Comunicado de prensa del Senador Estatal Mike Jackson

De difusión inmediata
6 de diciembre, 2002
Contacto: Beth Black, (512) 463-0111

Bajo la cúpula

El 20 de noviembre, introduje el Proyecto de Ley Senatorial (SB) 14 –una legislación que reinstituirá la supervisión de precios de seguros por el Departamento de Seguros de Texas (TDI) y ayudará a los tejanos que pagan precios exorbitantes.

La SB 14 promueve la disponibilidad de seguros de propiedad y vehículos, fomentando la competición en los precios y primas responsables ajustadas a las condiciones del mercado. Pone fin a los precios excesivos, inadecuados o injustamente discriminatorios, y prohíbe los acuerdos para fijar precios y la conducta anticompetitiva de las aseguradoras.

La SB 14, junto a otras siete medidas que diseñé con el Senador Troy Fraser (R-Horseshoe Bay), es parte de un paquete legislativo integral. Creadas para controlar los altos índices de precios y continuar fomentando un mercado competitivo de seguros, la SB 14 y SB 125 hasta SB 131 serían un paso inicial sólido en nuestro esfuerzo por evitar una crisis de seguros en Texas.

La SB 125 está diseñada para prevenir la elección discriminatoria --la práctica de aseguradoras de elegir comercializar otros seguros en vez del de vehículos y propiedades, o reducir su volumen anual total de primas de vehículos o propiedad en por lo menos 75 por ciento. La SB 126 prohíbe a aseguradoras negar pólizas de propiedad a consumidores, o propiedades cubiertas, si han introducido previamente un único reclamo por daños causados por el agua.

El propósito de la SB 127 es agilizar el tratamiento de reclamos por daños de agua para reducir el costo de reclamos y primas a propietarios. Se incluye un requisito para que los representantes de aseguradoras visiten la vivienda asegurada dentro de las 24 a 72 horas de producido el daño.

La SB 128 requiere exámenes y licencias a ajustadores públicos de parte del TDI, y limita los cargos por contingencia cobrados por ajustadores públicos a un 10 por ciento del pago del reclamo. La SB 129 también establece parámetros regulativos. Requiere que los que arreglan daños de moho pasen por examen y obtengan licencias a través del Departamento de Salud de Texas (TDH), y establece otros lineamientos para estos trabajadores.

La SB 130 requiere a aseguradoras que usan evaluación de historiales crediticios presentar sus modelos para la evaluación ante el director de seguros, y permitir un proceso de apelación. La medida también prohíbe a aseguradoras rechazar una solicitud, cancelar o negar la renovación de pólizas de vehículos o propiedad solamente en base a la evaluación crediticia. Establece lineamientos si se usa la información crediticia para determinar términos de cobertura.

Finalmente, la SB 131 requiere a aseguradoras someter los modelos de solicitud de póliza o endosos ante el director de seguros, en “lenguaje simple”, y especifica que la introducción de formularios y datos de apoyo son información pública sujeta a la inspección pública.

En conclusión, las metas de este paquete legislativo son, primero, limpiar el sistema de aquellos que usufructúan de la histeria producida por daños de moho, y segundo, dar a TDI los instrumentos necesario para mantener la competición del mercado de manera justa y responsable tanto para consumidores como aseguradoras.

La semana pasada, el TDI y el procurador general de Texas llegaron a un acuerdo con la aseguradora Farmers Insurance que permite a la compañía continuar ofreciendo cobertura a sus clientes propietarios de Texas. Es un alivio para mí que el estado y Farmers hayan logrado una resolución; mi esperanza para el futuro es que evitemos negociaciones como ésta antes de tener que tomar tan drásticas medidas.

El martes 10 de diciembre, pienso viajar con el Gobernador Perry a Houston y Corpus Christi para delinear planes para la reforma de la supervisión a los seguros durante la Sesión Legislativa 78°.

arriba