Comunicado de Prensa
De la oficina del Senador Estatal Craig Estes, Distrito 30

De difusión inmediata
10 de enero de 2003
Contacto: Lewis Simmons
Tel: (940) 689-0191/(940) 636-3765

Senador Estes pide al Congreso tratar a los contribuyentes de Texas de manera justa

AUSTIN – El Senador Estatal Craig Estes (R-Wichita Falls) ha introducido una resolución pidiendo terminar con el tratamiento discriminatorio hacia los contribuyentes de Texas, quienes en la actualidad no pueden deducir sus impuestos de venta de la declaración del impuesto federal a los ingresos.

“Es hora de que el Congreso de Estados Unidos deje de penalizar a las familias trabajadoras de Texas”, dijo Estes. “Como tejanos y americanos, estamos dispuestos a pagar la carga del gobierno federal que compartimos de manera justa. Sin embargo, no estamos dispuestos a pagar más de lo que corresponde”.

La Resolución Senatorial Concurrente (SCR) 1 fue introducida hoy por Estes para ser considerada durante la Legislatura 78° de Texas. Otra docena de senadores ya han firmado como coautores y se espera que más se unan a este esfuerzo cuando la Legislatura se reúna en Austin el martes, dijo Estes.

El Diputado Estatal Talmadge Heflin (R-Houston) promoverá la resolución en la Cámara de Representantes de Texas. Heflin especula ser el próximo presidente del poderoso Comité de Asignaciones de esa cámara.

“Espero recibir el amplio apoyo de mis colegas en el Senado y la Cámara de Representantes de Texas, para mandar un enérgico mensaje a Washington”, dijo Estes. “El sistema del impuesto a los ingresos del gobierno federal es injusto. Discrimina contra los tejanos porque aquí no tenemos un impuesto estatal a los ingresos”.

La SCR 1 pide al Congreso Nacional reimplantar la deducción de impuestos de venta locales y estatales del impuesto federal a los ingresos, que existía antes de 1986.

A Texas y otros ocho estados se les niega un tratamiento impositivo justo y equitativo porque no tienen un impuesto estatal a los ingresos, dijo Estes.

“Si a los residentes de estados con impuesto estatal a los ingresos se les permite hacer esas deducciones de sus declaraciones del impuesto federal a los ingresos, los tejanos deberían recibir beneficios similares, permitiéndoseles deducir sus impuestos de venta locales y estatales. Eso sería justo y equitativo. Nivelaría el campo de juego y permitiría a los tejanos retener más del dinero que tanto cuesta ganar”, dijo Estes.

Estes introdujo la resolución en respuesta a un informe especial de la Contralora de Texas Carole Keeton Strayhorn, que halló que los beneficios serían substanciales para las familias de Texas, y pidió al Congreso corregir las inequidades. El informe: “Reimplantación de la Deducción de Impuestos de Ventas del IRS debería ser una de las principales prioridades de Texas en el Congreso” se halla en la página Internet www.window.state.tx.us.

Bajo un plan de deducción, una familia de cuatro miembros con un ingreso de 60.000 dólares anuales podría obtener una deducción adicional al impuesto federal de 1.015 dólares. Una familia de cuatro miembros con un ingreso de 30.000 dólares anuales podría deducir hasta 590 dólares de su impuesto federal a los ingresos, mientras que una madre a cargo de dos hijos y con un ingreso de 20.000 dólares anuales podría deducir hasta 446 dólares.

“El sistema actual es injusto”, dijo Strayhorn. “Discrimina contra los tejanos y residentes de otros estados que han decidido no tener un impuesto estatal al ingreso. Como resultado, los tejanos pagan un mayor porcentaje de impuestos al gobierno federal que sus vecinos en Oklahoma, que tiene un impuesto estatal al ingreso. Eso está mal”.

El informe de la contralora estima que la ausencia de estas deducciones le costará a los tejanos más de 700 millones de dólares en el año impositivo 2002.

El informe de Strayhorn estima que el ahorro neto en los impuestos generaría más de 16.000 nuevos empleos, alentaría nuevas inversiones dentro del estado por 590 millones de dólares, y resultaría en un aumento de 874 millones de dólares en el producto bruto estatal del 2003.

Como los contribuyentes de Texas tendrían más dinero para gastar, el ingreso impositivo estatal de Texas para el período de tres años 2003-2005 podría aumentar en más de 66 millones de dólares, mientras que el costo al gobierno federal sería menor del uno por ciento del costo de las existentes deducciones impositivas estatales y locales, según el informe de la contralora.

“Yo me uno a la contralora estatal en su pedido al Congreso Nacional de corregir esta situación. Mi resolución pide al Congreso Nacional reestablecer las deducciones de impuestos locales y estatales a las ventas en el Código Impositivo Federal, y acercarnos más a una justicia impositiva básica”, dijo Estes.

arriba