del despacho del Senador Estatal Kirk Watson

COMUNICADO DE PRENSA
DE DIFUSION INMEDIATA

Enero 31, 2011
Contacto: Steve Scheibal, (512) 463-0114

Medida ayudaría a propietarios de tierras a proteger los recursos de agua en Texas

Un grupo bipartito de legisladores, representando partes tanto rurales como urbanas del estado, está apoyando una medida que crearía un incentivo innovador para que los propietarios protejan los recursos de agua, preserven la herencia cultural del estado protegiendo los recursos naturales en propiedades privadas, y avancen un plan integral de agua en Texas –todo sin costo al contribuyente.

Los senadores Craig Estes y Kirk Watson introdujeron conjuntamente el lunes la medida SB 449, que ampliaría la definición estatal de tierra agrícola para incluir también la preservación del agua. El Diputado Allan Ritter planea presentar una medida idéntica en la Cámara de Representantes en los próximos días.

La legislación permitiría a los propietarios que sus tierras sean evaluadas como agrícolas, de cara al impuesto a la propiedad, y recibir lo que suele llamarse exención agrícola del impuesto a la propiedad, si manejan sus tierras de manera que promuevan y sostengan la calidad y preservación del agua.

“Esta medida daría a Texas otra manera de cubrir las extensas demandas en nuestros recursos de agua que sabemos enfrentaremos en las próximas décadas”, dijo el Senador Watson de Austin. “Aprovecharía el poder del sector privado –y la consciente defensa de los propietarios de Texas—para mejorar la calidad y cantidad del agua para todos nosotros”.

La medida trabajaría en conjunto con la Resolución Senatorial Conjunta 16, una enmienda constitucional propuesta que, con aprobación de los votantes, agregaría “preservación del agua” a los usos de la tierra que califican para una tasación impositiva agrícola. Para poder calificar, los propietarios necesitarían tomar acciones específicas en su tierra –como control de la erosión, restitución de especies acuáticas nativas, o implementación de prácticas eficientes de irrigación—que preserven y mejoren los recursos de agua. Además, podrían donar derechos al agua al Texas Water Trust o comprometerse a usar el agua con fines medioambientales.

“Los agricultores, ganaderos y otros propietarios rurales que manejan sus tierras de esta manera no solo están protegiendo la historia rural de Texas –están asegurando su futuro”, dijo el Senador Estes, presidente del Comité Senatorial de Agricultura y Asuntos Rurales. “Debemos crear incentivos para que otros sigan su ejemplo”.

La medida crearía un nuevo tipo en las existentes provisiones de tasación agrícola del impuesto a la propiedad, ya usadas ampliamente para ayudar a propietarios comprometidos no solo a trabajar la tierra sino también a cosas como manejo de vida silvestre y preservación de lugares abiertos. La legislación trata de no costarle dinero al estado, porque los propietarios que calificarían bajo las reglas de preservación del agua probablemente ya sean elegibles y ya aprovechan otro tipo de tasación agrícola.

Al solicitar la tasación por preservación del agua, los propietarios adoptarían prácticas de manejo que simultáneamente mantienen la naturaleza rural de la tierra y fortalecen los recursos de agua del estado.

“Esta es una manera inteligente y efectiva en su costo para que el estado se una a propietarios privados en una meta que todos deberíamos compartir –proteger el agua y todo aquello que depende de ella”, dijo el Diputado Ritter. “Es un nuevo instrumento asequible para ayudar a los tejanos a manejar su propiedad de manera que ayude a todo el estado”.

La idea de un esfuerzo cooperativo para proteger el agua se originó en la Conservación Natural de Texas, que posee más de 30 reservas naturales y propiedades preservadas en Texas, asiste a propietarios rurales a preservar su tierra, y tiene 750,000 acres protegidos en Texas. Laura Huffman, directora estatal de Conservación Natural de Texas, que ha trabajado para proteger los recursos naturales de Texas así como los lugares abiertos, dijo que la legislación crearía un modelo para futuras asociaciones entre los sectores público y privado.

“Conservar nuestro espacio y proteger los recursos de agua son grandes metas, y ni el sector público ni el privado pueden lograr esas metas por sí solos”, dijo Huffman. “Esta medida no es solo buena de por sí, sino que también muestra cómo los tejanos pueden trabajar juntos, en colaboración y creativamente, para mantener nuestro carácter cultural y prepararnos a la vez para el futuro”.

arriba