Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Enero 19, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

La Senadora Wendy Davis dice que la propuesta presupuestaria de LBB afectaría a casi todo tejano y dañaría la capacidad del estado para competir por empleos

AUSTIN, TX – La Senadora Wendy Davis dijo que el primer borrador del presupuesto 2012-2013 no es bueno para Texas.

La propuesta presupuestaria de 156.4 billones de dólares de la Junta Legislativa del Presupuesto (LBB) presentada anoche a miembros de la cámara baja recortaría $31.1 billones del actual gasto, aún sin considerar el crecimiento demográfico. El presupuesto, creado para la dirigencia de la Cámara de Representantes, reduciría el financiamiento a la educación en $9.8 billones, mientras se espera que el alumnado aumentará en 80,000 estudiantes por año. La propuesta recomienda la eliminación de varios programas de primarias y secundarias, incluyendo subsidios para pre-jardín; iniciativas de lectura, matemáticas y ciencias; revisión de antecedentes criminales de empleados; y laboratorios de ciencias. La educación superior podría perder $1.7 billón en fondos, incluyendo recortes sustanciales a los programas Subsidios de Ecualización en Texas y Becas Texas (asistencia financiera financiada por el estado). Otras recomendaciones presupuestarias incluyen reducir el número de prisioneros mediante liberación temprana; recortar el reembolso de Medicaid a doctores, hospitales y hogares de ancianos en un 10 por ciento; y eliminar la rotación de médicos en práctica familiar y salud pública rural.

“Ante un déficit presupuestario tan dramático, es necesario hacer recortes”, dijo Davis. “Pero el financiamiento a la educación debería ser nuestra mayor prioridad. Tenemos que asegurar que los tejanos estén educados adecuadamente para no perder competitividad en un momento crítico en la recuperación económica de la nación”.

Bajo los niveles actuales de financiamiento, Texas ya está acercándose al fondo en el financiamiento educativo por alumno (ocupando el lugar 44º a nivel nacional), es última en el país en el porcentaje de adultos con diploma de secundaria, y está entre los últimos estados en el porcentaje de graduados de secundaria.

“Mientras que otros estados están compitiendo por dólares para aumentar el financiamiento a la educación, Texas, bajo esta recomendación presupuestaria, estaría empujando para abajo”, señaló Davis.

Davis dijo que todo presupuesto propuesto que no considera el déficit estructural en el financiamiento a la educación creado en el 2005 cuando los legisladores se abocaron a un impuesto a los negocios que no funciona bien, empujará el actual déficit bienal en fondos para educación pública de alrededor de $7 billones hacia futuros presupuestos, indefinidamente.

“Debemos tener una conversación honesta y transparente sobre el déficit en el financiamiento a la educación, que está dejando rezagados a nuestros estudiantes y a la vez sobrecargando al pequeño y mediano negocio en Texas”, dijo Davis.

La senadora dijo que como se proponen recortes para reducir servicios críticos en la educación de nuestros niños y en el tratamiento de los más vulnerables en el estado, los legisladores deberíamos hacer lo posible para aliviar la carga de otras maneras. También debería considerarse proteger el bolsillo de los tejanos bajando el índice de los seguros de propiedad, reduciendo el precio de la electricidad de viviendas y estableciendo reglas justas para prevenir el devastador impacto de los préstamos usureros, señaló Davis.

Independientemente de la sombría situación del presupuesto, Davis pidió a sus colegas legisladores trabajar para cambiar positivamente la vida de futuras familias en Texas y tratar otros temas que tendrán un impacto real en la economía de sus hogares y su calidad de vida.

arriba