Senador Eddie Lucio Jr.

COMUNICADO DE PRENSA
Marzo 11, 2013
CONTACTO: Daniel Collins, Asesor General
(512) 463-1027

Humane Society de Estados Unidos urge a legisladores de Texas tratar problemas causados por animales exóticos peligrosos
Propuestas protegerían la seguridad pública y bienestar de animales, prohibiendo la tenencia privada de grandes felinos y algunos primates

Austin, Texas - La organización Humane Society de Estados Unidos (HSUS) agradeció la introducción de una medida que prohibiría al público tener grandes felinos y ciertos primates peligrosos como chimpancés y babuinos en condados con población superior a 75,000 habitantes. Actualmente, Texas tiene de los peores récords en el país de incidentes peligrosos con felinos grandes en cautiverio. La HB 1015 está auspiciada por el Diputado Ryan Guillen (D-31) y la SB 1627 por el Senador Eddie Lucio (D-27).

El Diputado Guillen dijo: "Estos animales pueden causar la muerte e infligir graves heridas, razón por la que introduje esta medida de seguridad pública. Es difícil para las personas cubrir las necesidades especiales de animales salvajes y peligrosos en cautiverio, y asegurar adecuadamente la seguridad de sus vecinos y la comunidad".

El Senador Lucio dijo: "Desde 1990, más niños han muerto o sufrido graves heridas por grandes felinos en cautiverio en Texas que en ningún otro estado. La ley en Texas debe impedir la tenencia de animales peligrosos en sus patios y subsuelos. Estos animales no son adecuados para tener de mascotas. Merecen la atención y respeto que solo puede ser dado en lugares profesionales".

Texas requiere hoy a dueños de animales salvajes peligrosos registrar al animal en la oficina de control de animales municipal o condal, o ante un sheriff, pero no prohíbe directamente la posesión de grandes felinos y primates.

Katie Jarl, directora estatal de HSUS en Texas dijo: "Las tolerantes leyes en Texas hacen del estado un paraíso para dueños de animales exóticos como mascotas y amenaza la seguridad de nuestros residentes. Podría haber más tigres en nuestro estado que los que quedan en libertad en Asia. Se necesitan urgentemente leyes más estrictas para prevenir que dueños privados tengan animales salvajes que ponen en peligro a las comunidades".

Solo en Texas, murieron dos niños y más de cuatro docenas de personas perdieron miembros o sufrieron heridas traumáticas, muchas requiriendo hospitalizaciones, después de ser atacadas, mordidas o arañadas por tigres, leones, leopardos, pumas, chimpancés y otros primates en cautiverio.

Más de 30 estados ya han aprobado leyes que prohíben la posesión de grandes felinos y algunos primates. Ha llegado la hora de que Texas tome una acción decidida en este tema.

Hechos:

Contacto de medios: Niki Ianni: 301-548-7793; nianni@humanesociety.org

arriba