Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Mayo 23, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

La Senadora Wendy Davis dice que las medidas para los préstamos rápidos son un paso atrás para los tejanos atrapados en préstamos abusivos
Las medidas socavan la ley federal que protege a soldados

AUSTIN, TX – La Senadora Wendy Davis dijo hoy que la Legislatura de Texas cedió a presiones del lobby de $8 millones de los negocios de préstamos rápidos, cuando aprobó la legislación “reforma” al préstamo rápido, que no hace nada importante en cuanto a protección al consumidor.

Davis –optando por registrarse como “presente” pero no votando por las medidas HB 2592 y HB 2594—dijo que se “niega a sancionar estas medidas con un voto favorable” porque, en balance, las medidas “crean más daño que cura”.

Dos enmiendas de comité de último minuto, agregadas después que las medidas se aprobaran en la Cámara de Representantes y se presentaran en el Comité Senatorial de Negocios y Coemercio, permitirían a los prestamistas rápidos usar préstamos de pago en cuotas, los que evaden tasas de interés actuales y restricciones aplicables a los préstamos con cuotas de prestamistas tradicionales. Algunos prestamistas rápidos ya han empezado a usar préstamos con cuotas como manera de cobrar en exceso de 600% de interés a consumidores vulnerables.

“Lo más preocupante”, dijo Davis, “es que con la inclusión en las medidas aprobadas hoy del uso sancionado de estos préstamos con pago en cuotas, los prestamistas rápidos reciben ahora un instrumento legalizado para circunvenir la ley federal que limita el interés que puede cobrarse en préstamos de corto plazo a miembros del servicio militar, que hoy está limitada en 36%”.

Esas protecciones federales existen solo para préstamos de 90 días o menos. “Armados de los mecanismos legales para dar préstamos de pago en cuotas con términos de más de 90 días, los prestamistas rápidos han recibido de la Legislatura de Texas un medio para aprovecharse de algunos de nuestros más valientes hombres y mujeres que sirven en las fuerzas armadas, y cobrarles más del 600% en tasas de interés anual”.

“Cuesta creer que la Legislatura de Texas no tenga suficiente valentía para poner a estas compañías bajo una regulación razonable, cuando los propios clientes a los que sirven están dispuestos a dar su vida para proteger nuestro país”, dijo Davis.

La medida de la Senadora Davis para reformar los préstamos rápidos y los de título de vehículo como garantía (SB 1862) fue aprobada por el Comité Senatorial de Negocios y Comercio pero el pleno del Senado permitió que el lobby de esas compañías mataran la medida. La SB 1862 hubiera limitado los gastos cobrados en préstamos rápidos, hubiera eliminado gastos en las renovaciones, y hubiera requerido que los prestamistas pongan a consumidores en un plan de pago sin gastos adicionales cuando el préstamo se renueva tres veces. La medida también hubiera cerrado una brecha en la ley de Texas que permite a los prestamistas operar sin ninguna supervisión y operar como “organizaciones de servicio de crédito”, que son grupos que ayudan a la gente a reparar su crédito.

Durante la sesión, Davis había reunido a una amplia coalición de tejanos, incluyendo consumidores, grupos de defensa a consumidores, organizaciones de base religiosa, AARP y el Departamento de Defensa, para trabajar con ella en diseñar una reforma seria al sector. Con dos votos menos que una mayoría de 2/3 necesaria para presentar esta reforma a consideración del pleno senatorial, esos esfuerzos de reforma murieron.

“Estoy agradecida por el dedicado servicio que cada una de estas personas y organizaciones ha dado por la causa de reformar el actual sistema de los préstamos rápidos en Texas”, dijo Davis.

Aunque su arduo trabajo logró algunos pequeños pasos para mejorar la supervisión del sector --permitiendo que la Oficina de la Comisión de Crédito al Consumidor (OCCC) en Texas comience a recabar datos del sector por primera vez desde que empezaron a operar en una brecha regulatoria en el 2005--Davis está decepcionada que no se incluyera ninguna reforma en las medidas aprobadas hoy.

“Los prestamistas rápidos pueden seguir operando sin límites en tasas de interés, sin límites en las veces que se puede renovar un préstamo con más gastos, y sin requisitos para que los prestamistas permitan el pago parcial de los préstamos”, dijo Davis, “o sea que la situación actual para los prestatarios seguirá sin ningún cambio”.

“Es mi esperanza”, dijo Davis, “que la legislatura use la información recabada por OCCC durante los próximos dos años para abocarse a una reforma de regulación significativa, aunque no me hago muchas ilusiones. Los lobbistas del sector de préstamos rápidos tienen la llave de este Capitolio, no los consumidores. A la gente pobre y vulnerable en nuestras comunidades que son presa de estas prácticas de préstamos abusivos ni se les ha mostrado dónde esta la puerta de entrada”.

arriba