Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Abril 4, 2013
Contacto: Rick Svatora, Director de Comunicaciones
(512) 463-0110

La Sen. Davis cuestiona funcionamiento del programa de vouchers para escuelas privadas

AUSTIN - La Senadora Wendy Davis cuestionó hoy repetidamente al presidente del Comité Senatorial de Educación, Senador Dan Patrick, sobre la viabilidad de su plan para mermar $100 millones anuales del tesoro del estado y asignarlos a los vouchers de escuelas privadas, bajo su propuesta SB 23.

"Tengo un profundo respeto por las escuelas privadas e instituciones religiosas y no tengo razón para dudar de su compromiso hacia los estudiantes", dijo la Sen. Davis. "Pero la decisión de asistir a una escuela privada debería ser de las familias de esos estudiantes, no algo que está subsidiado en $100 millones por año.

En un momento en que estamos luchando por revertir el impacto del recorte de $5.4 billones a la educación pública, simplemente no tiene sentido estar discutiendo si drenar más recursos de las escuelas públicas y asignarlos a las escuelas privadas", continuó Davis.

La propuesta del Senador Patrick, referida como "Programa de Becas para Igualdad de Oportunidades en Texas", permitiría que corporaciones deduzcan un 15 por ciento de su pago de impuestos de franquicia si esos fondos se dedican a financiar vouchers de escuelas privadas. La cantidad de la reasignación tendría un techo de $100 millones por año.

Durante el debate, la Sen. Davis declaró que la SB 23 violaría el principio de separación entre Iglesia y Estado. Davis citó a Thomas Jefferson en su Estatuto de Libertad Religiosa en Virginia de 1786, quien expresó que "forzar al individuo a proveer contribuciones de dinero para la propagación de opiniones en las que no cree es pecaminoso y tiránico".

"Estamos abriendo las puertas para que los recursos de contribuyentes sean usados con fines que pueden ser antiéticos para una persona", dijo Davis. "Estamos yendo por un camino peligroso al destinar dinero de contribuyentes para apoyar instituciones religiosas. Aún más, el uso de estos vouchers podrían recibir un escrutinio limitado, lo que temo podría resultar en incumplimiento de estándares e incumplimiento de responsabilidad en la educación de miles de niños en Texas".

Aunque el Presidente Patrick insistió en que los ingresos divertidos del impuesto de franquicia no necesariamente dañarían a escuelas públicas, el hecho de que una gran parte del gasto estatal es usado en la educación pública significa que la pérdida de ingresos afectaría desproporcionadamente al financiamiento de escuelas públicas. Más allá, la cantidad de fondos asignada a los vouchers podría no ser adecuada para cubrir la matrícula total de un estudiante que desea asistir a escuela privada. Muchos de los que rindieron hoy testimonio dijeron que su matrícula es de aproximadamente $12,000 al año.

Muy pocas o ninguna escuela privada en mi distrito senatorial del Condado Tarrant podría tomar a un estudiante por la cantidad del voucher mencionada en la propuesta. Mientras tanto, los distritos escolares podrían ser forzados, nuevamente, a cubrir la pérdida de ingresos estatales", dijo Davis. "Agitar estos vouchers en frente de familias trabajadoras que no cuentan con recursos para mandar a sus hijos a escuela privada --y posiblemente forzarlos a cubrir el costo en forma de mayores impuestos a la propiedad--los dejará sin nada más que una promesa vacía y bolsillos vacíos".

arriba