COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
28 de mayo de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-8393

Legisladores urgen a Perry firmar medida que prohíbe ejecutar a incapacitados mentales
Piden a gobernador apoyar el refuerzo al plan de Jeb Bush

AUSTIN – El Diputado Juan Hinojosa (D-McAllen) y el Senador Rodney Ellis (D-Houston) encabezaron un grupo de legisladores, en un esfuerzo por urgir al Gobernador Rick Perry a que promulgue la legislación que prohibiría la ejecución de los incapacitados mentales.

Este fin de semana, la Cámara de Representantes y el Senado aprobaron el HB 236, un nuevo plan para prohibir la ejecución de los incapacitados mentales. La propuesta es una versión reforzada de una ley recientemente apoyada y aprobada en Florida por el Gobernador Jeb Bush.

“La Legislatura de Texas demostró tremendo liderazgo al llegar a un consenso sobre este altamente difícil y emocional tema”, dijo Ellis. “Es hora de que Texas –el líder mundial en ejecuciones—dé un paso al frente y haga lo que es correcto. Urjo al gobernador Perry a que se una a nosotros y a una amplia mayoría de tejanos, y apoye el esfuerzo por prohibir la ejecución de incapacitados mentales”.

“Esta es una significativa obra legislativa y yo aplaudo al Presidente Hinojosa, al Presidente Ellis y a mis colegas conferencistas por trabajar tan diligentemente en un producto en el que todos coincidamos”, dijo el Senador Mike Moncrief (D-Fort Worth). “Esta no fue una tarea fácil, pero creo que la mayoría de los tejanos se dan cuenta de que la pena de muerte no es una sentencia apropiada para gente que no tiene la capacidad mental de entender verdaderamente las consecuencias de sus acciones”.

Actualmente, 15 estados –Arkansas, Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Kentuchy, Maryland, New México, Nebraska, Nes York, South Dakota, Tennessee y Washington –y el gobierno federal—han promulgado leyes prohibiendo la ejecución de personas con incapacidad mental.

Opositores de la legislación han dicho que Texas debería esperar el dictamen de la Suprema Corte –que tiene planeado fallar sobre la constitucionalidad de ejecutar a criminales con retraso mental—antes de tomar una acción. Pero, en 1989, la Corte Suprema dictamino en Penry versus Lynaugh, que los estados deben mostrar liderazgo en el tema.

“No veo razón de esconderse bajo la toga de la Suprema Corte y esperar a que ésta actúe”, dijo Ellis. “La Legislatura –apoyada por una amplia mayoría de tejanos—dice que no deberíamos ejecutar a los incapacitados mentales. Es hora de que Texas tome una decisión, no se esconda tras la Corte Suprema, y haga lo correcto. Hemos esperado demasiado tiempo”.

Una encuesta reciente del Houston Chronicle halló que el 68% de los tejanos apoyan la pena de muerte, pero el 76% se opone a la ejecución de los incapacitados mentales. Bajo HB 236, la cadena perpetua sería la máxima pena a la que se enfrentaría un criminal que se determina es incapacitado mental, en caso de ser convicto por un crimen capital. En Texas se han ejecutado seis convictos con incapacidad mental desde 1976.

Top