Senador Glenn Hegar

COMUNICADO DE PRENSA
Marzo 25, 2010
Contacto: Lisa Craven
(512) 463-0118

Senador Estatal Glenn Hegar comenta sobre aprobación de legislación federal de atención médica
Republicano de Katy se muestra decepcionado por aprobación de medida federal de salud pero sigue esperanzado de que el procurador general de Texas tendrá éxito en su desafío constitucional

AUSTIN, TEXAS – El Senador Estatal Glenn Hegar respondió hoy a la aprobación el domingo de la supuesta “reforma de salud” por el Congreso de Estados Unidos.

“Estoy sumamente decepcionado de que tantos funcionarios electos en Washington D.C. hayan optado por ignorar los deseos de sus constituyentes aprobando esta medida altamente controversial, poco sólida fiscalmente y peligrosa”, declaró el Senador Hegar. “Aunque apoyo el mejorar el sistema de salud de nuestra nación, esta medida es un gigantesco paso en la dirección equivocada. La legislación aumenta los impuestos, incrementa el gasto del gobierno y continúa expandiendo una ya pesada burocracia. Tal vez lo más alarmante, esta medida muestra la flagrante indiferencia de esta administración por la 10º Enmienda, la soberanía de los estados y la libertad personal de los ciudadanos americanos, requiriendo a Texas y otros estados gravar a sus habitantes para poder financiar mandatos federales y forzando a las personas a adquirir seguro médico o enfrentarse a duras penalidades”, agregó Hegar.

El Senador Hegar también fue crítico con la sumamente partidista naturaleza de la medida y el hecho de que legisladores republicanos fueron dejados fuera de las negociaciones sobre la medida. Hegar también dijo estar consternado de que los líderes de la Casa Blanca y el Congreso no escucharan las advertencias de líderes estatales sobre el impacto que tendría la medida en el Estado de Texas y sus contribuyentes. Hegar dijo que dirigentes de la Comisión de Salud y Servicios Sociales de Texas estiman que la medida costará a los contribuyentes de Texas alrededor de $23 billones durante los próximos diez años, por encima de lo que los tejanos ya pagan en la cobertura de Medicaid a millones de personas.

“A pesar de los mejores esfuerzos de líderes estatales y locales para participar en el proceso y expresar su preocupación sobre el efecto de esta legislación, el Presidente Obama, la Portavoz Pelosi y el líder mayoritario Reid se hicieron los sordos ante líderes de Texas y aprobaron una medida que no solo daña a los contribuyentes sino que es inconstitucional también”, dijo el Senador Hegar. “Ahora, los tejanos debemos decidir cómo protegernos, a nosotros y a nuestros valores”, añadió Hegar.

El Senador Hegar aplaudió la acción del Procurador General de Texas Greg Abbott al desafiar la medida en la corte federal. Él dijo que trabajará para asistir a Abbott en sus esfuerzos, trabajando con sus colegas para aprobar legislación que aclare el derecho de los tejanos a tomar sus decisiones de atención médica sin interferencia del gobierno.

“Yo creo en la Constitución y respetaré la ley”, dijo el Senador Hegar. “Sin embargo, estoy igualmente comprometido a proteger a los trabajadores y contribuyentes tejanos de los efectos negativos de esta extralimitada legislación”, agregó Hegar. “La Legislatura de Texas no está en sesión. Eso significa que no podemos considerar una legislación específica para tratar las ramificaciones de esta nueva ley hasta enero del 2011, a menos que el gobernador ordene una Sesión Especial con ese propósito”, dijo Hegar. Aún así, yo trabajaré de manera cercana durante el período interino con el Procurador Abbott, el Gobernador Perry, el Vicegobernador Dewhurst y mis colegas legisladores para investigar todo medio disponible para defender las libertades individuales de nuestros ciudadanos, proteger la soberanía de nuestro estado y preservar los valores de nuestra gran nación”, concluyó el Senador Hegar.

El Senador Hegar sirvió dos términos en la Cámara de Representantes y hoy representa al Distrito Senatorial 18 en el Senado de Texas. Tejano por sexta generación, se dedica a la cosecha de arroz y maíz en tierras que pertenecen a su familia desde mediados de los mil ochocientos. Reside actualmente en Katy, Texas, con su esposa Dara y sus tres hijos: Claire, Julia y Jonah.

arriba