Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Abril 3, 2013
CONTACTO: Daniel Collins, Asesor General
(512) 463-1027

Senador Lucio y Diputado Naishtat anuncian propuestas para asegurar la calidad de técnicos de laboratorios médicos

Austin, Texas - El Senador Eddie Lucio Jr. (D-Brownsville) y el Diputado Elliott Naishtat (D-Austin) anunciaron la introducción de medidas para asegurar que los tejanos tengan acceso a técnicos de laboratorios médicos con licencia y entrenamiento, garantizando una mayor seguridad para pacientes y exactitud en los resultados de exámenes.

La SB 761 de Lucio y la HB 2297 de Naishtat requerirían que todo técnico de laboratorio clínico que toma exámenes a pacientes cuente con licencia estatal. Actualmente, ni la ley de Texas ni la federal establecen requisitos mínimos para ese personal.

"Bajo la ley actual, los técnicos de laboratorios clínicos no están sujetos a requisitos mínimos de entrenamiento, como le pedimos a otros profesionales médicos. Pero los médicos dependen de la información obtenida por estos técnicos para tomar decisiones de vida o muerte sobre cómo prevenir, diagnosticar y tratar enfermedades", dijo el Senador Lucio. "Un personal insuficientemente entrenado aumenta el costo de la Salud en tiempo, dinero y vidas. Sin certificación, no hay seguridad de que las personas que hacen examenes de laboratorio tengan mínimos estándares de educación y certificación".

Según la Asociación de Ciencia de Laboratorios Clínicos de Texas, requerir certificación mejorará el resultado médico de los pacientes. La licencia asegura que todo técnico de laboratorio clínico reciba un entrenamiento mínimo uniforme. Por esto, los pacientes pueden estar más seguros que no serán sometidos a tratamientos innecesarios, inapropiados e inadecuados.

Crear un registro de personal certificado de laboratorios médicos también mejorará la atención médica a nivel estatal. Primero: una base de datos a nivel estatal facilitará el identificar qué partes del estado no cuenta con personal profesional. Segundo: una base de datos a nivel estatal aseguraría que hay disponible suficiente personal de laboratorio inmediatamente para exámenes microbiológicos críticos en caso de pandemia o actos de terrorismo. Finalmente, la licencia asegurará que Texas pueda identificar mejor a los técnicos que se involucren en conductas no éticas o malapráctica en el uso de sus funciones.

La SB 761 y la HB 2297 crearían un procedimiento de licencias para técnicos de laboratorios clínicos, y establecerían estándares mínimos de competencia y educación. El Departamento de Servicios Estatales de Salud (DSHS) en Texas recibiría autoridad para normativas que determinen los requisitos para la certificación, estándares de conducta profesional para técnicos, y criterios para educación continua. Como fueron introducidas, las medidas ordenarían que las licencias comenzaran en 2015.

Las propuestas no tendrán efectos adversos en los actuales técnicos de laboratorio que trabajan. Según la Asociación de Ciencia de Laboratorios Clínicos de Texas, hay más de 25,000 técnicos sin licencia en Texas. Muchos de estos profesionales recibirían la licencia automáticamente si han trabajado como técnicos por lo menos tres años durante los cinco anteriores a la fecha de su solicitud. Después, los técnicos tendrían que renovar sus licencias cada dos años, completando por lo menos 10 horas de educación continua o una renovación de certificación a través de una organización nacional de certificación. La SB 761 y HB 2297 también crean una licencia provisional para técnicos que se han certificado en otro estado y buscan una certificación rápida en Texas.

Solicitar la certificación no tendrá impacto económico ni en el estado ni para los técnicos de laboratorio. Una legislación similar fue introducida por el Senador Lucio en 2011. En ese momento, se estimaba que el estado podría pagar por el programa mediante un cargo a los técnicos. Según DSHS, los técnicos de laboratorio solo pagarían entre $20 y $35 por su licencia de dos años.

La SB 761 pasó al Comité Senatorial de Salud y Servicios Sociales. La HB 2297 fue referida al Comité de Salud Pública de la cámara baja, del cual el Diputado Naishtat es vicepresidente.

arriba