COMUNICADO DE PRENSA
del despacho del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
2 de mayo de 2001
Contacto: Jeremy Warren
(512) 463-0113

Acta James Byrd Jr. de Crímenes de Odio aprobada por comité senatorial

AUSTIN – El Comité Senatorial de Justicia Criminal aprobó con un voto de 5 a 1 el HB 587 –el Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio. La legislación es elegible ahora para ser considerada por el pleno del Senado.

“El voto de hoy es un paso más hacia nuestro destino final –la promulgación en ley del Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio”, dijo el Senador Ellis. “Tenemos otro gran desafío en frente nuestro, pero tengo confianza en que alcanzaremos la meta”.

El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio clarificaría y reforzaría el actual estatuto contra crímenes de odio en Texas, que ha sido criticado por expertos legales como demasiado vago, general e incapaz de enfrentar un desafío constitucional por falta de especificidad en la definición de crimen de odio. La legislación sigue de cerca el lenguaje aprobado por la Suprema Corte de EEUU en el caso modelo Wisconsin versus Mitchell de 1993. Ese caso define un crimen de odio como uno que se ha probado en corte ha sido motivado por “la raza, religión, color, incapacidad, orientación sexual, nacionalidad o ancestros” de la víctima. Actualmente, 42 estados tienen leyes contra crímenes de odio, incluyendo 21 que incluyen orientación sexual en su definición. Legislación que incluía un texto casi idéntico ha sido aprobada dos veces por la cámara baja y fue aprobada en el Senado en 1993 y 1995.

El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio aumentará la pena por un crimen cometido al nivel inmediato superior si el jurado concluye durante el juicio que el crimen fue motivado por odio. Por ejemplo, bajo la ley actual, la persona convicta de pintar una esvástica en una sinagoga –un delito clase A—sería elegible a una pena máxima de un año en la cárcel y multa de 4.000 dólares. Si es convicta bajo el Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio, la pena máxima pasará a ser la de un crimen con prisión estatal, una multa de 10.000 dólares y sentencia a 10 años.

“No todos los crímenes son crímenes de odio y no todos los crímenes son iguales”, dijo Ellis. “¿Qué es peor, llevarse por delante un buzón o quemar una cruz frente a la casa de una familia afroamericana? ¿Pintar las siglas de un equipo deportivo en la pared de una escuela o una esvástica en una sinagoga? Los crímenes de odio son actos de terrorismo perpetrados contra una comunidad entera, y tenemos la obligación de aumentar la pena de esos crímenes y enviar el mensaje de que Texas no tolerará crímenes de odio, sean grandes o pequeños”.

El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio provee asistencia a condados con poblaciones inferiores a 125.000 habitantes para que paguen costos legales de juicios por asesinatos de odio, clarifica la definición de crimen de odio para adaptar la ley en Texas al lenguaje aprobado por la Suprema Corte de EEUU en la decisión Wisconsin versus Mitchell, y asigna un fiscal en el Despacho del Procurador General como director de crímenes de odio.

“Hace tres años, Jasper, Texas, fue el lugar de uno de los más atroces crímenes de odio posteriores a la era de derechos civiles”, dijo Ellis. “El Acta James Byrd Jr. contra Crímenes de Odio enviará un claro mensaje de que Texas no tolerará a los que cometen crímenes de odio, y probablemente prevendrá el tipo de violencia ocurrida en Jasper”.

Top