COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Robert Duncan, Distrito 28

De difusión inmediata
Febrero 11, 2009
Contacto: Deon Daugherty Allen
(512) 463-0128

El Senador Duncan introduce medida para restituir la confianza en el sistema judicial de Texas

AUSTIN – El Senador Robert Duncan introdujo hoy la medida SB 782 y la Resolución Senatorial Conjunta 23 para permitir que los votantes de Texas determinen si los jueces continúan en su posición, ante la apariencia de que el litigante con más dinero es el que gana el juicio la mayoría de las veces.

Esta legislación crearía un sistema de selección por nombramiento, seguida de una elección de retención para mantener o no a jueces de apelación en sus cargos. Todos los jueces actuales pasarían al nuevo sistema y serían sometidos a la elección de retención cuando expire su actual mandato.

“Tenemos que sacar el dinero y la política fuera de nuestro sistema judicial”, dijo el Senador Duncan. “Durante demasiado tiempo, Texas ha sido un blanco fácil para todo aquel que no concuerde con la decisión de un juez. La mayoría de la gente cree que si alguien contribuye altas sumas de dinero a una campaña, saldrán beneficiados. Nadie debería tener miedo del sistema judicial en base a campañas o contribuciones”.

También hoy, el presidente de la Corte Suprema de Texas Wallace Jefferson apoyó un plan de selección basado en méritos, durante su discurso bienal sobre el Estado de la Justicia.

“Me preocupa la percepción pública de que el dinero en las campañas de jueces influencia los resultados. Esta es un área donde la misma percepción destruye la confianza pública”, dijo el Juez Jefferson.

El se refirió a una encuesta reciente que mostró que el 80 por ciento de los participantes –cuatro de cada cinco personas—cree que las contribuciones influencian las decisiones de jueces.

“¿Es nuestro actual sistema de elección de jueces –que alimenta la idea de que la política y el dinero tienen un papel en el estado de derecho—la mejor manera de elegir a los jueces en Texas? El status quo está desequilibrado. Es hora de que Texas establezca altos estándares en la selección de jueces”.

arriba