Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Diciembre 21, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

TCEQ se une al pedido de los senadores Davis y Ellis para proteger decenas de millones en fondos escolares de un viciado pedido de exención impositiva

FORT WORTH – Los senadores Wendy Davis y Rodney Ellis elogiaron hoy al personal de la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ) por proteger potencialmente cientos de millones en fondos de educación pública, ante un erróneo pedido de exención impositiva.

Después de un pedido de los senadores Davis y Ellis por proteger a las escuelas de Texas, TCEQ rechazó una reducción impositiva por control de contaminación solicitada por una compañía refinadora que no cumplió con criterios estatutarios de que brinde beneficios medioambientales in situ. La exención impositiva hubiera ordenado que un distrito escolar fuera de Houston reembolse cientos de millones en impuestos. Fue una decisión crítica porque están pendientes docenas de pedidos similares.

“Los distritos escolares de todo el estado seguro están respirando hoy más tranquilos porque el personal de TCEQ no ha claudicado ante la presión política, y la agencia está rechazando este pedido que podría haber hecho perder potencialmente cientos de millones a las aulas de Texas”, dijo Davis. “Debemos luchar por cada dólar para nuestras escuelas públicas, especialmente después que más de $5 billones en recortes de fondos estatales afectan hoy a nuestros estudiantes”.

Los senadores Davis y Ellis han pedido a TCEQ que rechace el pedido porque la inversión de la compañía no cumplió con la carta o espíritu de una enmienda constitucional de Texas de 1993 que permite exenciones impositivas siempre y cuando la compañía instale equipos para control de contaminación que produzcan beneficios medioambientales in situ. Este mes, los senadores Davis y Ellis presentaron una solicitud formal de opinión al procurador general de Texas para que aclare la ley. En su carta al procurador, dijeron que el pedido no cumple con lineamientos estatutarios de la ley porque “…el equipo en cuestión no provee beneficio medioambiental en el lugar ni cerca”.

En comunicación con TCEQ y la Procuraduría de Texas, los senadores Davis y Ellis dijeron que el pedido de la compañía Valero Energy Corp con base en San Antonio, de ser aprobado, requeriría que un distrito escolar en las afueras de Houston entregue decenas de millones de dólares. Y el pedido de la refinería ante TCEQ podría tener un efecto amplio en el financiamiento escolar de Texas, ya que otras docenas de solicitudes similares a la de Valero permanecen pendientes.

El pedido que fue rechazado hoy por el personal de TCEQ fue introducido por Valero en 2007. Ya había sido rechazado una vez por el personal de TCEQ. Pero esa previa recomendación fue ignorada por el Presidente de TCEQ Bryan Shaw --nombrado político del Gobernador Perry--quien pidió al personal de la agencia que reevaluara la solicitud de Valero. Shaw ha sido criticado como aliado de la industria. Perry ha recibido la segunda mayor donación en Texas de Valero –más de $147,000 de la compañía, su PAC y empleados desde 2004, según el Instituto Nacional de Dinero y Política Estatal. Shaw también se unió a Perry en negaciones públicas de que el cambio climático es causado por humanos, y fue recientemente acusado de censurar un informe medioambiental sobre la Bahía de Galveston por un oceanógrafo de la Universidad Rice, borrando toda referencia a una conexión causal entre la actividad humana y el aumento del nivel del mar o cambios climáticos.

Los senadores Davis y Ellis solicitaron la opinión del procurador para aclarar la intención y aplicación de la ley de 1993, con el fin de asegurar que los contribuyentes y escolares de Texas no sean victimizados por maniobras políticas que anulen las intenciones de la enmienda constitucional.

El Senador Ellis representa al Distrito Senatorial 13 y preside el Comité Senatorial de Organización de Gobierno.

“Esta es una gran victoria para la gente y escolares de Texas”, dijo Ellis. “Me place que TCEQ hiciera lo correcto. Las escuelas de Texas ya están sufriendo por recortes de $5 billones esta sesión; permitir que grandes compañías básicamente roben a nuestros escolares otros $100 millones hubiera sido sumamente injusto”.

arriba