COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
6 de junio de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Senador Rodney Ellis contesta a demandas de la oposición, renueva pedidos al Gobernador Perry para que firme medida contra ejecución a incapacitados mentales
Pide a gobernador apoyar refuerzo del plan Jeb Bush

AUSTIN – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) contraatacó hoy declaraciones de críticos sobre el impacto que tendría la prohibición de ejecuciones a incapacitados mentales y repitió su llamado al Gobernador Rick Perry para que firme la legislación.

La Cámara de Representantes y el Senado aprobaron el HB 236, la medida promovida por el Diputado Juan Hinojosa (D-McAllen) de la cámara baja, un nuevo plan de prohibición a la ejecución de incapacitados mentales. La propuesta es una versión realzada de una ley apoyada por el Gobernador Jeb Bush de Florida.

“Esto es algo muy simple: usted acepta ejecutar a incapacitados mentales o no”, dijo Ellis. “Los ojos de la nación están puestos en Texas. Texas es el líder mundial en ejecuciones, después sólo de China y el Congo. La legislatura demostró liderazgo y dio un paso al frente por lo que es correcto. Es hora de terminar esta discusión y promulgar la prohibición de ejecuciones a incapacitados mentales”.

Actualmente, 14 estados –Arkansas, Arizona, Colorado, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Maryland, New México, Nebraska, New York, South Dakota, Tennessee y Washington—y el gobierno federal, han aprobado leyes que prohíben la ejecución de personas con incapacidad mental. Otros varios estados, incluyendo Florida y Missouri están por aprobar legislación que prohíbe esta práctica.

Opositores a la legislación han dicho que Texas debería esperar el dictamen de la Suprema Corte de EEUU antes de actuar. Ese argumento fue al menos parcialmente socavado esta semana por el fallo de 6 a 3 que determina que los factores mitigantes de Texas en la decisión Penry fueron inconstitucionales. Los opositores han declarado que el sistema de jurados en Texas sería derrocado por el HB 236. Irónicamente, la legislación mejoraría el Plan Bush, al incorporar el modelo del abogado de distrito sobre una consideración especial del jurado en primera instancia.

Los opositores han clamado que Texas no ejecuta incapacitados mentales. Pero por lo menos seis individuos con incapacidad mental fueron ejecutados en Texas. El último, Oliver Cruz, fue ejecutado al final del año pasado por el entonces Vicegobernador Perry. Finalmente, los opositores han opinado que la prohibición descarrilaría la pena de muerte en Texas. El Proyecto de Ley 236 de la Cámara de Representantes se modela de manera cercana en preceptos de prohibiciones en otros estados, incluyendo los métodos para determinar el retraso mental. Ninguno de los estados que aprobaron la prohibición han sido forzados a terminar con la pena capital.

“Cuando necesitamos un compromiso, observamos a Florida por varias razones. Una, porque es un gran estado sureño considerado muy severo con el crimen. Es un estado con una severa pena de muerte, después sólo de nosotros y Virginia en cuanto a la ejecución de la pena de muerte. Y porque hay un Bush en la mansión del gobernador que mostró liderazgo y dijo a su legislatura que esto era de importancia prioritaria para él. Yo creo que nadie puede decir que Jeb Bush es blando con el crimen.

Una reciente encuesta del Houston Chronicle halló que el 68% de los tejanos apoyan la pena de muerte, pero el 76% se opone a la ejecución de incapacitados mentales. Bajo HB 236, la cadena perpetua se convertiría en la pena máxima que un criminal que se halla es incapacitado mental podría enfrentar si es convicto de un crimen capital. En Texas, se han ejecutado seis convictos deficientes mentales desde 1976.

Top