Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Diciembre 8, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

Los Senadores Davis y Ellis piden opinión a procurador general sobre pedido de reducción impositiva que podría costar cientos de millones a escuelas de Texas

AUSTIN, TX – Los Senadores Wendy Davis y Rodney Ellis dicen que la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ) debería rechazar un pedido de reducción impositiva por control de contaminación, pendiente en la agencia porque el equipo en cuestión no aporta beneficios medioambientales in situ.

En un pedido de opinión enviado al procurador general de Texas, los Senadores Davis y Ellis explicaron porqué el pedido no cumple lineamientos estatutarios de una enmienda constitucional de 1993 aprobada por los votantes, y porqué no cumple la intención legislativa de legisladores que pusieron el tema ante los votantes. Ellos dijeron en la carta: “…el equipo en cuestión no porta beneficios medioambientales en el lugar ni cerca de él”.

Los senadores señalaron al procurador que, de aprobarse el pedido, podría significar que un distrito escolar en las afueras de Houston debería decenas de millones de dólares a la compañía Valero Energy Corp. con base en San Antonio. Y el pedido de la compañía refinadora a TCEQ podría tener un amplio impacto en el financiamiento a escuelas de Texas, con docenas de pedidos similares al de Valero todavía pendientes.

El pedido, presentado por Valero en el 2007, fue recomendado para ser rechazado por el personal de la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ). Pero esa recomendación fue ignorada por los políticos nombrados a TCEQ por el Gobernador Perry, que continúan considerando el pedido de reembolso impositivo. La reducción en impuestos a la propiedad que busca la compañía entra dentro de la enmienda constitucional de Texas de 1993, que intentaba crear un beneficio por la instalación de tecnología de control de contaminación in situ.

Bryan Shaw, presidente de TCEQ, el nombrado por Perry que pidió al personal de la agencia reevaluar el pedido de Valero, ha sido criticado como aliado de la industria. Perry ha recibido la segunda más grande donación en Texas de Valero –más de $147,000 de la compañía, su PAC y empleados desde 2004, según el Instituto Nacional sobre Dinero en Política Estatal. Shaw también apoyó a Perry en su negación pública de que el cambio climático es causado por los humanos, y fue recientemente acusado de censurar un informe medioambiental de la Bahía Galveston por un oceanógrafo de la Universidad Rice, quitando toda referencia a que el cambio climático es causado por humanos, y que la actividad humana está causando que suba el nivel del mar.

“Con las escuelas de Texas enfrentando ya recortes de más de $5 billones en los próximos dos años, no podemos darnos el gusto de permitir que maniobras políticas hagan perder aún más recursos para las aulas de nuestros niños”, dijo Davis. “No se deben permitir más favores a amigotes políticos, especialmente cuando pisotean los intereses de nuestros estudiantes en Texas”.

Los senadores Ellis y Davis pidieron la opinión del procurador para aclarar la intención y aplicación de la ley de 1993, con el fin de asegurar que los contribuyentes y estudiantes de Texas no sean víctimas de maniobras políticas que negarían la intención de la enmienda constitucional.

El Senador Ellis representa al Distrito Senatorial 13 y preside el Comité Senatorial de Organización de Gobierno.

“Nuestros niños merecen algo mejor que otro cínico intento de quitarle fondos a la educación”, dijo Ellis. “La decisión de TCEQ arriesgaría que se quitara literalmente millones de dólares a escuelas de Texas, encima de los billones recortados en la última sesión. Ya estamos viendo el impacto de esos recortes en mis escuelas locales. En solo un año, el distrito escolar independiente de Houston, por ejemplo, ha visto un aumento del 51 por ciento en el número de aulas de escuelas primarias que exceden el límite de estudiantes por clase del estado”.

arriba