, restricciones u otro impedimento indebido a la compra y posesión legal de un arma de fuego, hubieran asumido que tenían ahora el apoyo de la máxima corte en la nación para invertir la voluntad de los padres de la patria. Así como importan las palabras en nuestra constitución, importan las elecciones.

Aunque la decisión de hoy es causa de celebración, no debemos contentarnos con esta frágil victoria. Debemos continuar trabajando para elegir legisladores en todo nivel de gobierno que luchen para defender todas nuestras libertades protegidas constitucionalmente, especialmente el derecho de todo americano respetuoso de la ley a poseer y portar armas.

El Senador Hegar sirvió dos términos en la Cámara de Representantes y hoy representa al Distrito Senatorial 18 en el Senado de Texas. Tejano por sexta generación, se dedica a la cosecha de arroz y maíz en tierras que pertenecen a su familia desde mediados de los mil ochocientos. Reside actualmente en Katy, Texas, con su esposa Dara y sus tres hijos: Claire, Julia y Jonah.

arriba