Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
14 de noviembre de 2002     (512) 463-0300

Subcomité examina causas y efectos de la sequía en Texas

AUSTIN – El Subcomité Senatorial de Asuntos Fronterizos se reunió el jueves 14 de noviembre para discutir temas relativos al tratado de agua de 1944 entre Méjico y Estados Unidos. El documento se firmó originalmente para compartir las aguas de los ríos Grande (o Bravo), Colorado y Tijuana, así como las del Golfo de Méjico. Los términos del tratado no se han cumplido debido a que las aguas de ríos tributarios en Méjico no han llegado a los Estados Unidos, y la disponibilidad de agua en Texas está sufriendo las consecuencias.

El Procurador General de Texas John Cornyn ha estado trabajado en el tema este año, estableciendo la Fuerza de Tarea sobre Derechos de Agua del Río Grande. El recientemente electo Procurador General Greg Abbott se dirigió brevemente al subcomité para anunciar que planea continuar el trabajo de Cornyn. La audiencia continuó con una serie de testimonios presentados por funcionarios públicos y expertos.

La Secretaria de Agricultura de Texas Susan Combs declaró que la región fronteriza en Méjico tiene tres veces más agua que el área fronteriza en Texas. En representación del Secretario del Estado de Texas Gwyn Shea, Helena Colyandro informó al comité que Shea y el Gobernador Rick Perry presentaron una declaración de incumplimiento, especificando la deuda de agua, al Presidente George W. Bush, quien a su vez lo extendió al Presidente de Méjico Vicente Fox. Eddie Solís, representando a la Contralora Carole Keeton Rylander, reiteró que el tratado dispone la entrega de 350.000 acres/pies de agua al año, contados en ciclos de cinco años.

La deuda de agua acumulada a través de los noventa debería haberse entregado para octubre del 2002. Jeff Boyd, Director Adjunto de Litigaciones en la Procuraduría, señaló que Texas no puede iniciar juicio a Méjico ni a ninguna subdivisión política a causa del agua, ni puede Texas llevar a juicio a los Estados Unidos por no tratar de cobrar la deuda. Carlos Ramírez, Secretario de la Comisión de Límites y Aguas Internacionales, también presentó testimonio. Ramírez declaró que no es tanto el que Méjico no tenga agua para entregar, sino un problema político del gobierno de Méjico. Margaret Hoffman y Robert Huston de la Comisión de Calidad Medioambiental de Texas también brindaron un claro testimonio sobre la contaminación del agua fluvial del Río Grande.

Un grupo de expertos, incluyendo a Brian Jones de la Oficina del Agro (Farm Bureau) de Texas; Ray Prewitt de la Mutual de Cítricos de Texas; Jo Jo White del Distrito de Irrigación de Mercedes; Wayne Halbert del Distrito de Irrigación de Harlingen; y Gordon Hill del Distrito de Irrigación de Bay View, hablaron de los 21.000 empleos y 2,2 billones de dólares en pérdidas económicas desde 1996, cuando la sequía empezó a afectar seriamente a los agricultores del Valle, cultivos de cítricos y otros usos del agua, así como la decepción por la falta de buena fe de Méjico. Los expertos reiteraron su voluntad de ayudar al subcomité o cualquier fuerza de tarea necesaria.

Los miembros del subcomité son los Senadores Frank Madla, Eliot Shapleigh y Leticia Van de Putte. El subcomité está presidido por el Senador Eddie Lucio Jr.

“Una serie de reuniones claves tendrán lugar pronto en la ciudad de Méjico”, dijo Lucio, “y, con los nuevos líderes, esperamos poder reunir a los principales interesados de ambos lados de la frontera y trabajar en un plan modelo que ayude a conseguir el agua. Quédense tranquilos que no voy a permitir que este tema pase al olvido”, dijo Lucio a los asistentes.

El subcomité levantó la sesión sujeto al llamado de su presidente.

Vea la audiencia desde la página del Subcomité Senatorial de Asuntos Fronterizos.

arriba