COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Robert Duncan, Distrito 28

De difusión inmediata
Marzo 12, 2009
Contacto: Deon Daugherty Allen
(512) 463-0128

Senadores Duncan y Shapiro introducen medida para asistir a universidades emergentes de investigación

AUSTIN – Los senadores Robert Duncan y Florence Shapiro presentaron legislación para incrementar la competitividad en Texas.

Con la medida SB 1560 y una enmienda constitucional (SJR 35), los senadores intentan vigorizar las universidades estatales que están a un paso de lograr estatus nacional como investigadoras, según descripción de la Junta Coordinadora de Educación Superior de Texas (THECB).

“Texas es un estado maravillosamente diverso, rico en su potencial talento”, dijo el Senador Duncan. “Sería en nuestro propio detrimento que ignoremos el potencial de grandeza entre nosotros”.

La Senadora Shapiro dijo que la medida marca un camino para que las siete universidades emergentes de investigación en el estado obtengan nuevos éxitos.

“Texas ha sido siempre un líder en la educación superior a tantos niveles”, dijo la Senadora Shapiro. “Pero California alardea de tener nueve universidades de investigación de primer nivel, y New York tiene siete. Texas tiene dos públicas –UT y A&M—y una privada: Rice. Pero Texas también cuenta con siete universidades emergentes de investigación que tienen la oportunidad de alcanzar el estatus de primer nivel, y esta medida abriría un camino para que lleguen ahí”.

El Fondo Nacional de Universidades de Investigación (NRUF) sería financiado con fondos invertidos en el Fondo de Educación Superior (HEF). Este fue creado en 1995 con una asignación anual de la Legislatura de $50 millones. La meta para el fondo era que llegara a los $2 billones, cuando el interés devengado reemplazaría la asignación de ingresos generales para las 27 universidades estatales fuera del Fondo Universitario Permanente. Ciclos presupuestarios subsiguientes anularon la asignación anual; el valor actual del fondo es de poco menos de $500 millones.

Los senadores Duncan y Shapiro buscan rededicar el fondo a NRUF y distribuir las futuras ganancias entre aquellas universidades que obtienen el estatus de “universidad emergente de investigación” y cumplen criterios establecidos en la legislación.

Para acceder a los fondos de NRUF, una universidad emergente de investigación debería invertir por lo menos $45 millones en fondos limitados a la investigación, poseer una donación total de por lo menos $500 millones, y satisfacer rigurosos niveles académicos. Estos criterios están basados en recomendaciones de la THECB, que utilizó estándares de medición de autoridades reconocidas en educación superior: la Asociación de Universidades Americanas y el Centro de Medición de Rendimiento Universitario.

El Senador Duncan dijo que la atracción de este criterio es que tiene estándares claros y objetivos.

“Esta legislación está diseñada para alentar a nuestras universidades a competir por la excelencia. Una vez que cumplan estos niveles de objetivos podrían unirse al Fondo y continuar su desarrollo”, señaló.

Actualmente, siete universidades se encuentran a tres o cinco años de obtener el nivel de la NRUF: la Universidad de Texas en Arlington, la Universidad de Texas en Dallas, la Universidad de Texas en El Paso, la Universidad de Texas en San Antonio, la Universidad de Houston, la Universidad del Norte de Texas y la Universidad Texas Tech.

arriba