Senador Craig Estes
El Senado del Estado de Texas - Distrito 30

De difusión inmediata
28 de mayo, 2003
Contacto: Lewis Simmons
Tel: (512) 463-0130

Novedades del Capitolio
Terminar con los juicios abusivos
por el Senador Craig Estes

Texas está sufriendo una crisis en la asequibilidad y disponibilidad de servicios médicos. El precio por las nubes de la atención médica y las primas de seguros médicos está haciendo que más y más tejanos cancelen sus seguros, abandonen a sus médicos de familia y sean forzados a terminar en salas de emergencia por casos que no son de emergencia. Para tratar el problema de los no asegurados, algunos han propuesto costosos programas gubernamentales, y aún que el gobierno se haga cargo del sector de la salud con sistemas de salud socializados similares a los de Europa.

Sin embargo, antes de aumentar las dimensiones y funciones del gobierno con burócratas en vez de doctores tomando las decisiones, deberíamos primero tratar la causa de los crecientes costos de salud. Uno de los factores principales que están incidiendo en el costo de los servicios médicos y primas de seguros médicos son los juicios por negligencia médica contra profesionales y establecimientos médicos.

El Senado de Texas aprobó recientemente una importante medida de reforma a los juicios que trata muchos aspectos del sistema de justicia civil, incluyendo juicios de grupo y responsabilidad legal por productos. El fundamento de esta legislación, sin embargo, es la reforma a la responsabilidad legal por negligencia médica, incluyendo el poner límites a los pagos por daños no económicos. Este límite en pagos por “angustia y dolor” solo se aplica a las demandas por negligencia médica, y trata de limitar las cifras a demandantes estipuladas por jurados y desalentar los juicios frívolos que están contribuyendo al aumento del costo de la salud.

Un examen de los pagos por demandas de negligencia médica hecho por Investigación de Veredicto de Jurados halló un incremento nacional del 43 por ciento, con un promedio de un millón de dólares, en sólo un año. Sin embargo, las altas cifras no son el único problema, ya que no todas las demandas contra doctores son legítimas. En efecto, según el Fondo de Responsabilidad Legal Médica de Texas, el 85 por ciento de todos los juicios por negligencia médica se cierran sin fundamento de causa, quiere decir que no se encuentra la falta del doctor. Aunque sólo el 15 por ciento de todas las querellas resultan en veredictos de pago por el acusado, la administración de juicios cuesta decenas de millones de dólares, Los altos pagos dispuestos por jurados, en combinación con el tratamiento de los casos donde no se halla falta, aumentan el costo de los seguros por negligencia médica que deben pagar los doctores. Estos aumentos se cobran a los pacientes por medio de precios más altos, y los médicos realizan exámenes y procedimientos médicos más onerosos para protegerse de juicios costosos –una práctica conocida como “medicina defensiva”. Cuando se trata de doctores, aparentemente el ser simplemente humano puede ser causa de una acción civil.

El costo del abuso de juicios no es solo financiero. Los doctores en toda área de la medicina, de salas de emergencia en hospitales a pequeñas clínicas familiares, están abandonando la profesión por temor a la ruina financiera y profesional como resultado de la continua lluvia de juicios. Un estudio reciente de la Asociación Médica de Texas halló que hasta el 62 por ciento de los doctores han empezado a negar o referir a otros doctores los casos médicos de alto riesgo, que afectan a menudo a embarazadas y niños.

Aunque la medida de reforma limita los pagos por daños no económicos, que son impredecibles y varían de jurado a jurado, la medida mantiene y refuerza el derecho de las personas a recuperar daños económicos presentes y futuros, y no pone límites a estas cifras. Los jurados pueden determinar pagos para la recuperación de gastos médicos, sueldos perdidos, pérdida de potenciales ingresos futuros y otros gastos relativos. En efecto, la Legislatura permite ahora a jurados considerar formularios de impuestos de ingresos para determinar potenciales pérdidas de ingresos futuros al determinar daños económicos. Cuando un paciente sufre daños a consecuencia de un error médico, el paciente merece ser compensado por su pérdida, y esta legislación preserva el derecho a la compensación.

Los opositores aducen que las compañías de seguros que ofrecen cobertura por negligencia médica no disminuirán los precios de cobertura a doctores por lo que ahorran con esta reforma de juicios. Sin embargo, el Fondo de Responsabilidad Legal Médica de Texas, una organización sin fines de lucro, asegura al 30 por ciento de los doctores en Texas. Este fondo está obligado a pasar los ahorros a sus clientes. Aunque las compañías privadas de seguros no están obligadas a pasar estos ahorros a sus clientes, seguramente lo harán para mantenerse competitivas y para que sus clientes no opten por los precios más bajos ofrecidos por el Fondo o toda otra compañía que reduzca sus precios.

El reformar la responsabilidad legal por negligencia médica es un paso importante para controlar y eventualmente disminuir el costo de la salud y seguros médicos, manteniendo a nuestros doctores en salas de emergencia y clínicas de práctica familiar.

arriba