Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Enero 10, 2011
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

Senadora Wendy Davis: el enfoque del presupuesto debería estar en creación de empleo, y protección del financiamiento a la educación y a los más vulnerables en el estado

AUSTIN, TX – Después de que la Contralora de Texas anunciara hoy que el estado enfrenta un déficit de 27 billones de dólares en el próximo bienio, la Senadora Wendy Davis insistió en su pedido de fijar prioridades en el debate sobre el próximo presupuesto que protejan el trabajo y creación de empleos, aprovechen al máximo los dólares de contribuyentes, y protejan a los contribuyentes de tener que gastar más a largo plazo para cubrir las necesidades presupuestarias de corto plazo.

Davis dijo que grandes recortes en el gasto estatal podrían ser catastróficos para algunos de los más vulnerables en el estado --como los ancianos en centros de atención a largo plazo, los niños protegidos por el estado y veteranos de guerra que necesitan acceso a tratamientos médicos.

El déficit presupuestario de $27 billones representa más de la tercera parte del gasto discrecional. El gasto discrecional incluye educación, salud y servicios sociales, seguridad pública y justicia en lo criminal, recursos naturales, y negocios y desarrollo económico.

“Para cubrir tal desafío podríamos cerrar toda agencia estatal excepto las de educación y salud y servicios sociales y aún así no cubrir la brecha”, dijo Davis. “Lo que nos dicen estas cifras es que la dirigencia en Austin tiene que tomar algunas decisiones difíciles para mantener a Texas competitiva en una economía en dificultades”.

Propuestas preliminares recomiendan que el estado recorte $5 billones de los $25 billones que invierte en educación –o un 20 por ciento del financiamiento a la educación pública. Texas ocupa hoy el lugar 44º a nivel nacional en su gasto por estudiante de escuelas públicas, mientras que tiene a la vez el segundo mayor crecimiento del estudiantado en el país. Davis advierte que recortar el financiamiento a la educación pública hundiría aún más a Texas y dañaría la capacidad del estado para preparar a sus jóvenes para la universidad y una fuerza laboral competitiva.

Mientras otros estados están compitiendo en la carrera para los primeros puestos en financiamiento a la educación pública, la dirigencia de Texas está empujando a nuestro gran estado para que quede al final”, añadió Davis. “Si esperamos que Texas continúe atrayendo empleos bien remunerados y proteja los empleos que ya tenemos, debemos hacer del financiamiento a la educación una prioridad. La educación es la clave para preparar a nuestra juventud para una economía competitiva y global, y atraer compañías y trabajo a Texas”.

arriba