Senador Craig Estes
El Senado del Estado de Texas - Distrito 30

De difusión inmediata
4 de marzo de 2003
Contacto: Lewis Simmons
Tel: (512) 463-0130

Novedades del Capitolio
Parar el robo criminal de identidad
por el Senador Craig Estes

Imagínese esto: es viernes a la noche y usted está yendo a casa después de un largo día de trabajo, soñando con un relajado fin de semana. De pronto ve luces intermitentes por el espejo retrovisor. Usted empieza a pensar: ¿iba a muy rápido, se me pasó una señal de Alto, o tengo una luz quebrada? Por la razón que sea, usted para despacio al borde de la calle. Usted espera pacientemente al policía con sus manos a la vista ya que no tiene nada que ocultar, rogando que le den solo un ticket de advertencia. Realmente usted no desea tomar clases de manejo defensivo, y definitivamente espera que esto no afecte el precio de su seguro.

Entonces, como de la nada, usted ve el brillo de la pistola y el agente ladrando órdenes para que usted salga del carro. Confundido y francamente asustado, usted hace lo que le dicen. Cuando se da cuenta usted está echado, con la cara en el suelo. Usted siente el frío metal de las esposas apretándoles las muñecas. Antes de darse cuenta, está escuchando las familiares palabras del programa “Law and Order”: sus Derechos Miranda.

Casi en shock usted se da cuenta que está siendo arrestado como un criminal común. ¿Porqué? Porque de acuerdo a la base de datos de la policía, hay varias órdenes de detención contra usted, y piensan que está armado y es peligroso.

¿Cómo pasó esto? Usted ha sido víctima de un robo criminal de identidad. El robo criminal de identidad ocurre cuando un delincuente provee a la policía la identificación personal suya o de otra persona, como el nombre, licencia de conducir o aún el número de Seguridad Social. Luego el criminal logra evadir la justicia, dejando su información personal en la base de datos de la policía, con órdenes de detención en su nombre.

¿Parece demasiado horrible para ser verdad? Bueno, es horrible y es verdad. Aunque la mayoría de los robos de identidad se hacen para estafas financieras, como alguien usando su identidad para adquirir un crédito y amontonar una deuda en su nombre, el robo de identidad también se hace para cometer actos criminales. En general, el robo de identidad es el crimen de mayor crecimiento en América.

Toda víctima de robo criminal de identidad probablemente querrá que el criminal sea castigado severamente. Sin embargo, bajo la ley actual, la pena es solo la de un delito Clase C. Esta es la misma pena que aquella por manejar a alta velocidad –una multa de 500 dólares o menos. A usted lo paran por conducir a alta velocidad, se lo arresta falsamente, y, sin culpa del oficial que lo arresta, usted va a prisión, mientras la persona responsable recibe el equivalente de una multa de tráfico.

Creo que está totalmente equivocado y que los delincuentes que cometen robo de identidad deben pagar por sus acciones. Es por eso que he introducido el Proyecto de Ley Senatorial 742 para aumentar las penas por ejecución de este crimen, e incluir multas severas y sentencia en prisión.

Al evolucionar nuestra sociedad hacia un mundo totalmente computarizado, con la información personal accesible al apretar un botón, el robo de identidad se ha convertido en un problema mayor. Cuando nos convertimos en poco más que números en una base de datos, es más fácil para aquellos con tendencias criminales sacar ventaja del sistema, eludiendo un justo castigo y pasándolo a víctimas inocentes.

A menos que aumentemos las consecuencias de proveer información falsa a agentes de la ley, no serán disuadidos de cometer este tipo de crimen. El Proyecto de Ley Senatorial 742 es un paso en la dirección adecuada –un paso que tomaré con gusto por las víctimas y potenciales víctimas de robo de identidad, porque las únicas personas que queremos ver usando esposas son los criminales.

arriba