Senador Craig Estes
El Senado del Estado de Texas - Distrito 30

De difusión inmediata
13 de mayo, 2003
Contacto: Lewis Simmons
Tel: (512) 463-0130

Novedades del Capitolio
Reforma a la financiación de la educación pública
por el Senador Craig Estes

Pregunte a economistas y líderes empresariales sobre lo que debe hacer Texas para promover una economía fuerte, y la mayoría le dirá que necesitamos un sector laboral capacitado y un sistema de impuestos justo. En general, nuestra carga impositiva individual es baja si se la compara con la de los otros 49 estados. Sin embargo, nuestros impuestos de propiedad son muy altos, nuestros impuestos de venta son de gran parcialidad y nuestro sistema de financiación a la educación pública necesita mejorar. Creo que nuestros impuestos de propiedad pueden ser más bajos, nuestros impuestos de venta pueden ser más justos y la educación de nuestros niños puede ser mejor.

El vicegobernador y el Senado estatal han presentado un plan a los habitantes de Texas que aliviaría la carga del impuesto a la propiedad, reformaría el sistema de impuestos de venta para actualizarlo a nuestra moderna economía y trataría el serio tema de la reforma a la educación pública.

El plan del Senado rebajaría los impuestos de propiedad al eliminar el actual sistema de impuestos locales de distritos escolares y reemplazarlo con un impuesto estatal a la propiedad. El nuevo índice tendría un límite de 0,75 dólares (75 centavos por cada 100 dólares de tasación de la propiedad), una reducción del 50 por ciento del actual límite constitucional, y los distritos escolares locales podrían agregar un índice de 0,10 dólares más para el enriquecimiento de la educación. Esto pondría el más alto índice del impuesto local a la propiedad en sólo 0,85 dólares. El distribuir el impuesto a la propiedad a nivel estatal, en vez de local, nos permitiría recaudar los ingresos necesarios para la educación pública pero a un índice impositivo más bajo.

El plan senatorial reformaría nuestro sistema de impuestos de venta para actualizarlo a la economía moderna. El impuesto a la propiedad sería más bajo, pero el impuesto de venta aumentaría en menos de dos centavos y se extendería a servicios previamente eximidos, como la facturación de abogados.

Exactamente qué servicios serían gravados se está debatiendo todavía. Sin embargo, nunca ha tenido sentido que alguien que compra un programa de contabilidad en Wal-Mart paga un impuesto de venta sobre el producto, pero alguien que contrata un contador no paga impuestos por el servicio. Básicamente, si usted puede hacer el trabajo por sí mismo y solo necesita una herramienta, usted paga un impuesto. Sin embargo, si usted desea pagar a otra persona para hacer el trabajo, usted no paga impuestos.

La combinada reforma al impuesto de propiedad y al de venta reduciría la carga impositiva de propietarios y compartiría la responsabilidad con todos los que participan en la economía. Aún más importante, interrumpiría la discusión sobre un impuesto al ingreso. Los defensores de los impuestos opinan que la única solución a nuestra necesidad de recursos es un impuesto al ingreso. Yo estoy totalmente en desacuerdo, y este plan creo demuestra que las soluciones de reforma impositiva que no incluyen impuestos personales al ingreso son reales y posibles.

Además de reducir el impuesto a la propiedad y reformar el impuesto de venta, el plan del Senado terminaría con nuestro actual sistema “Robin Hood”, que limita la riqueza en propiedad gravada en ciertos distritos, y transfiere los recursos impositivos adicionales recaudados a distritos pobres en propiedad. Este programa intentaba cumplir con las órdenes de la corte para equilibrar e igualar los fondos de educación para todos nuestros niños. Sin embargo, el programa ha creado problemas para los distritos ricos y, diez años después de su creación, todavía no ha resuelto el problema de una financiación igualada.

El nuevo Fondo de Educación de Texas, creado por el plan del Senado y financiado por el impuesto a la propiedad a nivel estatal e ingresos adicionales generados por el reformado impuesto de venta, aumentaría la inversión per cápita de nuestro estado en la educación pública y crearía un sistema de financiación más justo y equilibrado. También transferiría la responsabilidad por la financiación de la educación al estado, como lo dispone la Constitución estatal.

El plan del Senado no es el fin del proceso, sino el comienzo del debate sobre estos temas y soluciones. Sea este plan considerado totalmente durante esta sesión legislativa o durante una sesión especial convocada por el gobernador, existe consenso sobre el que se necesita una solución. Por medio de nuestro proceso deliberativo, el plan final sería eventualmente presentado a los votantes para su aprobación. El disminuir los impuestos de propiedad, creando una carga impositiva baja y justa, y mejorar la calidad de la educación pública son metas reales, y deberían ser nuestro enfoque a través de todo este proceso.

arriba