COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
16 de mayo de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Senado de Texas aprueba prohibir la pena de muerte para incapacitados mentales
Cámara de Representantes debe aprobar cambios antes de que la legislación sea enviada al gobernador

AUSTIN – Por segunda sesión consecutiva, el Senado de Texas ha aprobado legislación para prohibir la pena de muerte a criminales incapacitados mentales. El Senado dio hoy la aprobación final a HB 236 del Diputado Juan Hinojosa (D-McAllen) y el Senador Rodney Ellis (D-Houston), quienes retornan ahora el proyecto de ley al pleno de la Cámara de Representantes para su aprobación final.

“Durante los pasados dos años nuestro sistema de justicia criminal ha estado bajo el microscopio, y a los tejanos no les gusta lo que vieron”, dijo Ellis. “Con este proyecto de ley, Texas –el líder global en ejecuciones—puede enviar al mundo el mensaje de que podemos ser a la vez estrictos y compasivos”.

Una reciente encuesta del Houston Chronicle halló que el 68% de los tejanos apoya la pena de muerte, pero el 81% se opone a la ejecución de los incapacitados mentales. Bajo HB 236, la cadena perpetua sin derecho a libertad condicional se convertiría en la máxima pena que puede recibir un incapacitado mental si es convicto de un crimen capital.

“Yo apoyo la pena de muerte, pero sé que prohibir la pena de muerte para incapacitados mentales es lo correcto”, dijo Ellis. “Una aplastante mayoría de tejanos coinciden que es hora de prohibir esta práctica”.

En la pasada sesión, una legislación similar de Ellis --el SB 326-- fue aprobado por el Senado con un voto de 22 a 8 pero murió en el Comité de Calendario de la Cámara de Representantes. Actualmente, 15 estados –Arkansas, Arizona, Colorado, Florida, Georgia, Indiana, Kansas, Kentucky, Maryland, Missouri, New México, Nebraska, New York, Tennessee y Washington—y el gobierno federal, han aprobado leyes prohibiendo la ejecución de individuos con retraso mental.

En Texas, han sido ejecutados seis convictos con retrasos mentales desde 1976. Bajo HB 236, previo al juicio, el juez tendrá una audiencia para decidir si el acusado es incapacitado mental. La declaración de retraso mental requiere tres exámenes rigurosos: funcionamiento intelectual general significativamente por debajo del promedio, deficiencias en funcionamiento de adaptabilidad, y comienzo de incapacidad previo a la madurez. Si el juez encuentra que el acusado sufre de retraso mental, se procederá con el juicio pero la pena de muerte sería excluida como potencial castigo. Los expertos han mantenido que, en la mayoría de los casos, el retraso mental es diagnosticado profesionalmente temprano en la vida del individuo, mucho antes de que el tema es presentado en el juicio.

“No estamos impartiendo justicia cuando enviamos a la muerte a alguien que no puede entender las consecuencias de sus acciones”, dijo Ellis.

Top