Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Julio 7, 2010
Contacto: Anthony Spangler, Director de Comunicaciones
(817) 332-3338

La Senadora Wendy Davis dice que estaría más cercano cumplir con requisitos de aire limpio después del cierre de hornos de cemento húmedo

FORT WORTH, TX – El reciente anuncio de que cuatro hornos de cemento con proceso húmedo en Midlothian cerrarían permanentemente es un paso importante para mejorar la calidad del aire y proteger la salud de familias en la región del Condado Tarrant, dijo la Senadora Wendy Davis el miércoles.

Un reciente estudio del Hospital Infantil Cook lleva a preguntarse si la corriente de vientos desde los hornos de cemento en Midlothian podrían estar contribuyendo a la alta incidencia de asma en esas áreas geográficas. Las cifras muestran que uno de cada cuatro niños entre 8 y 9 años en el norte de Texas tiene asma, con el índice más alto en comunidades con vientos provenientes de la dirección de estos hornos de cemento.

“Ésta es una gran victoria para las familias preocupadas por su salud y la de sus hijos porque sabemos que estos hornos de cemento con proceso húmedo estaban contaminando el aire”, añadió la senadora. “Es importante saber que estos hornos de proceso húmedo ya no contribuyen a la calificación de ‘incumplimiento grave’ que enfrenta hoy nuestra región”.

Davis dijo esperar que los otros tres hornos de cemento con proceso húmedo en Midlothian sigan el mismo camino. También señaló que los hornos de cemento deberían implementar tecnología que pueden reducir las emisiones hasta un 85 por ciento, habiendo introducido legislación la última sesión que hubiera creado un examen piloto de la tecnología SCR (Reducción Catalítica Selectiva) en un horno de cemento seco en Midlothian.

La senadora también presentó legislación que hubiera requerido a TxDOT [Departamento de Transportación de Texas] usar solo “cemento verde” –un cemento producido con tecnología seca en vez de húmeda—en proyectos ubicados en el área de incumplimiento de Dallas/Fort Worth. Muchos gobiernos locales ya han optado por implementar estas normas pero fueron demandados por la compañía Ash Grove Cement Co. para evitar cumplirlas. La legislación de Davis hubiera dado a gobiernos locales autoridad explícita para adquirir cemento verde para sus propios proyectos.

Con el cierre de los hornos húmedos de TXI, solo quedan tres de estos hornos en Midlothian, de propiedad de Ash Grove Cement Co. con sede en Kansas.

Reguladores estatales determinaron que fuentes de origen, incluyendo los hornos de cemento, equivalen al 15 por ciento de toda emisión de NOx en la región, comparado con un 73 por ciento de toda fuente motorizada como vehículos y equipo de construcción.

En mayo del año pasado, Davis solicitó registros sobre un permiso extendido a hornos de cemento de TXI, después que el proceso no incluyera ningún comentario o pregunta del público. Davis introdujo una solicitud bajo el Acta de Información Pública de Texas, pero los reguladores estatales se negaron a presentar la información. El Procurador General de Texas determinó que la información debería presentarse pero la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas demandó al Procurador General en contra de la revelación de la información. El caso está hoy pendiente en la corte de distrito.

Davis dijo que estrategias regionales para reducir la congestión de tráfico y un programa para reducir inspecciones de vehículos fraudulentas (el 20% de las inspecciones de vehículos son fraudulentas en el Condado Tarrant, según el Consejo de Gobiernos de Texas Central-Norte) también podrían ayudar a reducir problemas de contaminación del aire.

“Yo creo que todo padre que vive en la región desea una mejoría en la calidad del aire”, dijo Davis. “Éste es definitivamente un paso importante en esa dirección”.

arriba