Comunicado de prensa del Senador Estatal Mike Jackson

De difusión inmediata
26 de enero, 2004
Contacto: Mark Miner, (512) 463-0715

Bajo la cúpula

Durante la Primer Sesión Especial de la Legislatura 78°, los legisladores estatales presentaron a los ciudadanos de Texas una enmienda constitucional -- referente a límites en el impuesto a la propiedad de viviendas únicas de ancianos y discapacitados—para ser ratificada. La enmienda fue aprobada exitosamente, y, a partir del 1° de enero del 2004, las ciudades, condados y distritos de universidades de dos años en todo el estado pueden empezar a implementar este nuevo recorte en los impuestos de sus comunidades.

El congelamiento de la tasa impositiva a jubilados y discapacitados se basa en el modelo de la exención del impuesto a propiedades únicas por distritos escolares. La propiedad se tasa al valor justo del mercado y los impuestos se calculan en base a ese valor.

Para obtener el congelamiento de la tasa impositiva hay que tener 65 años o ser discapacitado. Si un individuo cumple uno de estos requisitos, su tasa impositiva podrá congelarse al índice establecido por la ciudad, condado o distrito de universidad de dos años. Sin embargo, el impuesto puede aumentar si se hacen mejoras a la vivienda que no sean reparaciones. En comunidades donde se implementa, el congelamiento de la tasa impositiva beneficiará a los jubilados y discapacitados que viven de un ingreso fijo.

El nuevo estatuto también permite transferir este congelamiento de índice al esposo/a sobreviviente, siempre y cuando no tenga otra vivienda.

Para poder implementar este congelamiento de índice en su ciudad, condado o distrito de universidad de dos años, el cuerpo de gobierno como su consejo municipal, condado, o distrito universitario deberá aprobar la iniciativa. Como alternativa, el cinco por ciento de los votantes registrados en la ciudad, condado o distrito universitario podrá firmar una petición al gobierno local para convocar una elección especial que garantice el congelamiento del índice. Si es aprobado por la mayoría de los votantes, la ciudad, condado o distrito universitario debe comenzar a hacer los necesarios cambios presupuestarios para permitir el ajuste impositivo. Una vez establecido el congelamiento, no puede ser revocado o rescindido por el cuerpo de gobierno.

Esta iniciativa aumenta el control local y confirma que los funcionarios electos de ciudades, condados y distritos universitarios deben tomar importantes decisiones financieras para priorizar gastos presupuestarios y utilizar otras fuentes de ingreso.

Recientemente, el Consejo Municipal de Pasadena aprobó esta asistencia impositiva para sus ciudadanos jubilados y discapacitados. El congelamiento impositivo será fijado al índice del 2004, el que todavía no ha sido decidido.

arriba