Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Marzo 21, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

Senadora Wendy Davis progresa en nueva medida contra préstamos que vacían los bolsillos familiares
Esfuerzo apoyado por representantes de grupos religiosos, AARP y militares

AUSTIN, TX – Cuando grupos basados en la fe se demostraron hoy en las escalinatas del Capitolio pidiendo límites a la práctica de préstamos automáticos (Pay Day Loans) y los garantizados por títulos vehiculares en Texas, la Senadora Wendy Davis anunció que está promoviendo una nueva medida (SB 1862) que permitiría la existencia de estos préstamos a corto plazo pero controlaría los abusos que existen en el mercado actual.

Después de reunirse con grupos de consumidores, Davis se encontró con representantes de compañías de préstamos automáticos y de título vehicular durante las pasadas semanas, y consultó con la oficina del Director de Crédito al Consumidor en el estado para hallar puntos en común entre los grupos que abogan por los consumidores y representantes de los prestamistas. Los intereses y tarifas que sumados llegan a un equivalente al 500 por ciento de interés deben desaparecer. Y los consumidores tendrían una ventana de escape en lo que previamente era la trampa de un ciclo de deuda interminable, dijo Davis.

“La solución ofrecida en la SB 1862 permitiría la continuación de este servicio en Texas, como funciona en otros estados donde se han establecido techos en los intereses y otras reglas, disponiendo a la vez reglas razonables sobre términos de pago de préstamos, con el fin de asegurar protecciones adecuadas a los consumidores”, dijo Davis.

El mes pasado, Davis presentó la SB 253, que intenta crear opciones de préstamos justos en Texas, protegiendo mejor a los consumidores que necesitan préstamos alternativos de corto plazo. También introdujo la medida SB 254, que afirmaría el cumplimiento estatal de leyes federales que limitan las tasas de interés en préstamos extendidos a miembros del ejército y sus dependientes, al 36 por ciento. La medida de la Senadora Davis extiende esa misma protección a miembros de la Guardia Nacional de Texas y sus dependientes. Las medidas siguen pendientes en comité, en espera de una audiencia para una medida compromiso.

Publicitados a trabajadores de Texas como una manera de obtener efectivo en materia de minutos, los préstamos automáticos y aquellos con garantía de vehículos suelen atrapar al consumidor en un ciclo de renovación de préstamos, con intereses y cargos que exceden el 500 por ciento del capital original del préstamo, ocultados como tarifas de agente. Los demás prestamistas en Texas están restringidos por requisitos para tasas de interés razonables, y sus consumidores son protegidos por la prohibición constitucional contra la usura excesiva. Los prestamistas automáticos o los de garantía vehicular operan dentro de una brecha en la ley de Texas y hasta ahora han escapado a una supervisión de sus tasas de interés.

“Creo que podemos reconocer el riesgo que presenta el consumidor tradicional de estos préstamos automáticos, pero no permitir ganancias galopantes que se aprovechan del consumidor vulnerable”, dijo Davis.

Las medidas extenderían a los prestamistas automáticos una supervisión similar a la de instituciones tradicionales de préstamos, como bancos y cajas de crédito, bajo el Capítulo 342 del Código de Finanzas de Texas.

La SB 253 de Davis, que cierra la brecha CSO, cuenta con el apoyo del Senador West; el Diputado Tom Craddick promueve una legislación acompañante y tiene el apoyo bipartito de por lo menos 20 autores conjuntos o coautores en la cámara baja. El Diputado Joe Farias presentó en esa cámara la medida acompañante a la SB 254 de Davis.

arriba