Senadora Jane Nelson
P.O. Box 12068, State Capitol
Austin, Texas 78711
Tel. (512) 463-0112
Fax (512) 463-0923

DE DIFUSION INMEDIATA
3 de enero de 2000
Contacto: Dave Nelson
(972) 724-0066

Medicina electrónica crea a la vez oportunidades y desafíos

Como usuaria tardía de las computadoras, considero un verdadero crecimiento personal el que frases como e-mail, operaciones bancarias electrónicas y comercio electrónico ya no me asusten.

Pero tengo que admitir que cuando oí por primera vez el concepto de medicina electrónica, sentí pánico por lo extremo. Llámenme anticuada, pero la idea de un doctor examinando a un paciente vía computadora me parecía algo salido de una novela de ciencia ficción.

Más tarde, como con otras nuevas tendencias tecnológicas, empecé a informarme. Y aunque todavía tengo mis reservas, tengo que decir que este fenómeno médico tiene tremendas posibilidades.

Telemedicina, como es llamada en círculos médicos, es la práctica de medicina a distancia, por medio de equipos de telecomunicaciones. Bajo esta definición, es una práctica tan antigua como el teléfono.

Justamente, hay gente que cree que la telemedicina podría rastrearse hasta el mismo Alexander Graham Bell. Su primer llamada telefónica fue para pedir asistencia médica después de derramar ácido sobre su cuerpo en un accidente de laboratorio.

A lo largo de los años, la telemedicina ha ido evolucionando desde doctores consultándose unos a otros por teléfono, hasta un intercambio de información mucho más sofisticado. Al disponer de más y más nueva tecnología, estas consultas son ahora tan avanzadas que un doctor en Lubbock puede enviar rayos X, exámenes CT y otros resultados de tests de pacientes a otro doctor en Dallas, vía satélite, pulsando un par de botones en la computadora. Aún más, hoy los doctores tienen la capacidad de atender a sus pacientes mediante una conexión de video.

Con esta tecnología, vemos abrirse más y más oportunidades en Texas. Por ejemplo, estamos usando este tipo de tecnología para proveer asistencia médica en algunas cárceles de Texas. En 1994, se estableció una organización de servicios médicos específicamente para prisioneros, con dos de las universidades de medicina del estado brindando servicios a aproximadamente 130.000 pacientes.

Como se puede imaginar, el costo de provisión de asistencia médica es significativo, y pagar a especialistas que visiten las cárceles por cada caso médico particular significaría un costo aún mayor para el contribuyente de impuestos. Pero, por medio de la telemedicina, los doctores de prisiones pueden enviar los resultados de exámenes a especialistas, y recibir sus opiniones de una manera más rápida y menos costosa.

Otro beneficio potencial sería el impacto en nuestras áreas rurales, donde hoy resulta difícil atraer y retener doctores de práctica general, y mucho más hacerlo con especialistas.

En la Texas oeste, la Clínica del Distrito Escolar Independiente Hart es la única opción médica en millas a la redonda. Como parte del programa piloto, el distrito escolar adquirió recientemente un equipo llamado TeleDoc.

Este sistema viene con una conexión de video para consultas entre la enfermera de la escuela con doctores del Departamento de Pediatría del Centro de Ciencias Médicas Texas Tech y otros especialistas. Cuenta también con cámaras de video miniaturas para sondeos en orejas, nariz y gargantas de pacientes.

El tema predominante de este fenómeno es acercar el doctor al paciente, en vez de lo contrario.

Aunque ya ha sido probado que la telemedicina es un instrumento integral en la asistencia médica, puede resultar una píldora difícil de tragar para algunos tejanos. En las semanas venideras, nuestro Comité Senatorial de Servicios de Salud estará conduciendo una investigación sobre cómo podemos usar la tecnología en Texas para obtener los mejores resultados, y sobre las consideraciones a nivel gubernativo que crea esta tecnología.

Aunque me siento entusiasmada sobre el enorme potencial que el mundo virtual crea para la medicina en Texas, estoy convencida que la tecnología no puede y no debe convertirse en un reemplazo total del contacto humano en exámenes médicos.

Recuerden que aunque hoy contamos con algo llamado medicina electrónica, la "salud virtual" no existe.

La Senadora Nelson representa el Distrito Senatorial 12, que incluye partes de los condados Dallas, Denton, Ellis y Tarrant.

Top