Senadora Jane Nelson
P.O. Box 12068, State Capitol
Austin, Texas 78711
Tel. (512) 463-0112
Fax (512) 463-0923

COLUMNA DE OPINION
23 de enero de 2001
Contacto: Dave Nelson
(972) 724-0066

Cuando se trata de la transportación, todo dólar cuenta

Los embotellamientos en las carreteras no sólo nos destrozan los nervios. Reducen nuestra productividad, se imponen en nuestro tiempo personal, dañan a los negocios locales, atrasan los vehículos de emergencia, y producen un serio, aún mortal, peligro a la seguridad pública.

Por éstas y otra muchas razones, no debería sorprender a nadie que la transportación será de extrema importancia en esta sesión de la Legislatura de Texas.

Debería ser, empero, una sorpresa el saber que un problema de tráfico cercano a usted podría haber sido resuelto hoy si la previa Legislatura no hubiera malgastado 43 millones de dólares en fondos federales para la construcción de carreteras.

Ese fue el dinero asignado por el gobierno federal a cuentas de uso restringido, que sólo pueden ser usadas para educación sobre el alcohol u otros programas de seguridad. ¿Porqué? Porque en 1999, la Legislatura no aprobó los estándares federales de DWI (contra el conducir en estado de ebriedad) y una ley de envases abiertos [en automóviles] más severa. Otros 43 millones de dólares serán restringidos este octubre si estas medidas fracasan durante la actual sesión legislativa.

Eso es lo que costaría ensanchar el Loop 820 desde Interstate 35W hasta la línea de DART.

Texas no se puede dar el lujo de no cumplir con los estándares federales. A los niveles presupuestarios actuales, el Departamento de Transportación de Texas puede asignar fondos sólo para el 36 por ciento de las necesidades de transportación identificadas en Texas. Aún los proyectos que son suficientemente afortunados para obtener financiación podrían permanecer en lista de espera por años antes de comenzar su construcción.

Hay algunas buenas noticias en el frente de la transportación. El oficial financiero en jefe del estado difundió recientemente un informe de rendimiento del Departamento de Transportación de Texas (TxDOT) que sugiere maneras en que Texas puede aumentar la cantidad de fondos disponibles para mejorar nuestras carreteras estatales.

El informe de la Contralora Carol Keeton Rylander recomienda varios cambios que proveerían estimadamente 1.100 millones de dólares (equivalentes a $1.1 billones USA) en fondos adicionales para construcción y mantenimiento de caminos durante los próximos dos años, sin aumentar los impuestos. Las recomendaciones incluyen el adoptar instrumentos financieros como la emisión de bonos contra futuros fondos federales para carreteras, construir nuevos caminos de peaje y buscar líneas de crédito adicionales a través del Acta de Financiación e Innovación de la Infraestructura de Transportación (Transportation Infrastructure Finance and Innovation).

El informe también sugiere reducir el personal de TxDOT, enfocarse más en obtener dólares federales discrecionales, y actualizar el sistema estatal de títulos y registro de vehículos vía Internet.

Los estimados son alentadores y yo estoy entusiasmada por discutir la posibilidad de adoptar cambios considerables en la manera en que financiamos los proyectos de transportación en Texas.

Pero al considerar estos cambios en el cuadro general, recordemos que todo dólar cuenta.

Si no logramos aprobar una ley contra envases abiertos [en automóviles] más severa y penas más graves para ofensores reincidentes de DWI (manejar en estado de ebriedad), el gobierno federal depositará 43 millones de dólares en octubre y duplicará esa cantidad al año siguiente, a cuentas restringidas de seguridad.

Yo he introducido el Proyecto de Ley Senatorial 89 para prevenir que esto suceda. El proyecto establece una expansión de la ley de envases abiertos para cubrir al conductor y los pasajeros, y la suspensión automática de la licencia de conducir para los tejanos convictos con la segunda ofensa de DWI (conducir en estado de ebriedad).

Estas son medidas razonables en un estado líder en la nación en muertes por accidentes de tráfico causados por el alcohol. Este proyecto de ley salvará vidas, nos hará cumplir con los requisitos federales y nos ayudará a cubrir nuestras necesidades de transportación.

La Senadora Nelson representa el Distrito Senatorial 12, que incluye partes de los condados de Dallas, Denton, Ellis y Tarrant.

Top