Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
Febrero 8, 2006     (512) 463-0300

Shapleigh se manifiesta en contra de la reapertura de la fundición ASARCO

AUSTIN – La Comisión de Calidad Medioambiental de Texas (TCEQ) consideró hoy miércoles la solicitud de permiso para la reapertura de una gran fundición de cobre localizada cerca de El Paso. Debido a la creciente preocupación en cuanto a su efecto en el medioambiente, la fundición de ASARCO fue cerrada en 1999. Hoy, el Senador Eliot Shapleigh de El Paso habló en contra de la extensión del permiso, citando los graves problemas de salud que podrían resultar si se permite que la fundición reanude sus operaciones. En conferencia de prensa, se unieron al senador funcionarios de El Paso, Ciudad Juárez y el estado mejicano de Chihuahua, así como docenas de ciudadanos preocupados y en protesta del permiso. “Hoy nos reunimos todos con voz firme para decir ‘queremos aire puro’”, dijo Shapleigh.

Un estudio auspiciado por la organización Sierra Club muestra que el área cercana a la planta, incluyendo regiones en Texas, New México y Chihuahua, tienen altos niveles de contaminantes asociados con el proceso de fundición, incluyendo plata, plomo y arsénico. Shapleigh teme que la reapertura de la planta de ASARCO resultará en la emisión de más contaminantes en el medioambiente del área, lo que podría llevar a defectos de nacimiento y discapacidades en niños, así como la reducción de la salud en general de las comunidades aledañas.

El intendente de El Paso John Cook se unió a Shapleigh en su oposición a la extensión del permiso. “Nosotros respiramos el aire, bebemos el agua, nuestros niños juegan en la tierra”, dijo Cook. “Debemos brindarles un medioambiente sano. La seguridad de nuestros niños debería ser nuestra preocupación número uno; el desarrollo económico debería ser secundario”.

El Senador del estado de Chihuahua Jeffery Jones dijo que reabrir la planta iría en detrimento del desarrollo económico del área. Jones dijo que la industria que progresa en la región ha sido la pequeña manufacturación y no las grandes industrias. Al permitir la reapertura de la fundición, Jones dijo que los daños en la salud harían difícil atraer trabajadores para industrias menores y menos contaminantes. “Creo que el mensaje clave hoy aquí es que cerrar ASARCO es bueno para la salud de la región y es bueno para la base económica de la región”, agregó Jones.

En la audiencia del miércoles, TCEQ decidió que ASARCO no ha cumplido con niveles establecidos para la renovación del permiso de emisiones de la fundición, pero que los actuales estatutos no son claros sobre cuál sería el próximo paso para la compañía. El director de TCEQ visitará el sitio y solicitará estudios adicionales, y se espera entregue un informe a la comisión en siete meses.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

arriba