Comunicado de prensa de la Senadora Estatal Wendy Davis

De difusión inmediata
Mayo 27, 2010
Contacto: Anthony Spangler, (817) 332-3338

La Senadora Davis demanda se responsabilice a funcionarios estatales del medioambiente

FORT WORTH, TX – La Senadora Wendy Davis pide que los reguladores estatales del medioambiente, encargados de proteger la salud y seguridad de los tejanos, sean hechos responsables a luz de informes periodísticos que muestran que TCEQ (Comisión de Calidad Medioambiental de Texas) ocultó resultados de exámenes de calidad del aire este año.

Según artículos publicados el miércoles, TCEQ comunicó a residentes de Fort Worth el 12 de enero del 2010 que las muestras de aire tomadas del 15 al 17 de diciembre del 2009 no mostraban señales del químico benceno, causante de cáncer, y que, basados en su estudio, el aire es “seguro”. Un ciudadano atento presentó una denuncia anónima por fraude que provocó una investigación interna, la que mostró, según informes, que la alta administración sabía que el estudio no era concluyente. El 22 de enero del 2010, el laboratorio de la agencia en Austin evaluó muestras de colectores, determinando que cuatro de las ocho muestras contenían cantidades de benceno por encima de niveles de exposición segura a largo plazo. La agencia esperó cuatro meses para divulgar estos preocupantes resultados, publicando calladamente un informe perdido en su página electrónica el 21 de mayo del 2010. La agencia concede que el público ha sido expuesto a niveles elevados de benceno, pero el público y sus funcionarios electos no fueron hechos partícipes de este peligro.

La Senadora Davis se reunió con funcionarios de TCEQ en múltiples ocasiones en enero, febrero y marzo del 2010 para discutir inquietudes de sus constituyentes sobre el impacto en la salud que representa los yacimientos de gas, y para identificar maneras de que la agencia cumpla su declarada misión de proteger la seguridad del público. Cuando se reunieron, los funcionarios de la agencia no le comunicaron ni la queja por fraude, ni la investigación interna, ni los resultados de laboratorio en los exámenes de benceno.

“Nada es más importante que la salud y seguridad de nuestras familias”, dijo Davis. “Debemos tener un gobierno efectivo, transparente y responsable a cambio de nuestros dólares de impuestos. Solo por la denuncia de fraude presentada por un ciudadano responsable es que han salido a luz estos preocupantes resultados de la peligrosa exposición al benceno. Yo he trabajado diligentemente para asegurar que TCEQ haga su trabajo para protegernos, y estoy sumamente decepcionada de que hayan dañado su credibilidad de tal manera”.

David urgió al gobernador, que continúa cubriendo a la agencia, de unirse a los ciudadanos de Texas para demandar a los directores de TCEQ que sean responsables a cambio de los dólares de impuestos que reciben.

“Le pido al Gobernador Perry y directivos de esta agencia del medioambiente que sean honestos con los contribuyentes sobre todo lo que sabían en cuanto esta exposición al benceno”, señaló Davis.

La Senadora Davis presentará un pedido detallado de registros abiertos a TCEQ sobre todo documento relativo al tema, y planea presentar legislación la próxima sesión para crear penalidades criminales para funcionarios del gobierno que intencionalmente oculten, retengan o falsifiquen información relativa a la salud y seguridad de la población.

arriba