Noticias del Senado de Texas
Noticias | Archivos | Video en Vivo | Archivos Video | Radio
5 de abril de 2000     (512) 463-0300

Dallas da la bienvenida a los Comités del Senado y la Cámara de Representantes sobre Redistribución de Distritos

DALLAS - Los Comités del Senado y la Cámara de Representantes sobre Redistribución de Distritosse reunieron por un segundo día de audiencias en el Metroplex. La primera audiencia se celebró el viernes 14 de abril del 2000, en la Universidad de Texas en Arlington. La audiencia pública del sábado tuvo lugar en el Centro de Convenciones de Dallas.

La Congresista por Dallas Eddie Bernice Johnson recordó su servicio en la Legislatura y la experiencia de presidir el Comité Senatorial de Redistribución de Distritos del Congreso hace 10 años. Johnson testificó sobre la importancia de obtener números de censo correctos, y sobre los requerimientos legales para la creación de los mapas de redistribución. En su testimonio, ella discutió la importancia de proteger a los titulares en un sistema donde la antigüedad es la llave del éxito, y la importancia de la representación minoritaria.

El Diputado estatal por Dallas Domingo García testificó sobre el creciente número de hispanos en el condado Dallas. García pidió que los intereses comunitarios sean considerados al crear los nuevos mapas. El cuestionó la veracidad de las cifras proyectadas usadas por el Consejo Legislativo de Texas (TLC). García piensa que los números del censo serán muy diferentes a los proyectados, los que muestran un incremento de la población hispana de hasta un millón en el condado Dallas. La Diputada estatal Helen Giddings testificó que los nuevos límites deberían modificar los distritos lo menos posible. Giddings explicó la dificultad que representa para los ciudadanos el que las líneas limítrofes cambien dramáticamente.

El Dr. Allan Lichtman, Presidente del Departamento de Historia de la Universidad Americana en Washington D.C., hizo una presentación visual. Lichtman ha participado como experto en más de 70 casos judiciales relativos a la redistribución de distritos y al Acta del Derecho al Voto. El testificó sobre el uso de muestras estadísticas y el potencial conteo insuficiente de las poblaciones minoritarias, y por ende los fondos federales. Lichtman testificó que si no se usan muestras estadísticas, el bajo conteo en Texas se estima en 608.000 personas, resultando en la pérdida de hasta 1.900 millones de dólares (o $ 1.9 billones USA) en fondos federales para Texas.

La Alcaldesa de Hutchins, Mary Washington, pidió que los distritos permanezcan intactos. El miembro de la Junta Municipal de Dallas, John Loza, pidió a los comités asegurarse de que los hispanos tengan una representación justa. La miembro de la Junta Municipal de Duncanville, Judy Richards, testificó también pidiendo mantener los distritos intactos. El Delegado del Condado Dallas, John Wiley Price, testificó que si el proceso se convierte en muy partidista, los ciudadanos de Texas serán los perdedores, no los partidos políticos. Los miembros de la Junta Administradora del Distrito Escolar Independiente de Dallas, Jose Plata y Kathleen Leos, testificaron sobre cómo los temas de financiación afectan los distritos escolares locales.

Juan Jasso, Juez de Paz del Precinto 6 del Condado Dallas, testificó sobre su experiencia en censar, diciendo que en 1980, mucha gente no fue contada, intencionalmente, por varias razones, por ejemplo el que los trabajadores del censo se negaban a ir a las colonias.

La miembro del Consejo Municipal de Grand Prairie, Teri Jackson, testificó sobre la representación partida, al tener dos congresistas (Frost y Barton), dos senadores estatales (Nelson y West), y cinco diputados estatales. En los primeros años de los noventas, se quejaban por los diferentes partidos; desde entonces han cambiado de parecer, y piensan que tienen ahora mejor representación. La ciudad piensa que aunque sus representantes son de diferentes partidos, éstos trabajan juntos por el beneficio de la comunidad. Ella pidió a la Legislatura dejar a Grand Prairie fuera de las luchas partidistas cuando se considera la redistribución de distritos.

Testimonio público fue presentado por Francisco "Pancho" Medrano, quien habló en apoyo del Senador Estatal Royce West. Medrano ha sido un incansable trabajador dedicado a temas de minorías en Texas, desde el principio de los años setenta cuando, en el Valle del Río Grande, registraba a votantes con el joven Bill Clinton. Pauline Dixon testificó en apoyo de sus representantes. Demetris Sampson testificó en apoyo de crear distritos de representación minoritaria y preservar los intereses de las comunidades. Sampson sirve como uno de los tres vicepresidentes elegidos por el alcalde Ron Kirk para ayudar con el censo. Sampson alentó el uso de muestras estadísticas. Lee Alcorn testificó en representación de NAACP (Asociación Nacional por el Avance de Gente de Color). Aparte de su apoyo a la representación minoritaria, Alcorn apoyó el uso de muestras estadísticas.

Joe May testificó que no cree que los titulares deban ser protegidos. Henry T. Lawson habló en apoyo de mantener los distritos minoritarios que fueron ganados en el Condado Dallas durante el proceso de redistribución de 1990. Michael Milliken testificó sobre su esperanza de que la comunidad homosexual sea considerada para representación minoritaria en el futuro. Christy Kinsler testificó que piensa que las cifras proyectadas son incorrectas. Kinsler piensa que ha habido un crecimiento significativo. Mike Beverly testificó que los distritos deberían permanecer los más intactos posibles. Albert Black testificó que tuvo que mudarse de los suburbios a un área donde pudo obtener la representación deseada. Después él trasladó su negocio a este lugar, donde emplea a más de 100 trabajadores.

El miembro del Consejo Municipal de Dallas, Donald W. Hill, testificó en apoyo de los distritos actuales y desea que éstos permanezcan intactos. Susybelle Gossley testificó a favor de la Liga de Mujeres Votantes. Art Robles, representando a la Cámara Hispana de Dallas, testificó a favor de más representación hispana en el condado Dallas. Ramiro Lopez testificó sobre las razones por las que la gente duda en completar los formularios del censo. Lopez habló del temor al gobierno y a ser deportado. Maria Gomez testificó que muchos no serán contados porque miembros de la comunidad han dicho que prefieren no ser contados ni obtener fondos federales antes de ser deportados. Esta gente no llenará el formulario por miedo. Carmen Garcia, una de las tres co-presidentas elegidas por el Alcalde de Dallas Ron Kirk para ayudar con el censo, testificó sobre la dificultad de obtener participación en el censo. Garcia mostró frustración con la oficina de censos y las complicadas reglas del proceso.

J. Gerald Hebert testificó en representación de IMPAC 2000, el proyecto de redistribución de distritos del Comité Nacional Democrático. Hebert uso una presentación visual en su testimonio, para discutir la pérdida de fondos debida a un bajo conteo del censo en 1990, y el Acto del Derecho al Voto. Roger Herrera, abogado, testificó que el Condado Dallas tiene una población hispana lo suficientemente grande como para ganar un escaño hispano en el congreso, uno en el senado estatal y tres en la cámara de representantes estatal. El activista comunitario Bobbye Gee testificó que desea ver escaños hispanos en el norte de Texas porque es lo correcto y justo.

George Korbel, en representación del Caucus Mejico-Americano en la Cámara de Representantes de Texas, testificó que los comités tienen que dejar de discutir el censo. Korbel dijo que Texas usó información correcta hace 10 años y que ésta vino del censo. Frances Rizo testificó que desea una representación justa y urgió a los comités a reconocer a los hispanos. Rizo imploró a los comités que sean justos y eviten los juicios al delinear los límites. Rizo apoya el uso de muestras estadísticas.

Verwyn Lou Nevaquaya habló sobre la población indígena nativa; ella pertenece a la tribu Comanche. Nevaquaya comentó el hecho de que nadie haya hablado sobre esta población y las necesidades de su comunidad. En 1990, Texas tenía la octava población más grande de nativos en los Estados Unidos. Ella habló sobre la falta de oportunidades escolares y universitarias. Los índices de alcoholismo y abandono de estudios secundarios entre nativos americanos son los más altos de todo grupo nacional.

La próxima audiencia pública será celebrada el 16 de mayo del 2000 en el Centro de Convenciones de San Antonio. El informe sobre los hallazgos estará concluido a final de noviembre del 2000.

Pulse aquí para escuchar la audiencia en formato RealAudio.

Top