COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
23 de mayo de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Ellis e Hinojosa anuncian progreso en el plan para prohibir la pena de muerte a incapacitados mentales
Comité conferencia acepta fortalecer el plan de Florida

AUSTIN – El Senador Rodney Ellis (D-Houston) y el Diputado Juan Hinojosa (D-McAllen) anunciaron hoy un adelanto en sus esfuerzos por prohibir la ejecución de los incapacitados mentales.

Los legisladores anunciaron que el Comité Conferencia sobre HB 236 aprobó hoy unánimemente un nuevo plan para prohibir la ejecución de incapacitados mentales. La propuesta es una versión levemente modificada de la ley firmada recientemente en Florida por el Gobernador Jeb Bush.

“Estoy muy contento con el fuerte plan de compromiso que hemos adoptado, prohibiendo la ejecución de los incapacitados mentales en Texas”, dijo el Senador Ellis. “Con este proyecto de ley, probamos que podemos ser estrictos con el crimen pero tener una justicia compasiva, aún en el Salvaje Lejano Oeste”.

“Ya reconocemos que el ejecutar niños es una forma de castigo inaceptable”, dijo el Diputado Hinojosa. “Es hora de extender el mismo reconocimiento a los incapacitados mentales, que no reconocen la diferencia entre el bien y el mal”.

La propuesta compromiso para el HB 236 provee dos salvaguardas contra la ejecución de incapacitados mentales. Primero, si el acusado ha pedido la introducción de un asunto específico (de incapacidad), y si éste es probado por evidencia, el asunto específico se someterá al jurado durante la fase de sentencia del juicio. Al jurado se le pregunta específicamente “si el acusado es una persona con retraso mental”. Si el jurado encuentra que el acusado tiene retraso mental, entonces la corte sentenciará al acusado a cadena perpetua.

Segundo, si el jurado encuentra que el acusado no es retrasado mental, el acusado puede inmediatamente peticionar a la corte una audiencia judicial sobre el tema de retraso mental. La corte nombrará dos expertos desinteresados para determinar si el acusado es retrasado mental. Si el juez encuentra por preponderancia de la evidencia que el acusado es retrasado mental, entonces la corte sentenciará al acusado a cadena perpetua.

Como salvaguarda final, la legislación contiene una provisión que prohíbe a una persona que se determina sufre de incapacidad mental a ser sentenciado a muerte.

Previo al acuerdo de hoy, el Senado y la Cámara de Representantes diferían sobre cuál es la mejor manera de tratar la prohibición a la ejecución de incapacitados mentales. Bajo el plan original de la cámara baja, el jurado tomaría la determinación de si el acusado es incapacitado mental, como parte de la fase de sentencia siguiente al juicio. La propuesta del Senado dejaría la determinación en manos del juez, previo al juicio.

Una reciente encuesta del Houston Chronicle halló que el 68% de los tejanos apoya la pena de muerte, pero el 81% se opone a la ejecución de los incapacitados mentales. Bajo HB 236, la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional se convertiría en la máxima pena que puede recibir un incapacitado mental si es convicto de un crimen capital. Actualmente, 15 estados –Arkansas, Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Maryland, Missouri, New México, Nebraska, New York, Tennessee y Washington—y el gobierno federal, han aprobado leyes prohibiendo la ejecución de individuos con retraso mental. En Texas, han sido ejecutados seis convictos con retraso mental desde 1976.

La declaración de retraso mental requiere tres exámenes rigurosos: funcionamiento intelectual general significativamente inferior al promedio, deficiencias en funcionamiento de adaptabilidad, y comienzo de incapacidad previo a la madurez. Si el juez encuentra que el acusado sufre de retraso mental, se procederá con el juicio pero la pena de muerte sería excluida como potencial castigo. Los expertos han mantenido que, en la mayoría de los casos, el retraso mental es diagnosticado profesionalmente temprano en la vida del individuo, mucho antes de que el tema sea presentado en el juicio.

“Es hora de que Texas se levante y prohíba la ejecución de los incapacitados mentales, y no siga ignorando el tema”, dijo Ellis.

“La comunidad internacional y la doméstica condenan desde hace mucho esta práctica incivilizada”, dijo Hinojosa. “Pero hoy hemos respondido a algo aún más importante, los valores de los tejanos. Ya no seguiremos permitiendo que nuestra búsqueda de justicia se convierta en una búsqueda de venganza”.

Top