COMUNICADO DE PRENSA
del Senador Estatal Rodney Ellis

De difusión inmediata
Junio 26, 2013
Contacto:Jeremy Warren, (512) 463-0113

Ellis: "Orgulloso de estar con Wendy por la mujer en Texas"

Austin, Tx - El Senador Rodney Ellis (D-Houston) presentó hoy la siguiente declaración sobre la obstrucción de la Senadora Wendy Davis a la SB 5, la legislación colectiva que reduciría dramáticamente la libertad reproductiva en Texas:

"No podría estar más orgulloso de mi amiga y colega la Senadora Wendy Davis, por su obstrucción a la SB 5. Yo y decenas de miles de tejanos estuvimos junto a ella en su heroica batalla por la salud y opciones de la mujer. Fue un increíble e inspirador momento de una apasionada acción ciudadana y una increíble determinación y fortaleza personal.

La SB 5 fue un ataque sin precedentes, sin lógica ni consciencia a la salud de la mujer. Hubiera eliminado el acceso a servicios reproductivos en todos menos 4 de los 254 condados de Texas, y demolido la capacidad de la mujer en Texas de recibir servicios de atención médica que está constitucionalmente protegida para recibir. Los que se oponen a la libertad reproductiva quieren hacer prácticamente imposible que la mujer en Texas reciba una atención médica legal y segura, pero no quieren enfrentar las consecuencias políticas de intentar prohibir el aborto. Es una estrategia cínica y destructiva, pero lamentablemente efectiva.

En vez de tratar temas que los trabajadores tejanos quieren resolver, continuamos la guerra contra la mujer reduciendo su acceso a la atención médica. La SB 5 promulgaría unas de las limitaciones más restrictivas a la libertad reproductiva en toda la nación. Imponen al Gran Hermano en lo que debería ser un asunto muy privado y personal entre la mujer, su médico y su fe, enmascarándolo en el orwelliano 'protección a la salud de la mujer'.

Las mujeres de Texas merecen mucho mejor.

Durante el debate en el Senado, miembros a favor de esta legislación hablaron elocuentemente sobre la atención al no nacido, señalando que estas medidas aumentarán la calidad y nivel de la atención médica. Ellos, tal vez incrédulos, arguyen que esta legislación contra opciones no tiene nada que ver con limitar el derecho de la mujer en Texas a controlar su propio cuerpo. Pero, suspendamos la incredulidad por un momento y demos a los proponentes de esta mayor erosión de los derechos reproductivos el beneficio de la duda y digamos que están realmente preocupados por la salud de la mujer. Si ése es realmente el caso, entonces la respuesta sería sorprendentemente simple: ampliemos el acceso al seguro médico bajo Obamacare.

Pero ellos se negaron a aceptar una enmienda que ofrecí para realmente mejorar la calidad de vida y salud de las mujeres y familias de Texas.

Esta enmienda hubiera hecho efectivas estas medidas contra-opciones solo si Texas expande Medicaid bajo el Acta de Atención Económica. Con aproximadamente uno de cada cuatro tejanos sin seguro médico y alrededor del 16 por ciento de los niños de Texas sin seguro, esta enmienda hubiera otorgado seguro médico a aproximadamente 1.5 millón tejanos más, incluyendo recursos para mejorar el acceso a una atención de calidad para la mujer, bebés y niños.

La falta de una adecuada cobertura médica hace difícil que las familias de Texas obtengan la atención médica que necesitan, y si la obtienen implica costosos gastos médicos. De hecho, estudio tras estudio demuestra que una de las mejores maneras de proteger y mejorar la salud de mujeres y bebés --nacidos o no--es expandiendo el acceso a un buen seguro médico. Tener cobertura médica contribuye a madres más sanas, niños más sanos, y reduce sustancialmente la mortalidad infantil. De hecho, las mujeres sin seguro médico tienen más posibilidad de recibir una atención inadecuada, un estándar de atención sustancialmente más bajo, y mayor posibilidad de posponer o no solicitar una atención necesaria porque no tiene dinero para pagarla. Esto afecta seriamente a todos los tejanos, especialmente a los niños.

Según el informe Texas KIDS COUNT de 2012, casi el 40 por ciento de las madres de Texas recibieron poca o ninguna atención prenatal, y uno de cada siete bebés nacieron prematuramente. También hizo ver que solo el 58 por ciento de los niños no asegurados son considerados sanos, mientras que el 90 por ciento de los niños asegurados son considerados sanos. Los pacientes asegurados tienen más posibilidad de visitar un médico regularmente y obtener exámenes rutinarios que llevan a una detección y tratamiento temprano.

Demasiados trabajadores tejanos caen en esta brecha donde ganan demasiado dinero para acceder al actual sistema Medicaid pero muy poco para comprar seguro médico en el sector privado. Para esas personas elegibles para la extensión, Medicaid significaría la oportunidad de tener un doctor general y continuar su atención, reduciendo su dependencia en la atención onerosa brindada actualmente en salas de emergencia.

Esta expansión también daría a mujeres previamente no aseguradas acceso a los instrumentos necesarios para su salud, incluyendo servicios de planificación familiar y anticonceptivos, lo que reduciría los embarazos no intencionales, mejoraría el resultado de nacimientos, y reduciría la mortalidad infantil.

Si los proponentes de estas draconianas leyes anti-opciones fueran serios en ayudar a la mujer de Texas, deberían luchar tan duramente por expandir el acceso al seguro médico, no tratando de aprobar medidas que reducirán el acceso, aumentarán las complicaciones y perjudicarán a la mujer. Deberían luchar por medidas que realmente protejan a nuestros más vulnerables y aumenten el acceso a una buena atención para la mujer y la familia, no hacer todo lo posible para obstruir esos esfuerzos.

La triste verdad es que Texas le está fallando a nuestras madres, a nuestros niños y fallando en enfocarse en soluciones que ayuden a todos los tejanos en vez de a estrechos intereses partidistas. La mujer y familias de Texas merecen algo mejor".

arriba