Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
30 de marzo, 2005     (512) 463-0300
Senador Kip Averitt y Senador Royce West
El Senador Kip Averitt (izq.) y el Senador Royce West, presidente del Subcomité de Educación Superior, reciben testimonio de funcionarios universitarios sobre la regla del diez por ciento en admisiones universitarias.

Comité considera ley del 10 por ciento en admisiones universitarias

AUSTIN – El Subcomité Senatorial de Educación Superior consideró hoy una legislación para cambiar la regla estatal del diez por ciento en el ingreso universitario automático. Bajo la regla, todo estudiante de secundaria en Texas que se gradúa dentro del 10% con mejores calificaciones de su clase (año de graduación) es admitido automáticamente en cualquier universidad estatal de Texas. Esta ley fue creada en un esfuerzo por incrementar la diversidad étnica y racial en la educación superior de Texas, pero algunos funcionarios arguyen que la ley hace de la clasificación por puntaje el único factor en la determinación de la admisión. Esto sucede especialmente, dijo el presidente de la Junta de Regentes de la Universidad de Texas Jim Huffines, en las dos mayores universidades estatales: UT en Austin y Texas A&M. El porcentaje de estudiantes de primer año en UT-Austin admitido bajo esta regla ha aumentado del 37% hace siete años al 72% este año. “Eventualmente, todas las admisiones serán copadas por la regla del 10%”, dijo Huffines. “Yo siento que es fundamentalmente injusto usar solo un estándar de esta manera, debilitando básicamente nuestro compromiso con una admisión de consideración integral”.

El presidente de UT-Austin Larry Faulkner se hizo eco de la preocupación del presidente de Regencia. La regla del 10% ha aumentado la diversidad en UT --un 68% en afroamericanos desde 1997, estableciendo la base para un programa más profundo de expansión de la diversidad. Faulkner apoya cierto tipo de garantía estatutaria de admisión, pero con mayor flexibilidad para los departamentos de admisión. “Los estudiantes no son unidimensionales”, dijo Faulkner. “Una universidad necesita espacio en sus decisiones de admisión para considerar otros criterios aparte de la clasificación por puntaje en una clase”.

Faulkner propuso varias opciones que él ve como cambios viables a la ley actual. El aboga por un límite en las admisiones garantizadas del 50% de los estudiantes de primer año, admitiendo primero a aquellos en el 1% más alto de su clase, y así sucesivamente hasta que se llegue al 50% límite. Dadas las tendencias actuales, dijo el presidente de UT, la admisión universitaria será garantizada a aproximadamente el 6%. Faulkner también propuso cambiar la regla por un 5% en vez del 10%, o revocar la ley totalmente. Lo que la Legislatura no puede hacer, dijo, es dejar la ley como está. “El cambio es necesario porque UT-Austin está llegando inexorablemente al punto en que los residentes de Texas serán admitidos exclusivamente en base a la clasificación por puntaje en la secundaria”, dijo Faulkner.

Alice Reynard, encargada de admisiones en la Universidad Texas A&M, declaró que la regla del 10% más alto es un instrumento para incrementar la diversidad. Al elegir una universidad, el estudiante se enfoca muchas veces en la cuestión de la admisión, en oposición a otras consideraciones sobre una universidad, como asistencia financiera, reputación o instalaciones. La regla del 10%, dice Reynard, traslada el foco de la admisión a la consideración de otros temas importantes. Esto abre la puerta a muchos estudiantes, especialmente estudiantes de familias que nunca antes habían tenido un estudiante universitario. Reynard agregó que la admisión automática no es un problema en Texas A&M, ya que solo el 50% de los estudiantes de primer año son admitidos bajo la regla del 10%, pero sí dijo que podría convertirse en un problema en el futuro.

Durante el testimonio público, varios individuos defendieron la regla del 10% en la admisión universitaria. El tema principal de la mayoría del testimonio fue el beneficio que la admisión garantizada da a minorías y estudiantes de escuelas pequeñas. Tim Ratcliff, director de la Escuela Secundaria Jasper en Jasper, dijo que muchos estudiantes de escuelas pequeñas como la suya sienten que no pueden competir con aspirantes de escuelas más grandes y ricas. El cree que la regla del 10% da a estos estudiantes una oportunidad justa de asistir a una buena universidad estatal. Ratcliff agregó que si se revoca la ley, muchos estudiantes de escuelas secundarias pequeñas podrían no tener el mismo acceso a una educación post-secundaria que los estudiantes de distritos mejor financiados y más poblados.

El subcomité consideró tres medidas relativas al tema del 10 por ciento. El Proyecto de Ley Senatorial (SB) 320, del Senador Jeff Wentworth de San Antonio, eliminaría la regla del 10% y dejaría las decisiones de admisión a los funcionarios de admisión de universidades estatales. La SB 333, del Senador Royce West de Dallas, permitiría la admisión automática al 10% de estudiantes con mejores calificaciones en la secundaria, siempre que tomen el plan de estudio recomendado mínimo. El Senador Gonzalo Barrientos de Austin propuso la medida SB 1546, que limitaría el porcentaje de estudiantes de primer año que entran por la ley del 10% a un 65% de las bancas disponibles.

También hoy, el Senado aprobó una medida que aumentaría el salario de jueces estatales. La SB 368, del Senador Robert Duncan de Lubbock, aumentaría el salario anual de jueces de distrito de $101,000 a $125,000, y el de jueces de cortes de apelaciones y corte suprema en $28,000 y $37,000 respectivamente. Esto es necesario, según Duncan, para que los jueces con experiencia no renuncien ante la mejor compensación del sector privado. El Vicegobernador David Dewhurst dijo la medida ayudará a disminuir el abandono de las bancas. “Hemos visto, una y otra vez, buenos jueces que no pueden llevar el ritmo del costo de vida”, dijo Dewhurst. “Tienen que dejar su puesto y décadas de una buena experiencia judicial”. La SB 368 va ahora a la Cámara de Representantes buscando aprobación final.

El Senado vuelve a reunirse el jueves 31 de marzo a las 8 a.m. para considerar medidas locales y no controversiales, y a las 10 a.m. en sesión regular.

Vea el video de sesiones y audiencias desde la página Archivo de Audio y Video.

arriba