Senador Estatal José Rodríguez , Distrito 29

COMUNICADO DE PRENSA
De difusión inmediata
Julio 12, 2013
CONTACTO:
Sito Negron, (512) 463-0129

Declaración de Rodríguez sobre la HB 2, la medida anti aborto

Austin, Texas - El Senador José Rodríguez emitió la siguiente declaración sobre la aprobación de la HB 2, la medida contra el aborto:

Primero y principal, el derecho de la mujer a elegir y acceder a servicios de aborto seguros está protegido por la Constitución.

Lo que estamos viendo aquí es un levemente oculto intento de eliminar su posibilidad de acceso. Esto no es para mejorar la salud de la mujer, sino una medicina política con poca base científica o médica. Es así de simple.

La provisión llamada "dolor del feto" prohibiría el aborto después de las 20 semanas. Yo he visto las fotos. Soy padre. Entiendo el apego emocional que comienza en el embarazo.

Pero no estamos aquí para debatir emociones. Estamos aquí para determinar la mejor política de salud pública, y cuándo es constitucionalmente correcto que el gobierno intervenga en la vida de la gente para el beneficio público --en este caso, una población sana.

Nuestra guía en este emprendimiento debería ser la información más científica y médicamente exacta posible.

La parte de la medida que trata del dolor fetal es una medida en base a la fe, porque no hay evidencia médica conclusiva --de hecho, la evidencia tiende mayormente hacia lo contrario--para apoyar este concepto.

La fe es personal, la sentimos como parte nuestra y cada uno a su modo, pero nuestra constitución indica que no podemos imponérsela a otros, sea que crean en un dios, o varios o ninguno.

Requerir que las clínicas médicas que realizan abortos tengan que ser certificadas como centros ambulatorios de cirugía, lo que forzaría al cierre de todas menos 5 de las 42 clínicas que realizan abortos en Texas, incluyendo las dos de El Paso, es médicamente innecesario y directamente un acoso abusivo. Es por eso que grupos de médicos se oponen, como se oponen a las otras provisiones innecesarias y entrometidas.

¿Cómo los proponentes de la medida pueden decir que es por la salud de la mujer cuando los profesionales médicos se oponen? ¿Cómo los proponentes de la medida pueden decir que están por la constitución cuando imponen a todos propuestas basadas en su fe? ¿Cómo la gente que se opone a la intromisión del gobierno en la atención médica porque es entrometido, puede ir tan lejos en entrometerse en el cuerpo de la mujer?

Hay un propósito mayor aquí. Desde quitar el financiamiento al Programa de Salud de la Mujer y las clínicas de planificación familiar en el 2011, al veto del Gobernador Perry al Acta Lily Ledbetter de Pago Justo a la mujer en esta sesión, se ha hecho mucho por desproteger a la mujer, y hasta a la vida.

Aunque tenemos uno de los peores índices en todo factor infantil: pobreza, analfabetismo, abandono escolar, ni hablemos de embarazos adolescentes, hacemos poco y nada sobre estos temas. Y aunque mejoramos en el financiamiento a la educación en general esta sesión, seguimos sin restituir los recortes draconianos de 2011 pero dejamos $12 billones depositados en el fondo de emergencias.

A pesar de todo eso, hemos sido llamados a dos sesiones especiales para las propuestas divisivas contenidas en la HB 2, mientras que el muy necesario trabajo --como autorizar bonos de ingresos por matrículas para universidades de Texas, que la mayoría de nosotros apoyamos--sigue sin tratarse.

Estas propuestas ponen una innecesaria carga en la mujer, especialmente la de bajos ingresos y de minorías. En mi distrito, El Paso y Texas Oeste, las mujeres tendrán que viajar cientos de millas, tomarse días para hacerlo y gastar gran cantidad de dinero.

Hay muchas estrategias probadas para aumentar el acceso a la atención médica, y reducir los embarazos y el aborto. Estas incluyen exámenes de chequeo anual, asesoría en planificación familiar y acceso a anticonceptivos, exámenes de cáncer de mama y cervical, exámenes de presión alta y tuberculosis, y exámenes de infecciones transmitidas sexualmente, incluyendo VIH.

Pero, las medidas y enmiendas que yo y otros hemos presentado fueron ignoradas. Se ignoraron propuestas para expandir Medicaid a mujeres de bajos ingresos, para quitar texto médicamente inexacto de los folletos de salud auspiciados por el estado, para derogar la invasiva ley de ecografías; para requerir que los centros de embarazo en crisis financiados por el estado brinden información basada en evidencias y científicamente correcta; para dar a madres adolescentes la capacidad de consentir a recibir anticonceptivos, para requerir una educación sexual integral y basada en evidencia, y extender la cobertura pre natal del Programa de Seguros Médicos para Niños de 60 días a seis meses.

¿Qué pasa cuando la mujer no puede acceder a servicios médicos? Aumentarán los abortos ilegales y arriesgados. Más mujeres cruzarán la frontera para obtener peligrosas pastillas que inducen a abortar. 1,500 mujeres morían por abortos en 1940. Ese número se redujo a 33 en 1974. Y cada año desde 1980, el número de muertes por abortos ilegales ha estado entre 0 y 2. ¡No volvamos a 1940!

La HB 2 no mejora la salud de la mujer, y no terminará con los abortos. Solo hará los servicios de aborto legal más restringidos, y por lo tanto más peligrosos.

La medicina política es mala para la salud de la mujer, para nuestra constitucional república y la vida de los tejanos, y es parte de una tendencia histórica de opresión que ha afectado a la mujer, la gente de color, la comunidad homosexual y transexual, y los pobres --en suma, los que no tienen poder.

Por estas razones, yo me uno a la mujer de Texas en oposición a esta medida.


El Senador Rodríguez representa al Distrito Senatorial 29 de Texas, que incluye los condados El Paso, Hudspeth, Culberson, Fort Davis y Presidio. Representa áreas rurales y urbanas, y más de 350 millas de la frontera Texas-México El Senador Rodríguez fue electo en 2010 y es miembro de los comités de Justicia en lo Criminal, Asuntos de Veteranos e Instalaciones Militares, y Organización de Gobierno, sirviendo también como vicepresidente del Comité de Jurisprudencia.

Top