COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
7 de mayo de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Senado aprueba el Acta James Byrd Jr.
Legislación de Thompson y Ellis incrementaría las penas a crímenes motivados por odio o prejuicio

AUSTIN – En un voto histórico, el Senado de Texas aprobó hoy una legislación diseñada para incrementar las penas de crímenes motivados por prejuicios e intolerancia. El voto marca la primera vez que ambas cámaras --la Cámara de Representantes y el Senado de Texas—aprueban legislación que incluye una definición de crímenes de odio enumerados y específicos. El Acta Byrd va ahora al despacho del gobernador para su consideración.

El Senado votó a favor de HB 587, el Acta James Byrd Jr. de Crímenes de Odio, una legislación de la Diputada Senfronia Thompson (D-Houston) y el Senador Rodney Ellis (D-Houston) que incrementa las penas a aquellos crímenes que las cortes prueben son motivados por odio o prejuicio. La medida brindará asistencia financiera a pequeños condados que enjuician asesinatos motivados por prejuicio, aclara la definición de crímen de odio para que la ley de Texas refleje el lenguaje aprobado por la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos en la decisión modelo Wisconsin versus Mitchell, y asigna un fiscal en el despacho del Procurador General como director de crímenes de odio.

“Este es realmente un día histórico para el estado de Texas”, dijo Ellis. “El Senado de Texas ha enviado el mensaje que nuestro estado no es más un paraíso para el odio. Esta legislación ayudará a proteger a todos los tejanos de aquellos que decidan actuar motivados por su odio o prejuicio”.

El Senador Ellis ha liderado la lucha por el castigo de crímenes de odio en Texas. En 1993, logró la aprobación de una legislación que creó el actual estatuto de crímenes de odio y requirió a departamentos de policía locales y de condados a reportar estadísticas de crímenes de odio al Departamento de Seguridad Pública de Texas.

El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio aumentará las penas a este tipo de crimen al nivel siguiente superior, si el jurado concluye durante el juicio que el crimen fue motivado por odio o prejuicio. Por ejemplo, bajo la ley actual, la persona convicta de pintar una esvástica en una sinagoga --un delito Clase B--recibiría una pena máxima de 180 días de cárcel y una multa de 2.000 dólares. Si esta persona es convicta bajo el Acta James Byrd Jr., la pena máxima aumentará a un delito Clase A, con 4.000 dólares de multa y sentencia de un año en prisión.

El actual estatuto de Texas sobre crímenes de odio ha sido criticado como muy vago, muy general e incapaz de pasar por un desafío constitucional por su falta de especificidad en la definición de crimen de odio. El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio mejoraría la ley en Texas al asegurar que la definición de crimen de odio sigue de cerca el lenguaje aprobado por la Suprema Corte de Estados Unidos en el caso tomado como modelo -–Wisconsin versus Mitchell--de 1993. Ese caso define el crimen de odio como uno que la corte prueba ha sido motivado por “la raza, religión, color, incapacidad, orientación sexual, nacionalidad o ancestros” de la víctima. Una legislación que incluyó un texto casi idéntico fue aprobada por la Cámara de Representantes en la pasada sesión y fue aprobada dos veces por el Senado, en 1993 y 1995. Actualmente, 43 estados tienen leyes contra crímenes de odio, incluyendo 21 que incluyen la orientación sexual en su definición.

“Todos los crímenes no son crímenes de odio, como todos los crímenes no son iguales”, dijo Ellis. “¿Qué es peor: causar daños a un buzón o quemar una cruz en el patio de una familia afro-americana? ¿Pintar el nombre de un equipo de fútbol en la pared de una escuela o una esvástica en una sinagoga? El crimen de odio es un acto de terrorismo cuyo blanco es un grupo demográfico entero, y tenemos la obligación de aumentar la pena a esos crímenes y enviar el mensaje de que Texas no tolerará crímenes motivados en odio, ni grandes ni pequeños”.

Aunque los opositores opinan que la ley contra crímenes de odio constituye una privación constitucional a la libertad de palabra, la Corte Suprema de los Estados Unidos ha fallado diferente en repetidas ocasiones. En la decisión Wisconsin versus Mitchell, el Juez Supremo William Rehnquist dictaminó:

“No hallamos mérito en esta opinión . . . (en) la perspectiva de que un ciudadano reprima sus creencias intolerantes o fanáticas por temor a que la evidencia de tales creencias pueda ser introducida en su contra en un juicio, si comete una ofensa seria contra otra persona o propiedad. Esta es simplemente una hipótesis demasiado especulativa para ser apoyada”. (opinión de la Suprema Corte de Estados Unidos, Wisconsin versus Mitchell)

Durante el debate, el Senador Ellis alabó el bipartidismo y coraje de sus colegas en cuanto a esta legislación.

“Me gustaría agradecer en particular a mis colegas republicanos que han hecho de ésta una obra legislativa bipartita”, dijo Ellis. “Ustedes se han unido a sus colegas en la Cámara de Representantes y han tomado una posición valiente hoy aquí. Yo aprecio sinceramente su coraje y su apoyo en este tema. Con el debate de hoy, el Senado se pone nuevamente el manto de liderazgo que es de su herencia”.

El Senador Ellis alabó también el coraje y fortaleza de la familia Byrd y el esfuerzo de sus miembros para unir a los tejanos.

“En 1998, el brutal asesinato de James Byrd Jr. en Jasper –el más horrendo crimen de odio posterior a la era de los derechos civiles—conmocionó a la nación y forzó a los tejanos a mirarse hacia adentro”, dijo Ellis. “Por esa tragedia tan espantosa tuve la oportunidad de conocer y trabajar con una maravillosa familia: los Byrd. La familia Byrd –la mamá Stella, el papá James, la hija Renee, el sobrino Darrell y las hermanas Louvon, Clara, Mary y Melinda—ha mostrado tal fortaleza y firmeza ante la tragedia que es una lección de humildad. Su fortitud y determinación, pienso, nos ha inspirado a todos”.

“Ninguna familia debería pasar por lo que ellos han vivido. Si esta legislación salva a una familia de pasar por el sufrimiento sentido por los Byrd, entonces será un triunfo”.

“Hemos andado un largo camino juntos como tejanos para tratar el problema del odio y la intolerancia. Hoy, hemos dado otro paso juntos en el largo camino por lograr la justicia”.

Top